La emergencia climática debe ir acompañada de una reducción de emisiones más ambiciosa

Hoy, 21 de enero, el Congreso ha aprobado la declaración de Emergencia Climática, ya prevista desde septiembre de 2019. Amigos de la Tierra celebra la noticia, aunque hace hincapié en la necesidad de que vaya acompañada de medidas efectivas que estén a la altura de la crisis climática.

Esta mañana, el Consejo de Ministros ha dado luz verde a la declaración de emergencia climática en el Estado español. Un paso indispensable tras la declaración de intenciones del Gobierno en materia ambiental y más en concreto sobre la transición ecológica. La organización ecologista señala que esta aprobación requiere de un fuerte compromiso por parte del gobierno para poner en marcha de forma urgente las políticas necesarias que hagan frente al aumento de temperatura.

En los próximos meses, el Gobierno deberá demostrar su compromiso con la aprobación de un “Paquete de energía” ambicioso, compuesto principalmente por la Ley de Cambio climático y Transición Energética, El Plan Nacional Integrado de Energía Clima (PNIEC),  así como la Estrategia de Descarbonización para 2050 entre otros. En los mismos deberá reflejar un objetivo de reducción de emisiones mayor al actual para 2030, en línea con la ciencia y con la reducción del 55% planteada por el Parlamento Europeo, así como reflejar las acciones para alcanzarlo. Amigos de la Tierra reitera que está será la única vía posible para lograr la transición ecológica.

La declaración de Emergencia Climática ya fue adoptada por el Parlamento Europeo el pasado mes de noviembre, al igual que numerosos municipios como Sevilla, Barcelona o Madrid. Ahora es el momento de elevar esta emergencia a todo el Estado español, reconociendo públicamente la grave situación en la que se encuentra el planeta, los seres vivos y ecosistemas, tal y como evidencia la comunidad científica a través de informes sobre el estado de la biodiversidad del  IPBES y sobre el calentamiento global de 1,5º del IPCC.

Esta declaración debe entenderse como un primer paso que deberá  sustanciarse de forma real y efectiva, y que debe estar en línea con las indicaciones de la ciencia y limitar así el aumento de temperatura global a 1,5ºC. Para este fin es indispensable el compromiso de todos los sectores y plantear medidas transversales que nos sitúen en la senda de la descarbonización.

Por este motivo, desde Amigos de la Tierra exigen que la declaración de Emergencia Climática se acompañe de una hoja de ruta con objetivos más ambiciosos que los actuales y medidas adecuadas que estén a la altura del problema. Estos compromisos deben ser vinculantes y estar acompañados de recursos económicos que los hagan factibles. En un contexto en el que las emisiones no paran de subir año tras año, reducirlas y poner en marcha, por tanto, medidas de adaptación y mitigación son las únicas maneras de proteger el futuro del planeta, de las personas y de los ecosistemas.

Teresa Rodríguez Pierrard | Amigos de la Tierra

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *