Día Internacional de la Madre Tierra, 22 de abril

¿Cómo y cuándo surge el Día Internacional de la Madre Tierra?

En 1970, cerca de veinte mil personas decidieron salir a las calles en todo Estados Unidos para crear conciencia acerca del impacto que las actividades humanas provocan sobre el medio ambiente.

Desde entonces, más de 1.000 millones de ciudadanos en 190 países participan en este día para reflexionar sobre los problemas de la sobrepoblación, la producción de contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras cuestiones ambientales relacionados con la protección de la Tierra.

No obstante, no fue hasta el 2009 cuando éste día quedó bautizado como “Día Internacional de la Madre Tierra” en la Asamblea General de la ONU, a través de la Resolución 63/278. El objetivo era alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades económicas, las sociales y las ambientales de las generaciones presentes y futuras, y para promover la armonía con la naturaleza y la Tierra.

Cada persona lo hace celebra de una forma distinta, pero siempre poniendo el foco de atención en llevar a cabo medidas para erradicar las malas prácticas de los ciudadanos que van dejando mella en nuestros ecosistemas. Hasta el momento ya son 49 los logros medioambientales alcanzados desde el primer día que se celebró el Día Internacional de la Madre Tierra.

¿Cómo podemos celebrarlo?

STOP A LOS AUTOMÓVILES. ¿Dejamos aparcado el coche? Opta por ir caminando a los sitios o, si está un poco lejos, utiliza tu bicicleta. Muchas veces no encontramos el momento de cogerla, pues hoy puedes volver a disfrutar de ella. Con ello contribuirás a frenar la contaminación, además de mejorar tu salud.

REGLA DE LAS “3 RS” EN CASA: REDUCIR, REUTILIZAR Y RECICLAR. Dejar de llevar a cabo nuevas conductas por pereza a cambiar nuestra rutina es una realidad. Pero el Día Internacional de la Madre Tierra puede ser la excusa ideal para comenzar a reducir nuestro consumo de electricidad o de agua, de productos enlatados o envasados en plásticos. Si, realmente, es inevitable hacer uso de ellos puedes optar por reciclarlos o reutilizarlos en casa. El hecho de reutilizarlos puede ser una actividad divertida: existe un gran abanico de posibilidades para diseñar objetos decorativos y colocarlos en nuestro hogar.

PLANTAR ÁRBOLES Y PLANTAS ORNAMENTALES EN EL JARDÍN. Dale color a tu casa y a tu jardín. Ten en cuenta que las plantas son como los pulmones del medio ambiente y ayudan a purificar el aire contaminado. Es más, transmiten energía positiva: cuidar de ellas y ver que crecen sanas mejorará tu estado de ánimo.

RECOGER LA BASURA QUE ENCONTREMOS. Pasear por la calle, la montaña, o la playa y tropezarte con papeles, plásticos o botellas es una triste realidad. Por eso, hoy sal de casa con una bolsa de tela y recoge los residuos con los que te encuentres. Si lo haces en familia podéis organizar una pequeña competición para que los más pequeños  se interesen en esta iniciativa. ¡Basta ya de ignorarlos y golpearlo con los pies!

 

Deja volar tu imaginación y aporta tu granito de arena de cualquier otra forma. ¡Solo tú tienes el poder de elegir cómo cuidar de tu hogar, de nuestro hogar!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *