Hoy, 3 de marzo, se celebra el Día Mundial de la Naturaleza

Mil docentes trabajan por naturalizar las aulas

Cerca de 40.000 niños conectan con su entorno natural gracias a la labor de estos profesores que forman parte de Naturaliza, el proyecto de educación ambiental de Ecoembes.

A día de hoy, 5.200 especies de animales se encuentran en peligro de extinción a causa, entre otras, del cambio climático o la destrucción de hábitats, según datos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, el organismo internacional con mayor potestad sobre el problema.

Hoy, Día Mundial de la Naturaleza, que tiene como objetivo concienciar acerca del valor de la fauna y la flora salvajes, es importante recodar que cada decisión individual tiene un impacto global y, de igual forma, cada pequeño gesto puede tener beneficio colectivo.

En este contexto, la educación ambiental juega un papel clave. Conscientes de ello, cerca de 1.000 profesores de primaria llevan el cuidado del medioambiente a sus aulas a través de Naturaliza, el proyecto de educación ambiental de Ecoembes. Los docentes reciben un curso de formación para adquirir conocimientos y actitudes que les lleven a reflexionar sobre sus hábitos cotidianos y a transmitir a sus alumnos la importancia de cuidar el medioambiente. Además, para hacer esto último, tienen a su disposición un banco de recursos para aplicar en aula el contenido curricular con una mirada ambiental.

Pero con este programa los niños no solo aprenden en las aulas, sino que salen a su entorno natural para poder impartir los contenidos curriculares fuera de la escuela, aprovechando los recursos naturales. Así, a través de un aprendizaje experiencial, los niños pueden conocer de primera mano los retos a los que se enfrenta el planeta y ser poco a poco más conscientes de la realidad ante la que nos encontramos y cómo pueden ser partícipes en su solución. Un ejemplo de ello es dar una clase de lengua en un entorno natural trabajando los verbos a la vez que se escucha la naturaleza. Además, los más pequeños aprenden oraciones que representan acciones cotidianas que degradan el medio ambiente y conjugan los verbos para proponer soluciones.

Naturaliza hace uso del descubrimiento, la interacción y la reflexión con los seres vivos del espacio para que los más pequeños sientan su compromiso con el planeta. Asimismo, el proyecto continúa su andadura poniendo el foco en la “renaturalización” de la escuela, introduciendo elementos naturales dentro de los colegios.

“La educación es una de las herramientas más poderosas para cambiar el mundo, para remover conciencias. En días como hoy, es necesario recordar la importancia de fomentar una educación ambiental activa y agradecer a todos aquellos docentes que están poniendo todo su empeño en formar alumnos comprometidos con el cuidado de nuestro planeta”, asegura Nieves Rey, directora de Comunicación y Marketing de Ecoembes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.