Más de 14.000 personas realizan actividades de voluntariado de Cruz Roja en la Comunidad de Madrid

  • Mujer, joven y con estudios superiores, es el perfil del voluntariado en la región.
  • Cruz Roja lanza una App para que las personas puedan realizar el voluntariado a su medida.

En la conmemoración del Día Internacional del Voluntariado, Cruz Roja en la Comunidad de Madrid quiere agradecer y reconocer el compromiso de las 14.145 personas voluntarias de la organización que realizan su labor de forma solidaria y desinteresada en la región de Madrid.

El voluntariado de Cruz Roja en Madrid está compuesto por un 64,5% de mujeres y un 35,5% de hombres, con una edad media de 41 años.  El grupo de edad más numeroso es el de personas entre 21 y 30 años (un 28%). En cuanto al nivel de estudios, un 50% tiene estudios superiores o de postgrado.

También cabe señalar que más del 19% del voluntariado de Cruz Roja en la Comunidad de Madrid es de origen extranjero y que la permanencia media del voluntariado en la región actualmente está cercana a los 5 años. Por otra parte, los proyectos con mayor número de personas voluntarias son Centro de Día Infantil y Promoción del Éxito Escolar.

Según señala Victor Quirós, director de Voluntariado de Cruz Roja en la Comunidad de Madrid, “no existe ninguna forma de participación en la sociedad más loable que la realización de actividad voluntaria, basada en la Humanidad, en ofrecer a personas desfavorecidas nuestro tiempo, nuestra sonrisa, nuestras manos y nuestro conocimiento para intentar paliar las situaciones de injusticia y desigualdad que nos encontramos en nuestra sociedad”. A este respecto, Quirós añade que “este año, más que nunca, queremos reconocer y agradecer al voluntariado su compromiso, dedicación, esfuerzo y solidaridad, y rendir un sincero homenaje a la figura del Voluntariado Tutor”.

Y es que en el último año se ha consolidado en Cruz Roja en la Comunidad de Madrid una figura clave para la organización. Se trata del “Voluntariado Tutor”, persona encargada de acompañar a las nuevas personas voluntarias durante sus primeros días de actividad, ayudándolas en su proceso de incorporación a través del intercambio de conocimiento, respondiendo dudas y compartiendo experiencias, desde un rol basado en la comunicación y la relación interpersonal.

Nueva app #VoluntariadoATuMedida

Todas las actividades de voluntariado precisan de la colaboración y ayuda de más personas. Los ámbitos en los que pueden actuar los voluntarios y voluntarias dentro de Cruz Roja son: la atención a personas mayores, infancia y juventud, así como la ayuda a las personas migrantes y refugiadas, actividades de socorros y emergencias, salud y medioambiente o extrema vulnerabilidad, entre otras.

Ahora, para facilitar mucho más la incorporación y elección del proyecto en el que colaborar, Cruz Roja ha lanzado una nueva App, #VoluntariadoATuMedida (http://voluntariadoatumedida.org/), una nueva herramienta que demuestra cómo la innovación y la utilización de tecnologías como la geolocalización han cambiado la forma de hacer el voluntariado en la organización. Gracias a la nueva aplicación móvil de Cruz Roja, ayudar ahora es más fácil porque la persona interesada puede adaptar el voluntariado a su tiempo e intereses y colaborar en actividades cercanas, incluso desde su propio domicilio.

Los países de la UE deben aumentar sus compromisos climáticos

  • Un nuevo informe de CAN Europe analiza los Planes Nacionales de Clima y Energía que los países de la UE tienen que entregar dentro de un mes
  • Los Estados miembros deben ver los objetivos climáticos de la UE para 2030 como una base a superar para cumplir el Acuerdo de París.

Después de que los países de la Unión Europea enviaran sus Planes de Energía y Clima provisionales a la Comisión Europea, y esta los analizara enviando a su vez –mes de junio- recomendaciones de mejora, la organización CAN (Climate Action Network) Europe ha lanzado hoy su informe “El tiempo corre” en el que estudia los compromisos nuevos asumidos por los Estados miembros. Y eso sucede justo a un mes de que se cumpla el plazo para aprobar los documentos finales.

Este nuevo informe publicado hoy señala que, aunque se han producido algunas mejoras, los Estados miembros deben hacer más durante el mes de diciembre para asegurarse de cumplir al menos los objetivos de clima y energía a 2030 de la UE (por no hablar de los objetivos del Acuerdo de París, que requerirá de mayores esfuerzos).

Entre los últimos pasos dados en el continente, el Parlamento Europeo, el nuevo presidente de la Comisión Europea y un número creciente de gobiernos ya han pedido que se aumente el objetivo de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero del 40% al 55% en comparación con los niveles de 1990. Y, por poner un ejemplo, Dinamarca se ha comprometido a aumentar su objetivo 2030 al 70%, y está actualizando su borrador.

En varios países, España incluida, el informe de CAN no puede valorar el progreso del plan al no contar con una segunda versión que tenga en cuenta las observaciones de la Comisión Europea o las sugerencias durante la consulta pública. En el caso español, el borrador se envió a la Comisión Europea el pasado febrero antes de la consulta pública y por lo tanto la sociedad no pudo debatir este documento previo e influir en sus contenidos. A pesar de ser un documento muy completo en los contenidos y con un alto nivel técnico, el borrador del Plan para España fue criticado por la falta de compromiso en la reducción de las emisiones al proponer un objetivo para 2030 de la mitad de la ambición de la UE (ya insuficiente) de -40% respecto a 1990. En particular, hubiese sido deseable que la agricultura contase con un mayor peso dentro del plan.

David Howell, responsable de Clima y Energía de SEO/BirdLife, ha comentado que «Mientras las emisiones mundiales siguen creciendo, la ONU ha resaltado esta semana cómo entre los años 2020-2030 deberían disminuir un 7,4% anual para intentar limitar el aumento promedio de la temperatura mundial en un 1,5ºC para finales del siglo. El objetivo propuesto por España de bajar las emisiones de 327 millones de toneladas anuales en 2020 a 227 millones en 2030 equivale a una tasa anual de reducción de 3,6%, menos de la mitad del mínimo propuesto por la ONU a nivel mundial. Por tanto, la necesidad de mejorar el plan de España es patente y urgente.”

Renovables y eficiencia
CAN Europe destaca algunos progresos respecto a las contribuciones nacionales de energías renovables y eficiencia energética. Sin embargo, solo unos pocos Estados miembros han hecho declaraciones específicas sobre el aumento de sus contribuciones hasta ahora, especialmente para ir más allá de lo mínimo requerido. Grecia, por ejemplo, es el único país hasta el momento que ha anunciado que planea aumentar su contribución a las energías renovables por encima del nivel recomendado.

Con respecto a los combustibles fósiles, tres países más -Grecia, Hungría y Eslovaquia- se han unido a la lista de países de la UE que se comprometen a eliminar el carbón en el sector eléctrico para 2030 desde los primeros borradores. Esto significa que la gran mayoría del carbón restante en 2030 se ubicará en cinco Estados miembros si no mejoran sus PNEC: Bulgaria, Chequia, Alemania, Rumania y Polonia.

Eliminar subsidios
La Comisión Europea ha recomendado a los países de la UE que informen mejor sobre sus subsidios a los combustibles fósiles y tomen medidas para eliminarlos gradualmente en sus planes climáticos finales. A pesar de la información más detallada proporcionada sobre los subsidios, los gobiernos aún carecen de planes integrales sobre cómo eliminarlos para 2030. Desplazar los flujos financieros de los combustibles fósiles hacia la energía limpia debe clasificarse entre las principales prioridades de todos los Estados miembros a medida que finalizan sus planes.

Los ministros de energía de la UE debatirán el estado de los proyectos de PNEC el 4 de diciembre. Para Wendel Trio, director de Climate Action Network (CAN) Europe, “A los Estados miembros les queda un mes para mejorar sus planes. Está claro que la calidad de estos planes pesará mucho en la capacidad de la UE para actuar sobre el cambio climático en la próxima década. Deben establecer vías claras que permitan al bloque aumentar su objetivo climático, alejarse de los combustibles fósiles y acelerar el ritmo hacia economías totalmente eficientes y basadas en energías renovables».

“Pero la implementación de las recomendaciones de la Comisión Europea –añade Trio- es solo el punto de partida. Los Estados miembros deben ver los objetivos climáticos y energéticos actuales de la UE para 2030 como una línea de base que deben superar para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a la escala necesaria para mantenerse en el camino con el Acuerdo de París «.

Finalmente, concluye Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife, “Este informe nos recuerda la importancia de actuar con mucho más compromiso y decisión en nuestro país. Sea desde el Gobierno central, las comunidades autonómas o en los muncipios,, no nos queda otra: necesitamos planes que nos comprometan a reducir las emisiones de forma mucho más rápida, con medidas y presupuestos a la altura. Debemos poner en marcha planes más ambiciosos en esta legislatura y la celebración de la COP en Madrid es una oportunidad de oro para impulsar políticas climáticas, valientes, eficientes y coherentes.

Informe «El tiempo corre» de CAN Europe sobre seguimiento de Planes Nacionales de Energía y Clima UE

 

 

Cómo transformar un residuo contaminante en un fertilizante

  • El proyecto Relive Waste pretende transformar diferentes formas de residuos ganaderos en estruvita, un fertilizante que permitiría cerrar el ciclo de nutrientes a escala de granja, reducir impactos sobre el medio natural y contribuir a la competitividad del sector
  • La Fundación Global Nature (FGN) trabaja en este proyecto de investigación que pondrá en marcha cuatro plantas piloto en los cuatro países participantes, España, Italia, Bosnia-Herzegovina y Chipre

Un trabajo de investigación prometedor pero complejo que aborda la ganadería porcina intensiva, una actividad que genera grandes cantidades de purines, que suponen una importante fuente de contaminación para el medio ambiente y un problema de gestión para las granjas. Y lo hace con el objetivo de transformar un residuo en un elemento valioso, como es un fertilizante. Así, se trata de un buen ejemplo de economía circular: se recuperan nutrientes y se evita el consumo de recursos agotables. Los purines y estiércoles son ricos en fosfatos y nitrógeno y recuperarlos es una manera de reducir un impacto ambiental a la vez que recircularlos de nuevo hacia el sector en beneficio tanto del agricultor (ahorro en fertilizante o incluso venta de fertilizante), como de la sociedad (ya que el fosfato que hoy se incluye en los abonos proviene de minas sobreexplotadas y reducir la dependencia resulta estratégico).

La Fundación Global Nature (FGN) está trabajando en este proyecto demostrativo llamado Relive Waste que en la actualidad se encuentra en su primera fase y que pondrá en marcha cuatro plantas piloto en los cuatro países participantes (España, Italia, Bosnia-Herzegovina y Chipre). En concreto, en nuestro país será en Segorbe (Valencia), en unas instalaciones de la Generalitat Valenciana, y estará operativa a finales de año.

El objetivo de esta iniciativa es transformar diferentes formas de purines (con diferentes grados de pre-tratamiento) en estruvita, un fertilizante orgánico-mineral que además de ser estable químicamente, es fácilmente manipulable y asequible económicamente. Según los expertos, los beneficios que podría conllevar esta iniciativa, en la que trabaja la FGN, trascienden la transformación de los residuos en un material con valor añadido. De hecho, pasarían por reducir el volumen de purines en granjas, evitar lixiviados de nitrógeno y fósforo por aplicación de volúmenes excesivos de purines y/o en periodos no adecuados, evitar emisiones de gases de efecto invernadero o contribuir a la futura normativa sobre biofertilizantes, entre otros.

En una segunda fase, el fin del trabajo es dar a conocer la tecnología entre ganaderos y administraciones para fomentar su uso y animar a que se invierta o se apoye con políticas de la Política Agraria Común (PAC).

Al final, se trata de comprobar que la estruvita es un buen fertilizante y conseguir su reconocimiento como tal. Actualmente, hay muchos nuevos fertilizantes que provienen del aprovechamiento de residuos agroganaderos y agroalimentarios, pero la tecnología va por delante y esta es parte de la clave del Relive Waste. Este es un proyecto europeo financiado a través del programa Interreg Med en la línea Green Growth. Este proyecto se desarrolla desde principios de 2018 hasta mediados del año 2020.

Ajustar la tecnología a la granja

Este proyecto no pretende testar la tecnología en sí, que en la actualidad ya existe, sino ajustar la tecnología a escala de granja. Para ello, se trabajará con los purines tal y como vienen de granja o con los tratamientos más comunes, para que la transferencia de la tecnología al sector sea realista. Además, se analizará el valor de la estruvita obtenida y su coste, para ver si puede competir con otros fertilizantes del mercado, así como el valor del fertilizante obtenido, que los comercializados y su ciclo de vida de la estruvita (es decir, los pros y contras medioambientales).

Patricia Ruiz Rustarazo

Campaña para concienciar sobre las consecuencias de abandonar resiudos higuiénicos o tirarlos por el inodoro

‘La Criatura’, el nombre de la campaña de LIBERA, el proyecto creado por SEO/BirdLife en alianzas con Ecoembes, va acompañada del informe Tirando de la cadena de la higiene personal: la naturaleza como retrete; del retrete al entorno. Un recopilatorio que muestra el impacto de estas prácticas y propone soluciones para toda la sociedad.
La falta de información, de instalaciones suficientes y de concienciación, entre los principales motivos por los que los ciudadanos se deshacen de forma indebida de este tipo de residuos.
Muchos de los residuos higiénicos que se desechan indebidamente en la naturaleza o en el inodoro, como las toallitas, contienen plásticos. Además, pueden ser un vector de patógenos que afecten a los entornos naturales.
En la última campaña de ‘1m2 por los ríos, embalses y pantanos’, de los más de 30.400 desechos encontrados, las toallitas húmedas fueron de los objetos más comunes.
Madrid, 26 de noviembre de 2019- Múltiples productos sanitarios o destinados a la higiene personal terminan diariamente abandonados en la naturaleza o en el inodoro. El váter es la puerta de entrada de diversos residuos de pequeño tamaño, de consumo rápido y frecuente que pueden terminar en los entornos marinos y fluviales. Esta práctica, junto a la de abandonar residuos higiénicos en la naturaleza, que muchos ciudadanos practican en parte por el desconocimiento de las consecuencias, puede tener un alto impacto ambiental.

Con el fin de concienciar sobre este problema, el Proyecto LIBERA, creado por SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, pone en marcha una nueva campaña de sensibilización para alertar sobre las consecuencias de tirar residuos higiénicos en la naturaleza y en el inodoro. ‘La Criatura’, así se llama la campaña, va acompañada del informe Tirando de la cadena de la higiene personal: la naturaleza como retrete; del retrete al entorno, donde se citan diversos estudios que muestran datos de la incidencia e impacto de este problema creciente y propone algunas soluciones disponibles para cada agente de la sociedad: ciudadanos, administraciones, industria, organizaciones sin ánimo de lucro.

Impacto en la naturaleza y en la salud

Toallitas húmedas, lentillas, bastoncillos para los oídos, compresas, tampones, preservativos, todos estos residuos que se abandonan directamente en los espacios naturales o se desechan incorrectamente por el váter son perjudiciales para el medio ambiente. Ya sea por el material con el que se fabrican o por como interaccionan con las especies y los espacios naturales.

Uno de los principales problemas se encuentra en el hecho de que casi todos los productos higiénicos contienen en diferente medida plástico. Por ejemplo, los bastoncillos de los oídos, que se estima que necesitan 300 años para descomponerse, los tampones o los preservativos suponen una amenaza para el medioambiente cuando se abandonan directamente en los espacios naturales o cuando llegan a ellos accidentalmente a través del circuito de las aguas residuales. Estos residuos plásticos que acaban en la naturaleza son una gran amenaza tanto por ingesta como por enredo llegando a causar la muerte de un gran número de aves, tortugas y mamíferos marinos.

Además, estos plásticos acaban fragmentándose dando lugar a los microplásticos, partículas de menos de 5mm que no son solubles en agua y cuya persistencia en los entornos naturales es muy elevada. Un ejemplo son las lentillas, cuyas partículas fragmentadas pueden ser ingeridas por especies marinas.

Toallitas y bastoncillos de oídos cada vez más numerosos en la naturaleza

Los motivos por los que los ciudadanos se deshacen de forma indebida de este tipo de residuos, directamente en el entorno natural o a través del inodoro son diversos, pero se pueden diferenciar. Por un lado, se debe a la falta de información y de instalaciones suficientes y por otro, a la falta de concienciación y civismo por parte de los usuarios.

Así, un estudio realizado por el programa Clean Coasts y Irish Water, dentro de la campaña “Think Before You Flush”, demostró que la razón principal por la que se arrojan objetos inadecuados por el váter es la falta de conocimiento[i][i].

Como consecuencia, y según un informe de la Comisión Europea de 2016, de entre todos los objetos que se tiran inadecuadamente por el inodoro, los más comunes son los productos utilizados en el cuarto de baño: bastoncillos de algodón, compresas, tampones y sus aplicadores de plástico, algodón, preservativos o ambientadores. Entre estos productos se encuentran también las toallitas húmedas que, según la Asociación Española De Abastecimientos De Agua Y Saneamiento (AEAS), cada español utiliza al año más de 15 kg.

Este alto consumo y el hecho de tirarlos por el inodoro implica que la red de alcantarillado también se vea afectada por la acumulación de estos productos. Se estima que, cada día, se desechan 70.000 salvaslips, 2,5 millones de tampones y 1,4 millones de compresas[ii][ii]según estudios realizados en Reino Unido.

El recorrido de los desechos resulta más corto cuando estos se depositan directamente en la naturaleza. Según datos obtenidos por el Ministerio para la Transición Ecológica en el programa de seguimiento de basuras marinas en las playas (2013-2018), la basura encontrada en nuestras costas está en su mayoría relacionada con las actividades turísticas (26%) seguido por el transporte marítimo o navegación (14%), con objetos eliminados por el váter (7%) y con las actividades pesqueras (3%).

La campaña ‘1m2 por los ríos, embalses y pantanos’ promovida por LIBERA y llevada a cabo en marzo de 2019 en los entornos fluviales de la península ibérica demostró que, de los más de 30.400 desechos encontrados, las toallitas húmedas fueron de los objetos más comunes, llegando a recoger hasta 1.000 toallitas encontradas en aproximadamente 2.209 ha.

Además, un estudio realizado en el marco del Proyecto LIBERA, y tras encuestar a 5.000 ciudadanos de toda España (Actitudes frente a la basuraleza), muestra que la percepción de los ciudadanos es que los residuos de higiene personal han aumentado su presencia en playas y mares un 4,7% en 2019 con respecto al año anterior. Estos mismos ciudadanos han observado un aumento de un 2% de este tipo de residuos en la montaña, el monte y el campo, colocándose en noveno lugar por detrás de las botellas de plástico, los escombros y las colillas.

¿Qué soluciones existen?

El informe recoge una batería de soluciones a varios niveles. Por un lado, las organizaciones ambientales han de diseñar y ejecutar acciones de sensibilización y concienciación dirigidas a toda la ciudadanía. En el caso del Proyecto LIBERA, cuenta con el apoyo de 740 entidades y asociaciones de diverso tipo y trabaja a través del conocimiento, la prevención y la participación para acabar con la basuraleza.

Además, la obtención de datos es primordial para definir las medidas adecuadas para acabar con un problema. En este sentido, LIBERA, junto con la Asociación Hombre y Territorio (HyT) ha impulsado este año el primer proyecto piloto para elaborar un protocolo de muestreo, detección, análisis e interpretación de microplásticos en ríos y otros ecosistemas acuáticos continentales. También, en el marco del Proyecto LIBERA, junto con el CSIC se está trabajando en un estudio ambicioso para conocer el impacto de la basuraleza en Áreas Importantes para la Conservación de las Aves y la Biodiversidad (IBA).

Por otro lado, a nivel individual, los ciudadanos deben adquirir nuevos hábitos preventivos mediante consumo responsable y no tirar por el váter nada que no sean las deposiciones, orina, papel higiénico tradicional y papel higiénico húmedo debidamente etiquetado, en caso de duda este debería tirarse al contenedor gris. Asimismo, deben ser conscientes del impacto ambiental y de salud que ocasionan principalmente los residuos sólidos no biodegradables cuando se abandonan en el medio natural.

Por su parte, las instituciones públicas pueden aportar información y fomentar la concienciación necesaria a través de campañas de sensibilización sobre el uso adecuado del entorno natural y del váter. Asimismo, deben velar por un sistema de depuración de aguas efectivo y eficiente que impida que los residuos arrojados por el váter acaben en la naturaleza.

Por parte del sector industrial, una de las soluciones pasa por promover la innovación y el ecodiseño de los productos de consumo doméstico, principalmente en aquellos para la higiene personal y que actualmente son de un solo uso. En el caso del sector turístico, tienen que realizar una importante labor de información y sensibilización hacia el turista.

“Desde LIBERA creemos que es necesario promover un cambio de comportamiento en los ciudadanos, y para ello es fundamental informar, educar y concienciar sobre las consecuencias de abandonar residuos en la naturaleza y tirarlos por el inodoro. Desde todos los sectores se debe hacer un esfuerzo colectivo para construir un futuro sostenible”, ha señalado Sara Güemes, coordinadora del Proyecto LIBERA en Ecoembes.

Por su parte, Miguel Muñoz, coordinador del proyecto LIBERA en SEO/BirdLife, ha destacado que “El váter es la puerta de entrada de diversos residuos de pequeño tamaño, de consumo rápido y frecuente que terminan en los entornos naturales, suponiendo un alto impacto ambiental y económico. Con esta campaña pretendemos poner el foco en un problema en ocasiones desconocido por la ciudadanía”.

 

La COP25 necesita contar con la biodiversidad para alcanzar el Acuerdo de París

  • Más allá de avanzar en los imprescindibles compromisos con la reducción de las emisiones y la financiación climática bajo el Acuerdo de París, SEO/BirdLife espera que esta Cumbre del Cambio Climático sea el punto de inflexión para pasar a la acción.
  • La ONG no solo mira las obligaciones en cuanto a la reducción de emisiones, y pone el foco también en la conservación de la naturaleza, como única salvaguarda de los sistemas y recursos naturales que mantienen la vida.

Esta mañana SEO/BirdLife ha presentado sus expectativas de cara a la próxima Cumbre del Convenio Marco de la ONU sobre Cambio Climático (la COP 25 del CMNUCC) que tendrá lugar en Madrid del 2 al 13 de diciembre. La ONG conservacionista ha dejado claro que, de acuerdo con el lema de la COP25 ‘urge actuar’, el cumplimiento del Acuerdo de París solo será posible con un salto cualitativo en el compromiso y la acción por conservar y restaurar la naturaleza.

Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife ha declarado que: “Las evidencias y los datos científicos están en el escenario como anclajes para actuar sin más demora. El tiempo del negacionismo es pasado y solo podemos mirar al futuro siguiendo las indicaciones de la ciencia. Esta COP25 debe marcar un punto de inflexión. La próxima década es decisiva. Urgen políticas climáticas valientes, eficientes y coherentes, que deben contar con la naturaleza».

«La COP 25 es la oportunidad de poner a la naturaleza en el lugar que merece. No se cumplirá el acuerdo de París, ni habrá una transición justa sin contar con la naturaleza. El mundo está patas arriba y solo asegurando recursos naturales suficientes y áreas resilientes y seguras podremos alcanzar justicia climática. Hay lugares del planeta donde limitar el calentamiento global en los 1,5ºC no es suficiente. La emergencia climática es ya una emergencia social en las áreas más vulnerables».

La ciencia lo tiene claro: vivimos en el ‘Antropoceno’, una época en la historia de la Tierra caracterizada por los impactos del ser humano en el funcionamiento de los sistemas planetarios. Sucesivos informes publicados en los últimos dos años (GEO-6[i], IPCC[ii][iii][iv], IPBES[v][vi]) confirman que el modelo de desarrollo, producción y consumo de la humanidad, junto con la enorme y todavía creciente población mundial de nuestra especie, están provocando cambios rápidos, dramáticos y sin precedentes en la atmósfera, criosfera, geosfera y biosfera.

Estos cambios supondrán impactos catastróficos para la humanidad a lo largo del siglo XXI. La COP25 necesita reconocer y relacionar definitivamente la importancia de la biodiversidad en la lucha contra el cambio climático. La COP25 será un éxito si consigue compromisos suficientes para cumplir el Acuerdo de París e impulsa y reivindica la misma ambición para la COP15 del Convenio de Diversidad Biológica, prevista en China en 2020.

Más allá de la necesidad durante la COP25 de aumentar los compromisos en cuanto a reducción de las emisiones, la transición justa y la financiación para la descarbonización y la adaptación, SEO/BirdLife resalta la necesidad de resultados concretos para que la COP25 avance en soluciones basadas en la naturaleza.

La naturaleza, una prioridad de SEO/BirdLife para la COP25

Para SEO/BirdLife, en la COP25 es imprescindible avanzar en el compromiso por las soluciones basadas en la naturaleza en la lucha contra el cambio climático: sea para conservar los sumideros naturales de carbono; adaptarnos a los impactos del cambio climático con la ayuda de los ecosistemas como ‘defensas naturales’; o para asegurar el suministro de agua, alimentos, salud, sustento y otras necesidades que nos garantiza la naturaleza. Por ello, es imprescindible que la COP mande una señal inequívoca a las partes sobre la conservación de la naturaleza en sus planes de adaptación y en sus compromisos nacionales de mitigación (‘NDCs’, por sus siglas en inglés), a depositar ante la ONU en 2020.
Las políticas de mitigación y adaptación al cambio climático basadas en la naturaleza deben priorizar dos medios cruciales para la sociedad del siglo XXI. El medio agrario y la forma en la que se producen alimentos, de manera que no se ponga en riesgo la seguridad alimentaria y la producción de alimentos más sanos. Y el medio urbano, donde se concentra la mayoría de la población. Necesitamos ciudades saludables y comprometidas con el Acuerdo de París.
El océano no es ninguna excepción, como avisan los datos de BirdLife sobre las aves marinas, el grupo de aves más amenazadas; y señala la iniciativa ‘Because the Oceans’, apoyada por España. Aquí es fundamental la plena aplicación de la normativa de gestión y protección marina y de espacios marinos protegidos; la protección de los ecosistemas costeros como sumideros y defensas naturales; y la reducción de las presiones humanas sobre los recursos marinos y costeros, sobre todo las asociadas a la construcción, la pesca y la contaminación, para maximizar la resiliencia de los mares a los efectos del cambio climático. Además de ser el motor de nuestro clima, los océanos son un sumidero de carbono y una fuente de oxígeno y alimento tan importante que la COP25 debe mandar una señal muy clara de cara a su futuro. Todos los países, pero especialmente los industrializados, los países pesqueros y los países más poblados, deben abordar esta cuestión en sus compromisos nacionales ante la ONU.
La descarbonización no puede poner en peligro los ecosistemas y aquí la COP25 debe avanzar en tres ejes clave: acelerar la apuesta por la eficiencia energética como complemento de la implantación de las energías renovables; respaldar una planificación estratégica de infraestructuras de energías renovables responsables que minimice el impacto en el medio natural; y ser prudente con el desarrollo de las distintas formas de bioenergía para no poner en peligro la salud de los ecosistemas, los objetivos de reducción de emisiones, el contenido orgánico de los suelos y la seguridad alimentaria. El documento del Comité Científico de SEO/BirdLife Transición energética y energías renovables respetuosas con la biodiversidad, presentado hoy, pretende resaltar la necesidad de un desarrollo responsable de las energías renovables en España.
Los compromisos financieros en el marco del CMNUCC son una parte clave del proceso. Con motivo de la COP25, la UE debe mandar una señal clara y confirmar la fecha definitiva para poner fin a las subvenciones a los combustibles fósiles. Además, en los distintos fondos del Convenio y el Acuerdo de París es fundamental resaltar los fondos que las partes destinarán a las soluciones basadas en la naturaleza; sin ellas, el concepto de ‘neto cero’ deja de tener sentido y la adaptación será casi imposible.
El seguimiento de los compromisos financieros es clave, y señalar aquí la importancia de incluir en el segmento de alto nivel sobre finanzas el papel de los tribunales de cuentas (por ejemplo, a nivel UE y España) en la vigilancia de la programación, ejecución y seguimiento del gasto de los fondos asignados a lucha contra el cambio climático.

SEO/BirdLife solicita que España trabaje mano a mano con la Presidencia chilena y el CMNUCC para facilitar la participación activa de la juventud en la COP25. Los jóvenes han hecho una labor extraordinaria en el último año para concienciar sobre la emergencia climática, y se debe garantizar que su voz se oye alto y claro, tanto en las salas de negociación de la COP como en los otros espacios, eventos y comunicaciones de la cumbre.
“En España y en Europa, la próxima legislatura se debe caracterizar por el liderazgo climático en la acción. Y esto no es solamente una cuestión de planes de energía y transporte, de chimeneas y tubos de escape -que también-. Sea en la conservación de la naturaleza o en los sectores pesquero, agrario, forestal a niveles europeo, estatal, autonómico y municipal, es urgente actuar para no dejar atrás a nuestro país. La acción en esta legislatura es clave para posicionarnos para una carrera de fondo en la próxima década y el resto del siglo. Y la oportunidad de oro para iniciar esa carrera son las próximas semanas y la COP25 en Madrid”, ha concluido David Howell, responsable de Energía y Clima de SEO/BirdLife.

Olimpia García

 

Amigos de la Tierra reclama medidas para favorecer la Energía Comunitaria

•    La organización ecologista lanza la campaña “¿Y si hacemos que pase?” para animar a la ciudadanía a participar y liderar proyectos de energía comunitaria.
•    Una transición ecológica justa solo será posible con las personas en el centro del modelo energético.
•    Amigos de la Tierra exige un objetivo vinculante de energía comunitaria dentro del Marco Estratégico de Energía y Clima.

A menos de dos semanas de que comience la Cumbre del Clima en Madrid, COP25, Amigos de la Tierra lanza su campaña «¿Y si hacemos que pase?». A través de la misma invita a la ciudadanía a sumarse a proyectos de energía colaborativa y reclama a las administraciones que favorezcan iniciativas en manos de las personas basadas en energías renovables y la eficiencia energética.

La emergencia climática a la que nos enfrentamos requiere de medidas valientes y transformadoras en todos los sectores. Ante el modelo energético actual centralizado y basado en energías sucias y obsoletas, una de las principales causas de la crisis climática, es necesario apostar por un modelo descentralizado con las energías limpias en manos de las personas, un modelo en consonancia con la ciencia del clima.

En este sentido, el nuevo Paquete de Energía Limpia (y especialmente los artículos 21 y 22 de la Directiva Europea de Energía Renovable) abre la puerta a la energía comunitaria y al fomento del autoconsumo renovable. Amigos de la Tierra insta al Gobierno a transponerlo a la normativa estatal cuanto antes, con la inclusión de mecanismos de apoyo que faciliten iniciativas ciudadanas, así como el establecimiento de un objetivo vinculante de energía comunitaria; medidas que también deben contemplarse en el Marco Estratégico de Energía y Clima. Adicionalmente es básico que se adapte la normativa que servirá para la compensación de los excedentes de autoconsumo, así como el Real Decreto de Acceso y Conexión a la Red.

El apoyo a la energía comunitaria por parte de las administraciones es una pieza fundamental en la transición energética, sin embargo, la organización ecologista quiere resaltar que la respuesta social y la apuesta decidida de la ciudadanía por sumarse a proyectos de energía renovable colaborativa desempeñan un papel central en el proceso.

Por este motivo desde Amigos de la Tierra lanzan la campaña “¿Y si hacemos que pase?” donde dan a conocer las ventajas de la energía comunitaria, así como las múltiples alternativas con las que cuenta la población para participar en este cambio energético. Dentro de la energía comunitaria se encuentra el autoconsumo renovable colectivo: con el 65% de la población española viviendo en bloques de pisos, la energía comunitaria representa una herramienta de gran valor para lograr la transformación de un sistema descarbonizado más eficiente y descentralizado.

Los legisladores europeos han reconocido los beneficios de los proyectos de energía comunitaria para la creación de empleos verdes, el desarrollo local, el ahorro de energía, la mitigación de la pobreza energética y la promoción de las energías renovables.

A su vez la situación de emergencia climática requiere de transformaciones profundas en diferentes ámbitos, y uno de los más cruciales es el energético. La ciencia lleva años advirtiendo de la necesidad de tomar medidas, y ahora es la ciudadanía saliendo a la calle en movilizaciones masivas quien hace de altavoz de la ciencia para presionar a empresas y administraciones. Para complementar estas movilizaciones, es necesario poner la energía renovable en manos de las comunidades y de la ciudadanía, restando así poder a la industria de los combustibles fósiles.

“Las grandes empresas del oligopolio, que dominan el mercado de la energía, siguen tratando a sus clientes como simples consumidores. Incluso aquellas que han decidido apostar por las renovables, prefieren dar la espalda a los potenciales beneficios sociales y económicos asociados a la generación de energía desde la cercanía. Sin embargo, la energía comunitaria nos brinda la oportunidad de revertir esta situación mediante la posibilidad de involucrar con principios más democráticos a cualquier persona que desee tener el control de la demanda y el cambio climático sea su preocupación”, concluye Héctor de Prado, responsable de Justicia Climática de Amigos de la Tierra.

Teresa Rodríguez Pierrard

Alianza para “encender deseos” con energía 100% renovable

Gesternova, empresa pionera en la comercialización de energía verde, y Fundación Pequeño Deseo,  prestigiosa oenegé  que tiene como misión hacer realidad los deseos de niños y niñas con enfermedades graves, han lanzado hoy la campaña #EnciendeDeseos que beneficiará tanto a la entidad como a las personas que se sumen a la misma.

El funcionamiento de la campaña es muy sencillo. Desde hoy y hasta el 10 de enero Gesternova donará 20 € a Pequeño Deseo  por cada contrato de luz firmado e identificado con el código FPDESEO. Asimismo, Gesternova aplicará un descuento del 5% en el término de energía sobre los precios publicados en su web en el momento de la firma a los clientes que hayan contratado la luz utilizando dicho código en el proceso de alta.

“Para nosotros es emocionante colaborar con una  entidad como Pequeño Deseo que lleva casi 20 años realizando una labor encomiable para los más pequeños y sus familias” ha señalado Jorge González Cortés, Director de Marketing y Comercial de Gesternova. Por su parte Cristina Cuadrado, Directora de la Fundación Pequeño Deseo, ha destacado que el acuerdo “no es sólo un apoyo más para seguir cumpliendo deseos, sino también un aliciente que nos impulsa a seguir trabajando con ilusión para llegar cada vez a más niños”.

#EnciendeDeseos… con energía 100% renovable

Además de apoyar a Pequeño Deseo y conseguir un descuento en su factura de luz, todas aquellas empresas y hogares que se sumen a la campaña empezarán a consumir exclusivamente la energía de origen renovable de Gesternova, lo que les permitirá reducir su huella de carbono y mandar el mensaje claro de que necesitamos más renovables.
 

Gesternova Energía consigue el Sello CeroCO2 de Ecodes

La comercializadora de electricidad verde Gesternova ha obtenido recientemente el Sello CeroCO2 2018 tras haber calculado y compensado el total de sus emisiones del pasado año.

CeroCO2 es una iniciativa gestionada por la fundación ECODES que propone acciones concretas para el cuidado del clima, facilitando y promoviendo la implicación de todos los actores sociales. Desde 2005 trata de reducir el impacto provocado en el clima como consecuencia de las actividades llevadas a cabo por cualquier empresa o entidad. Para ello, CeroCO2 facilita herramientas que permiten calcular la Huella de Carbono, reducirla y compensar las emisiones que no se hayan podido evitar.

Los proyectos de compensación de CeroCO2 se desarrollan en países no industrializados con el doble objetivo de luchar contra el cambio climático y contra la pobreza. En esta ocasión, el proyecto de compensación elegido por Gesternova es una iniciativa de reforestación comunitaria en Limay (Nicaragua).  Tal y como destaca CeroCO2 en su página web “este proyecto de plantación comunitaria tiene su origen en la reforestación de la selva para captar CO2 y reducir las consecuencias del efecto invernadero y pone especial hincapié en el apoyo a las comunidades locales”.

“En Gesternova siempre hemos defendido una metodología clara, incontestable y obligatoria de la huella de carbono de las organizaciones que sería un muy buen instrumento para que el consumidor, además de la señal de precio, pueda elegir con el conocimiento de lo que supone el uso o consumo de uno u otro producto; en coherencia con esta ideas desde 2014 venimos midiendo y compensando aquellas emisiones que no somos capaces de evitar”, señala Jorge González Cortés, director de comercial y marketing de Gesternova Energía.  “Calcular tus emisiones es el primer paso para  diseñar estrategias que ayuden a mitigar el impacto de tu actividad en el clima y por ello animamos a todas las organizaciones a que se unan a esta iniciativa” concluye González Cortés.

 

Apuesta por la innovación tecnológica para luchar contra la basuraleza

  • SEO/BirdLife y Ecoembes impulsan LIBERA Makers, una iniciativa que pretende impulsar el diseño de nuevas soluciones para luchar contra la basuraleza y mejorar la eficiencia de los voluntarios que desde el Proyecto LIBERA contribuyen a liberar los espacios naturales de residuos abandonados.
  • La convocatoria está abierta a alumnos de formación en Técnico en sistemas microinformáticos y de redes, Técnico en instalaciones de telecomunicaciones, Técnico en mecanizado o Técnico en aprovechamiento y conservación del medio natural.

Si no sabes cómo acabar con la basuraleza, ¡invéntatelo! Este es el lema de LIBERA Makers, la nueva iniciativa de LIBERA, el proyecto de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes. Desarrollada en colaboración con centros de Formación Profesional de toda España, tiene como objetivo capacitar a los futuros profesionales en el diseño de soluciones innovadoras que tengan un impacto favorable en el medio ambiente y la economía circular.

Gracias a una metodología innovadora propia que combina un programa formativo colaborativo con una plataforma MOOC, tutorización online personalizada, eventos y una competición nacional de prototipos, LIBERA Makers quiere animar a los estudiantes a idear y diseñar herramientas eficaces que superen las dificultades técnicas actuales y que respondan a dos grandes retos: crear un prototipo que impida que los residuos lleguen a la naturaleza y otros que los ‘Héroes LIBERA’, los voluntarios que contribuyen a retirar residuos abandonados del medio natural, puedan utilizar unas técnicas más eficientes.

La convocatoria está abierta a todos los centros en España que proponen formaciones de Técnico en sistemas microinformáticos y de redes, Técnico en instalaciones de telecomunicaciones, Técnico en mecanizado o Técnico en aprovechamiento y conservación del medio natural. Entre todos los centros candidatos, se seleccionarán 60 que entrarán a formar parte de LIBERA Makers.

Un programa formativo y colaborativo

Tras esta primera fase, los 60 centros de Formación Profesional seleccionados serán invitados en enero de 2020 a participar en unas reuniones organizadas en Bilbao, Sevilla y Madrid. Estas sesiones de trabajo servirán para orientar a los jóvenes en el programa. A partir de estos eventos que darán el pistoletazo de salida a la fase de desarrollo, los alumnos dispondrán de cuatro meses para idear y crear sus prototipos.

Con el fin de acompañarlos en esta etapa, LIBERA Makers pondrá a su disposición una tutorización online personalizada, así como un programa formativo colaborativo con una plataforma MOOC incluyendo cuatro módulos que culminarán con la impresión en 3D de sus prototipos.

Finalmente, en mayo, los 20 mejores trabajos acudirán a un gran evento donde se exhibirán todos los proyectos y se pondrá en valor el trabajo realizado por todos los alumnos participantes. Al cabo de esta gran final, se elegirán los tres ganadores de la primera edición de LIBERA Makers que recibirán 3000 €, 2000 € y 1000 € para los tres primeros clasificados en material escolar.  Por su parte, el resto de los participantes podrá disfrutar de una experiencia en la naturaleza de la mano de LIBERA.

LIBERA y la educación

LIBERA Makers viene a completar las distintas acciones que el Proyecto LIBERA lleva desarrollando cerca de tres años en el ámbito de la educación. Así, desde su creación y, con el objetivo de contribuir a alcanzar el ODS 4, LIBERA ha trabajado en las distintas etapas educativas para llegar a todos los públicos, tanto en los colegios e institutos con las ‘Aulas LIBERA’, cuyo objetivo es implicar a alumnos de entre 10 y 16 años en la conservación de los ecosistemas y el desarrollo sostenible o en las universidades, mediante distintos acuerdos y organización de cursos.

Con esta nueva iniciativa, LIBERA consigue cerrar el ciclo educativo llegando a los centros de Formación Profesional de toda España para que los futuros profesionales sean capaces de diseñar soluciones innovadoras que tengan un impacto positivo en nuestro medio ambiente.

Miguel Muñoz, coordinador del proyecto LIBERA de SEO/BirdLife destaca que “Vivimos en un mundo globalizado que no para de crecer. La tecnología está provocando una transformación radical en nuestra sociedad y debe ser una herramienta más que nos ayude a combatir los problemas ambientales a los que nos estamos enfrentando”.

“Con LIBERA Makers, damos un nuevo paso en nuestro compromiso de acabar con la basuraleza. Gracias al talento y la pasión de los alumnos de los centros de Formación Profesional, vamos a poner la tecnología y la innovación al servicio de la preservación de los entornos naturales. Y queremos que todo este trabajo tenga una aplicación concreta y no se quede guardado en un cajón. Gracias a los prototipos ideados, la lucha en contra de la basuraleza será más efectiva”, afirma Sara Güemes, coordinadora del proyecto LIBERA en Ecoembes.

La Copa Davis impulsa el reciclaje entre los aficionados al tenis

  • La campaña Top Ten por el Mundo recompensa a las personas que reciclen 10 botellas de plástico y vidrio con una entrada nominal para asistir al torneo.
  • La presentación de la iniciativa ha tenido lugar hoy en la Plaza del Callao, de mano de Albert Costa, director de las finales de la Davis Cup; Gerard Piqué, presidente de Kosmos Tennis; Nieves Rey, directora de Comunicación y Marketing de Ecoembes y Borja Martiarena, director de Marketing de Ecovidrio.

Este año la Copa Davis es sinónimo de reciclaje. Ecoembes, junto a Ecovidrio, se une a las Davis Cup by Rakuten Finals para promover entre los aficionados del tenis el cuidado del planeta. Así, medioambiente y deporte se unen en Top Ten por el Mundo, una campaña llevada a cabo por Kosmos Tenis -empresa organizadora de las finales-, Ecoembes y Ecovidrio para animar a los ciudadanos a reciclar y a proteger su entorno.

Con esta iniciativa, desde hoy y hasta el día 6 de noviembre, todos aquellos ciudadanos interesados que lleven 10 botellas de plástico o de vidrio al punto instalado en Callo recibirán una entrada para la competición y, a partir del día 6, la dinámica se repetirá en otros 9 puntos más distribuidos por la región. Gracias a la colaboración con el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, se instalarán ocho puntos en la ciudad de Madrid, uno en Fuenlabrada y otro en Getafe.

La iniciativa se ha puesto en marcha esta mañana con el reciclaje de las primeras botellas en una rueda de prensa en el que han estado presentes Albert Costa; director de las finales de la Davis Cup; Gerard Piqué, presidente de Kosmos Tennis; Nieves Rey, directora de Comunicación y Marketing de Ecoembes y Borja Martiarena, director de Marketing de Ecovidrio.

Para el director del torneo, Albert Costa, “las finales de la Davis van a traer no solo el mejor tenis del mundo a Madrid, sino también mucha concienciación sobre el medioambiente. Desde Kosmos Tennis queremos ayudar a los aficionados y a toda la Comunidad a cuidar del entorno y apostamos en firme para que deporte y sostenibilidad vayan siempre de la mano”.

Por su parte, Nieves Rey, declaraba que “deporte y reciclaje tienen muchos valores en común: respeto, constancia, trabajo en equipo… El mejor ejemplo de ello es que hoy estamos aquí, todos juntos, con el objetivo común de llevar el reciclaje allí donde esté el ciudadano, incentivándole a cuidar del medioambiente a través de iniciativas como esta”, a lo que Borja Martiarena añadía:  “el tenis es una competición individual como muchas veces el reciclaje un gesto individual pero que necesita el trabajo en equipo para alcanzar los resultados deseados. Contra el cambio climático, como quieras, con una dejada o con un smash, pero recicla siempre”,

De este modo, se anima a los aficionados a aportar su granito de arena para el cuidado del entorno. Y este pequeño gesto a favor del medioambiente les facilitará la asistencia al torneo. Con el objetivo de reciclar hasta 100.000 botellas, se entregarán un total de 10.000 entradas para todos los aficionados al tenis más sostenible.

Los puntos de recogida y las bases de la promoción se pueden consultar en el siguiente enlace: daviscupfinals.com/reciclemos