Arcenes con hierbas o fumigados: ¿qué es más peligroso?

Aunque la tendencia masiva de recurrir a la fumigación para controlar las plantas que crecen en los bordes de las carreteras está en decadencia, ésta aún está presente en algunos lugares.  La utilización de productos químicos puede suponer daños colaterales en la fauna, vegetación, acuíferos…. Es aquí cuando hemos de preguntarnos: ¿Qué es más peligroso: encontrar los arcenes de las carreteras con plantas verdes?, o por el contrario ¿verlas secas y quemadas por el efecto del herbicidas?

Es posible que al usar productos químicos se salpique a campos y cultivos contiguos. Pero no solo eso, los pesticidas y herbicidas se filtran por el suelo y contaminan el agua. Mientras se esparcen por el ambiente, se acumulan en peces y aves con resultados, en ocasiones, fatales. Los animales absorben los pesticidas a través de sus pieles, y están expuestos a respirar el aire de una zona rociada con productos químicos.

Alternativas a la fumigación

Acabar con las hierbas espontáneas que crecen en las vías es posible sin tener que recurrir, necesariamente, a los herbicidas. Existen técnicas alternativas, simples, y que no suponen un detrimento para el medio ambienteEntre las alternativas se encuentran los desbroces manuales, la escarda mecánica, o la siega, que consiste en cortar las malas hierbas a cierta altura del suelo.

 

Reflejo real de fumigar

En la siguiente instantánea se  aprecian, a simple vista, los efectos de recurrir a la fumigación para limpiar las plantas que nacen en los bordes de las carreteras. Los  daños en el medio ambiente.son una realidad. Esto ha sucedido en la carretera MU-A-16 de Jumilla, que conecta con la RM-47 y la MU-28-A de la Cañada del Trigo. Tras hablar con los los responsables de medio ambiente de dicha población, han asegurado que desde el municipio no se usan pesticidas y plaguicidas. Por lo tanto, parece ser que ha sido una decisión de la Dirección General. Como bien se puede observar, los productos químicos vuelven a ser los protagonistas, y este es el estado en que han quedado las plantas. Una triste realidad de luces y sombras.

Estado de la vegetación tras fumigar en la MU-A-26 de Jumilla | Ecoactiva

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *