Día Mundial de las Aves Migratorias: Las aves conectan nuestro mundo

  • SEO/BirdLife se suma al Día Mundial de las Aves Migratorias que se celebra mañana, 9 de mayo, bajo el lema “Las aves conectan nuestro mundo”, y te invita a registrar en eBird las especies que observes desde tu casa o en tus paseos por tu ciudad o tu pueblo
  • Las aves migratorias como las golondrinas, vencejos y aviones no conocen fronteras y conocer sus rutas y las amenazas que sufren en sus largos viajes es fundamental para su conservación
  • Desde 2011 SEO/BirdLife trabaja para conocer la migración de las aves a través del programa Migra, que cuenta con la colaboración de la Fundación Iberdrola España

Mientras estamos en plena alerta mundial por la COVID-19, con gran parte del mundo con movilidad reducida, las aves migratorias se encuentran en plena migración prenupcial regresando a sus nidos y zonas de cría. Desde SEO/BirdLife recordamos la importancia de proteger a estas viajeras en el Día Mundial de las Aves Migratorias, pues ahora más que nunca son importantes bioindicadores de la calidad del planeta.

El sábado 9 mayo personas de todo el mundo celebrarán el Día Mundial de las Aves Migratorias (WMBD) una campaña mundial dedicada a la concienciación sobre las aves migratorias y la necesidad de cooperar internacionalmente para conservarlas. Además coincide con la celebración del Global Big Day donde miles de aficionados a las aves registrarán en eBird sus observaciones de aves en todo el mundo.

Este año, el lema es “Las aves conectan nuestro mundo”, para destacar la importancia de conservar y restaurar la conectividad ecológica y la integridad de los ecosistemas que apoyan los ciclos naturales y que son esenciales para la supervivencia y el bienestar de las aves migratorias. El lema también subraya el hecho de que las aves migratorias forman parte de nuestro patrimonio natural compartido, y que dependen de nosotros para su futura conservación más allá de las fronteras administrativas.

Las aves migratorias ya están aquí

“Este año, en que el estado de alarma nos limita nuestros movimientos, SEO/BirdLife quiere destacar la importancia de las aves migratorias que conviven con nosotros en pueblos y ciudades, y que podemos observar cómo vuelven de su viaje migratorio desde nuestras ventanas y en nuestros paseos. Más que nunca necesitamos ciudades más saludables y sanas que acojan a estas y a otras aves durante todo el año”, reconoce Ana Bermejo, coordinadora del programa Migra de SEO/BirdLife.

Las especies urbanas migratorias por excelencia son la golondrina común, el avión común y el vencejo común. Golondrinas y aviones pasan el invierno en el Sahel africano a 2.500 km de sus nidos, mientras que el vencejo común inverna más lejos, a más de 9.000 km, en las selvas y sabanas de Tanzania y Kenia. Todos ellos son capaces, gracias a su excelente sistema de navegación, de regresar a criar a un mismo lugar año tras año.

La cigüeña blanca era otra de las conocidas migradoras que regresaba del Sahel todas las primaveras. No obstante, los cambios que produce el ser humano en el mundo han hecho que haya cambiado su estrategia migratoria en las últimas décadas, y ahora el 80% de los adultos reproductores inverna en España.

Para los amantes de las rapaces el cernícalo primilla y el autillo europeo son algunas de las especies migradoras de que disfrutamos en las ciudades. El cernícalo primilla es una pequeña rapaz colonial de la que podemos disfrutar incluso en grandes núcleos urbanos, como en las catedrales de Sevilla y Jaén, o en la Iglesia de San Esteban en Segovia. Los autillos, como rapaces nocturnas que son, son más difíciles de ver, pero muy fáciles de escuchar cerca de parques y jardines, sobre todo al atardecer cuando su reclamo sonoro y repetitivo, puede recordar a más de uno a la alarma de un coche en plena zona urbana.

Especies migratorias menos conocidas pero también cercanas en ciudades y pueblos son el vencejo real, el vencejo pálido y el zorzal común (esta última se ve sobre todo en parques y jardines).

Necesidad de un nuevo derecho por un medio ambiente sano

Estamos inmersos en la doble crisis del clima y de la biodiversidad, que ha puesto a más de un millón de especies en peligro de extinción, y que también afecta negativamente a la salud humana. La pandemia actual tiene sus raíces en la pérdida de hábitat y el comercio ilegal de especies.Y como en el caso de las crisis climática y de la biodiversidad, la COVID-19 pone de relieve una vez más la necesidad y la posibilidad de que la humanidad tome conciencia de que estamos todos conectados como demuestran las aves migratorias y trabaje de forma unida y coordinada para dar una respuesta urgente.

Por ello, BirdLife International ha hecho un llamamiento a Naciones Unidas para que el derecho a un medio ambiente sano pase a ser un derecho humano fundamental con la campaña #1Planet1Right 

ecoactiva

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.