La COP25 necesita contar con la biodiversidad para alcanzar el Acuerdo de París

  • Más allá de avanzar en los imprescindibles compromisos con la reducción de las emisiones y la financiación climática bajo el Acuerdo de París, SEO/BirdLife espera que esta Cumbre del Cambio Climático sea el punto de inflexión para pasar a la acción.
  • La ONG no solo mira las obligaciones en cuanto a la reducción de emisiones, y pone el foco también en la conservación de la naturaleza, como única salvaguarda de los sistemas y recursos naturales que mantienen la vida.

Esta mañana SEO/BirdLife ha presentado sus expectativas de cara a la próxima Cumbre del Convenio Marco de la ONU sobre Cambio Climático (la COP 25 del CMNUCC) que tendrá lugar en Madrid del 2 al 13 de diciembre. La ONG conservacionista ha dejado claro que, de acuerdo con el lema de la COP25 ‘urge actuar’, el cumplimiento del Acuerdo de París solo será posible con un salto cualitativo en el compromiso y la acción por conservar y restaurar la naturaleza.

Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife ha declarado que: “Las evidencias y los datos científicos están en el escenario como anclajes para actuar sin más demora. El tiempo del negacionismo es pasado y solo podemos mirar al futuro siguiendo las indicaciones de la ciencia. Esta COP25 debe marcar un punto de inflexión. La próxima década es decisiva. Urgen políticas climáticas valientes, eficientes y coherentes, que deben contar con la naturaleza».

«La COP 25 es la oportunidad de poner a la naturaleza en el lugar que merece. No se cumplirá el acuerdo de París, ni habrá una transición justa sin contar con la naturaleza. El mundo está patas arriba y solo asegurando recursos naturales suficientes y áreas resilientes y seguras podremos alcanzar justicia climática. Hay lugares del planeta donde limitar el calentamiento global en los 1,5ºC no es suficiente. La emergencia climática es ya una emergencia social en las áreas más vulnerables».

La ciencia lo tiene claro: vivimos en el ‘Antropoceno’, una época en la historia de la Tierra caracterizada por los impactos del ser humano en el funcionamiento de los sistemas planetarios. Sucesivos informes publicados en los últimos dos años (GEO-6[i], IPCC[ii][iii][iv], IPBES[v][vi]) confirman que el modelo de desarrollo, producción y consumo de la humanidad, junto con la enorme y todavía creciente población mundial de nuestra especie, están provocando cambios rápidos, dramáticos y sin precedentes en la atmósfera, criosfera, geosfera y biosfera.

Estos cambios supondrán impactos catastróficos para la humanidad a lo largo del siglo XXI. La COP25 necesita reconocer y relacionar definitivamente la importancia de la biodiversidad en la lucha contra el cambio climático. La COP25 será un éxito si consigue compromisos suficientes para cumplir el Acuerdo de París e impulsa y reivindica la misma ambición para la COP15 del Convenio de Diversidad Biológica, prevista en China en 2020.

Más allá de la necesidad durante la COP25 de aumentar los compromisos en cuanto a reducción de las emisiones, la transición justa y la financiación para la descarbonización y la adaptación, SEO/BirdLife resalta la necesidad de resultados concretos para que la COP25 avance en soluciones basadas en la naturaleza.

La naturaleza, una prioridad de SEO/BirdLife para la COP25

Para SEO/BirdLife, en la COP25 es imprescindible avanzar en el compromiso por las soluciones basadas en la naturaleza en la lucha contra el cambio climático: sea para conservar los sumideros naturales de carbono; adaptarnos a los impactos del cambio climático con la ayuda de los ecosistemas como ‘defensas naturales’; o para asegurar el suministro de agua, alimentos, salud, sustento y otras necesidades que nos garantiza la naturaleza. Por ello, es imprescindible que la COP mande una señal inequívoca a las partes sobre la conservación de la naturaleza en sus planes de adaptación y en sus compromisos nacionales de mitigación (‘NDCs’, por sus siglas en inglés), a depositar ante la ONU en 2020.
Las políticas de mitigación y adaptación al cambio climático basadas en la naturaleza deben priorizar dos medios cruciales para la sociedad del siglo XXI. El medio agrario y la forma en la que se producen alimentos, de manera que no se ponga en riesgo la seguridad alimentaria y la producción de alimentos más sanos. Y el medio urbano, donde se concentra la mayoría de la población. Necesitamos ciudades saludables y comprometidas con el Acuerdo de París.
El océano no es ninguna excepción, como avisan los datos de BirdLife sobre las aves marinas, el grupo de aves más amenazadas; y señala la iniciativa ‘Because the Oceans’, apoyada por España. Aquí es fundamental la plena aplicación de la normativa de gestión y protección marina y de espacios marinos protegidos; la protección de los ecosistemas costeros como sumideros y defensas naturales; y la reducción de las presiones humanas sobre los recursos marinos y costeros, sobre todo las asociadas a la construcción, la pesca y la contaminación, para maximizar la resiliencia de los mares a los efectos del cambio climático. Además de ser el motor de nuestro clima, los océanos son un sumidero de carbono y una fuente de oxígeno y alimento tan importante que la COP25 debe mandar una señal muy clara de cara a su futuro. Todos los países, pero especialmente los industrializados, los países pesqueros y los países más poblados, deben abordar esta cuestión en sus compromisos nacionales ante la ONU.
La descarbonización no puede poner en peligro los ecosistemas y aquí la COP25 debe avanzar en tres ejes clave: acelerar la apuesta por la eficiencia energética como complemento de la implantación de las energías renovables; respaldar una planificación estratégica de infraestructuras de energías renovables responsables que minimice el impacto en el medio natural; y ser prudente con el desarrollo de las distintas formas de bioenergía para no poner en peligro la salud de los ecosistemas, los objetivos de reducción de emisiones, el contenido orgánico de los suelos y la seguridad alimentaria. El documento del Comité Científico de SEO/BirdLife Transición energética y energías renovables respetuosas con la biodiversidad, presentado hoy, pretende resaltar la necesidad de un desarrollo responsable de las energías renovables en España.
Los compromisos financieros en el marco del CMNUCC son una parte clave del proceso. Con motivo de la COP25, la UE debe mandar una señal clara y confirmar la fecha definitiva para poner fin a las subvenciones a los combustibles fósiles. Además, en los distintos fondos del Convenio y el Acuerdo de París es fundamental resaltar los fondos que las partes destinarán a las soluciones basadas en la naturaleza; sin ellas, el concepto de ‘neto cero’ deja de tener sentido y la adaptación será casi imposible.
El seguimiento de los compromisos financieros es clave, y señalar aquí la importancia de incluir en el segmento de alto nivel sobre finanzas el papel de los tribunales de cuentas (por ejemplo, a nivel UE y España) en la vigilancia de la programación, ejecución y seguimiento del gasto de los fondos asignados a lucha contra el cambio climático.

SEO/BirdLife solicita que España trabaje mano a mano con la Presidencia chilena y el CMNUCC para facilitar la participación activa de la juventud en la COP25. Los jóvenes han hecho una labor extraordinaria en el último año para concienciar sobre la emergencia climática, y se debe garantizar que su voz se oye alto y claro, tanto en las salas de negociación de la COP como en los otros espacios, eventos y comunicaciones de la cumbre.
“En España y en Europa, la próxima legislatura se debe caracterizar por el liderazgo climático en la acción. Y esto no es solamente una cuestión de planes de energía y transporte, de chimeneas y tubos de escape -que también-. Sea en la conservación de la naturaleza o en los sectores pesquero, agrario, forestal a niveles europeo, estatal, autonómico y municipal, es urgente actuar para no dejar atrás a nuestro país. La acción en esta legislatura es clave para posicionarnos para una carrera de fondo en la próxima década y el resto del siglo. Y la oportunidad de oro para iniciar esa carrera son las próximas semanas y la COP25 en Madrid”, ha concluido David Howell, responsable de Energía y Clima de SEO/BirdLife.

Olimpia García

 

Amigos de la Tierra reclama medidas para favorecer la Energía Comunitaria

•    La organización ecologista lanza la campaña “¿Y si hacemos que pase?” para animar a la ciudadanía a participar y liderar proyectos de energía comunitaria.
•    Una transición ecológica justa solo será posible con las personas en el centro del modelo energético.
•    Amigos de la Tierra exige un objetivo vinculante de energía comunitaria dentro del Marco Estratégico de Energía y Clima.

A menos de dos semanas de que comience la Cumbre del Clima en Madrid, COP25, Amigos de la Tierra lanza su campaña «¿Y si hacemos que pase?». A través de la misma invita a la ciudadanía a sumarse a proyectos de energía colaborativa y reclama a las administraciones que favorezcan iniciativas en manos de las personas basadas en energías renovables y la eficiencia energética.

La emergencia climática a la que nos enfrentamos requiere de medidas valientes y transformadoras en todos los sectores. Ante el modelo energético actual centralizado y basado en energías sucias y obsoletas, una de las principales causas de la crisis climática, es necesario apostar por un modelo descentralizado con las energías limpias en manos de las personas, un modelo en consonancia con la ciencia del clima.

En este sentido, el nuevo Paquete de Energía Limpia (y especialmente los artículos 21 y 22 de la Directiva Europea de Energía Renovable) abre la puerta a la energía comunitaria y al fomento del autoconsumo renovable. Amigos de la Tierra insta al Gobierno a transponerlo a la normativa estatal cuanto antes, con la inclusión de mecanismos de apoyo que faciliten iniciativas ciudadanas, así como el establecimiento de un objetivo vinculante de energía comunitaria; medidas que también deben contemplarse en el Marco Estratégico de Energía y Clima. Adicionalmente es básico que se adapte la normativa que servirá para la compensación de los excedentes de autoconsumo, así como el Real Decreto de Acceso y Conexión a la Red.

El apoyo a la energía comunitaria por parte de las administraciones es una pieza fundamental en la transición energética, sin embargo, la organización ecologista quiere resaltar que la respuesta social y la apuesta decidida de la ciudadanía por sumarse a proyectos de energía renovable colaborativa desempeñan un papel central en el proceso.

Por este motivo desde Amigos de la Tierra lanzan la campaña “¿Y si hacemos que pase?” donde dan a conocer las ventajas de la energía comunitaria, así como las múltiples alternativas con las que cuenta la población para participar en este cambio energético. Dentro de la energía comunitaria se encuentra el autoconsumo renovable colectivo: con el 65% de la población española viviendo en bloques de pisos, la energía comunitaria representa una herramienta de gran valor para lograr la transformación de un sistema descarbonizado más eficiente y descentralizado.

Los legisladores europeos han reconocido los beneficios de los proyectos de energía comunitaria para la creación de empleos verdes, el desarrollo local, el ahorro de energía, la mitigación de la pobreza energética y la promoción de las energías renovables.

A su vez la situación de emergencia climática requiere de transformaciones profundas en diferentes ámbitos, y uno de los más cruciales es el energético. La ciencia lleva años advirtiendo de la necesidad de tomar medidas, y ahora es la ciudadanía saliendo a la calle en movilizaciones masivas quien hace de altavoz de la ciencia para presionar a empresas y administraciones. Para complementar estas movilizaciones, es necesario poner la energía renovable en manos de las comunidades y de la ciudadanía, restando así poder a la industria de los combustibles fósiles.

“Las grandes empresas del oligopolio, que dominan el mercado de la energía, siguen tratando a sus clientes como simples consumidores. Incluso aquellas que han decidido apostar por las renovables, prefieren dar la espalda a los potenciales beneficios sociales y económicos asociados a la generación de energía desde la cercanía. Sin embargo, la energía comunitaria nos brinda la oportunidad de revertir esta situación mediante la posibilidad de involucrar con principios más democráticos a cualquier persona que desee tener el control de la demanda y el cambio climático sea su preocupación”, concluye Héctor de Prado, responsable de Justicia Climática de Amigos de la Tierra.

Teresa Rodríguez Pierrard

Alianza para “encender deseos” con energía 100% renovable

Gesternova, empresa pionera en la comercialización de energía verde, y Fundación Pequeño Deseo,  prestigiosa oenegé  que tiene como misión hacer realidad los deseos de niños y niñas con enfermedades graves, han lanzado hoy la campaña #EnciendeDeseos que beneficiará tanto a la entidad como a las personas que se sumen a la misma.

El funcionamiento de la campaña es muy sencillo. Desde hoy y hasta el 10 de enero Gesternova donará 20 € a Pequeño Deseo  por cada contrato de luz firmado e identificado con el código FPDESEO. Asimismo, Gesternova aplicará un descuento del 5% en el término de energía sobre los precios publicados en su web en el momento de la firma a los clientes que hayan contratado la luz utilizando dicho código en el proceso de alta.

“Para nosotros es emocionante colaborar con una  entidad como Pequeño Deseo que lleva casi 20 años realizando una labor encomiable para los más pequeños y sus familias” ha señalado Jorge González Cortés, Director de Marketing y Comercial de Gesternova. Por su parte Cristina Cuadrado, Directora de la Fundación Pequeño Deseo, ha destacado que el acuerdo “no es sólo un apoyo más para seguir cumpliendo deseos, sino también un aliciente que nos impulsa a seguir trabajando con ilusión para llegar cada vez a más niños”.

#EnciendeDeseos… con energía 100% renovable

Además de apoyar a Pequeño Deseo y conseguir un descuento en su factura de luz, todas aquellas empresas y hogares que se sumen a la campaña empezarán a consumir exclusivamente la energía de origen renovable de Gesternova, lo que les permitirá reducir su huella de carbono y mandar el mensaje claro de que necesitamos más renovables.
 

Gesternova Energía consigue el Sello CeroCO2 de Ecodes

La comercializadora de electricidad verde Gesternova ha obtenido recientemente el Sello CeroCO2 2018 tras haber calculado y compensado el total de sus emisiones del pasado año.

CeroCO2 es una iniciativa gestionada por la fundación ECODES que propone acciones concretas para el cuidado del clima, facilitando y promoviendo la implicación de todos los actores sociales. Desde 2005 trata de reducir el impacto provocado en el clima como consecuencia de las actividades llevadas a cabo por cualquier empresa o entidad. Para ello, CeroCO2 facilita herramientas que permiten calcular la Huella de Carbono, reducirla y compensar las emisiones que no se hayan podido evitar.

Los proyectos de compensación de CeroCO2 se desarrollan en países no industrializados con el doble objetivo de luchar contra el cambio climático y contra la pobreza. En esta ocasión, el proyecto de compensación elegido por Gesternova es una iniciativa de reforestación comunitaria en Limay (Nicaragua).  Tal y como destaca CeroCO2 en su página web “este proyecto de plantación comunitaria tiene su origen en la reforestación de la selva para captar CO2 y reducir las consecuencias del efecto invernadero y pone especial hincapié en el apoyo a las comunidades locales”.

“En Gesternova siempre hemos defendido una metodología clara, incontestable y obligatoria de la huella de carbono de las organizaciones que sería un muy buen instrumento para que el consumidor, además de la señal de precio, pueda elegir con el conocimiento de lo que supone el uso o consumo de uno u otro producto; en coherencia con esta ideas desde 2014 venimos midiendo y compensando aquellas emisiones que no somos capaces de evitar”, señala Jorge González Cortés, director de comercial y marketing de Gesternova Energía.  “Calcular tus emisiones es el primer paso para  diseñar estrategias que ayuden a mitigar el impacto de tu actividad en el clima y por ello animamos a todas las organizaciones a que se unan a esta iniciativa” concluye González Cortés.

 

Apuesta por la innovación tecnológica para luchar contra la basuraleza

  • SEO/BirdLife y Ecoembes impulsan LIBERA Makers, una iniciativa que pretende impulsar el diseño de nuevas soluciones para luchar contra la basuraleza y mejorar la eficiencia de los voluntarios que desde el Proyecto LIBERA contribuyen a liberar los espacios naturales de residuos abandonados.
  • La convocatoria está abierta a alumnos de formación en Técnico en sistemas microinformáticos y de redes, Técnico en instalaciones de telecomunicaciones, Técnico en mecanizado o Técnico en aprovechamiento y conservación del medio natural.

Si no sabes cómo acabar con la basuraleza, ¡invéntatelo! Este es el lema de LIBERA Makers, la nueva iniciativa de LIBERA, el proyecto de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes. Desarrollada en colaboración con centros de Formación Profesional de toda España, tiene como objetivo capacitar a los futuros profesionales en el diseño de soluciones innovadoras que tengan un impacto favorable en el medio ambiente y la economía circular.

Gracias a una metodología innovadora propia que combina un programa formativo colaborativo con una plataforma MOOC, tutorización online personalizada, eventos y una competición nacional de prototipos, LIBERA Makers quiere animar a los estudiantes a idear y diseñar herramientas eficaces que superen las dificultades técnicas actuales y que respondan a dos grandes retos: crear un prototipo que impida que los residuos lleguen a la naturaleza y otros que los ‘Héroes LIBERA’, los voluntarios que contribuyen a retirar residuos abandonados del medio natural, puedan utilizar unas técnicas más eficientes.

La convocatoria está abierta a todos los centros en España que proponen formaciones de Técnico en sistemas microinformáticos y de redes, Técnico en instalaciones de telecomunicaciones, Técnico en mecanizado o Técnico en aprovechamiento y conservación del medio natural. Entre todos los centros candidatos, se seleccionarán 60 que entrarán a formar parte de LIBERA Makers.

Un programa formativo y colaborativo

Tras esta primera fase, los 60 centros de Formación Profesional seleccionados serán invitados en enero de 2020 a participar en unas reuniones organizadas en Bilbao, Sevilla y Madrid. Estas sesiones de trabajo servirán para orientar a los jóvenes en el programa. A partir de estos eventos que darán el pistoletazo de salida a la fase de desarrollo, los alumnos dispondrán de cuatro meses para idear y crear sus prototipos.

Con el fin de acompañarlos en esta etapa, LIBERA Makers pondrá a su disposición una tutorización online personalizada, así como un programa formativo colaborativo con una plataforma MOOC incluyendo cuatro módulos que culminarán con la impresión en 3D de sus prototipos.

Finalmente, en mayo, los 20 mejores trabajos acudirán a un gran evento donde se exhibirán todos los proyectos y se pondrá en valor el trabajo realizado por todos los alumnos participantes. Al cabo de esta gran final, se elegirán los tres ganadores de la primera edición de LIBERA Makers que recibirán 3000 €, 2000 € y 1000 € para los tres primeros clasificados en material escolar.  Por su parte, el resto de los participantes podrá disfrutar de una experiencia en la naturaleza de la mano de LIBERA.

LIBERA y la educación

LIBERA Makers viene a completar las distintas acciones que el Proyecto LIBERA lleva desarrollando cerca de tres años en el ámbito de la educación. Así, desde su creación y, con el objetivo de contribuir a alcanzar el ODS 4, LIBERA ha trabajado en las distintas etapas educativas para llegar a todos los públicos, tanto en los colegios e institutos con las ‘Aulas LIBERA’, cuyo objetivo es implicar a alumnos de entre 10 y 16 años en la conservación de los ecosistemas y el desarrollo sostenible o en las universidades, mediante distintos acuerdos y organización de cursos.

Con esta nueva iniciativa, LIBERA consigue cerrar el ciclo educativo llegando a los centros de Formación Profesional de toda España para que los futuros profesionales sean capaces de diseñar soluciones innovadoras que tengan un impacto positivo en nuestro medio ambiente.

Miguel Muñoz, coordinador del proyecto LIBERA de SEO/BirdLife destaca que “Vivimos en un mundo globalizado que no para de crecer. La tecnología está provocando una transformación radical en nuestra sociedad y debe ser una herramienta más que nos ayude a combatir los problemas ambientales a los que nos estamos enfrentando”.

“Con LIBERA Makers, damos un nuevo paso en nuestro compromiso de acabar con la basuraleza. Gracias al talento y la pasión de los alumnos de los centros de Formación Profesional, vamos a poner la tecnología y la innovación al servicio de la preservación de los entornos naturales. Y queremos que todo este trabajo tenga una aplicación concreta y no se quede guardado en un cajón. Gracias a los prototipos ideados, la lucha en contra de la basuraleza será más efectiva”, afirma Sara Güemes, coordinadora del proyecto LIBERA en Ecoembes.

La Copa Davis impulsa el reciclaje entre los aficionados al tenis

  • La campaña Top Ten por el Mundo recompensa a las personas que reciclen 10 botellas de plástico y vidrio con una entrada nominal para asistir al torneo.
  • La presentación de la iniciativa ha tenido lugar hoy en la Plaza del Callao, de mano de Albert Costa, director de las finales de la Davis Cup; Gerard Piqué, presidente de Kosmos Tennis; Nieves Rey, directora de Comunicación y Marketing de Ecoembes y Borja Martiarena, director de Marketing de Ecovidrio.

Este año la Copa Davis es sinónimo de reciclaje. Ecoembes, junto a Ecovidrio, se une a las Davis Cup by Rakuten Finals para promover entre los aficionados del tenis el cuidado del planeta. Así, medioambiente y deporte se unen en Top Ten por el Mundo, una campaña llevada a cabo por Kosmos Tenis -empresa organizadora de las finales-, Ecoembes y Ecovidrio para animar a los ciudadanos a reciclar y a proteger su entorno.

Con esta iniciativa, desde hoy y hasta el día 6 de noviembre, todos aquellos ciudadanos interesados que lleven 10 botellas de plástico o de vidrio al punto instalado en Callo recibirán una entrada para la competición y, a partir del día 6, la dinámica se repetirá en otros 9 puntos más distribuidos por la región. Gracias a la colaboración con el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, se instalarán ocho puntos en la ciudad de Madrid, uno en Fuenlabrada y otro en Getafe.

La iniciativa se ha puesto en marcha esta mañana con el reciclaje de las primeras botellas en una rueda de prensa en el que han estado presentes Albert Costa; director de las finales de la Davis Cup; Gerard Piqué, presidente de Kosmos Tennis; Nieves Rey, directora de Comunicación y Marketing de Ecoembes y Borja Martiarena, director de Marketing de Ecovidrio.

Para el director del torneo, Albert Costa, “las finales de la Davis van a traer no solo el mejor tenis del mundo a Madrid, sino también mucha concienciación sobre el medioambiente. Desde Kosmos Tennis queremos ayudar a los aficionados y a toda la Comunidad a cuidar del entorno y apostamos en firme para que deporte y sostenibilidad vayan siempre de la mano”.

Por su parte, Nieves Rey, declaraba que “deporte y reciclaje tienen muchos valores en común: respeto, constancia, trabajo en equipo… El mejor ejemplo de ello es que hoy estamos aquí, todos juntos, con el objetivo común de llevar el reciclaje allí donde esté el ciudadano, incentivándole a cuidar del medioambiente a través de iniciativas como esta”, a lo que Borja Martiarena añadía:  “el tenis es una competición individual como muchas veces el reciclaje un gesto individual pero que necesita el trabajo en equipo para alcanzar los resultados deseados. Contra el cambio climático, como quieras, con una dejada o con un smash, pero recicla siempre”,

De este modo, se anima a los aficionados a aportar su granito de arena para el cuidado del entorno. Y este pequeño gesto a favor del medioambiente les facilitará la asistencia al torneo. Con el objetivo de reciclar hasta 100.000 botellas, se entregarán un total de 10.000 entradas para todos los aficionados al tenis más sostenible.

Los puntos de recogida y las bases de la promoción se pueden consultar en el siguiente enlace: daviscupfinals.com/reciclemos

El horror en las ciudades no se limita a Halloween

  • El 70% de las ciudades ya está lidiando con los efectos del cambio climático y más del 90% de las áreas urbanas son costeras, con el correspondiente riesgo de inundaciones por el aumento del nivel del mar
  • Más del 80% de los españoles/as ya vive en ciudades y se espera que el 70% de la población mundial lo haga en 2050, algo insostenible según el modelo actual
    Las grandes urbes consumen ⅔ de la energía a nivel mundial y producen más del 70% de las emisiones de CO2

Resulta curioso que la celebración, mañana, del Día Mundial de las Ciudades coincida con Halloween, porque el terror de las ciudades no se limita a un solo día. El hiperconsumo y la movilidad urbana son ya insostenibles y están acelerando el cambio climático. Las ciudades han crecido en tamaño y  en emisiones de gases de efecto invernadero. Las más grandes tienen un apetito voraz y consumen dos tercios de la energía mundial, generando más del 70% de las emisiones globales de CO2. Un “horror” mucho más real que el de Halloween, como ha querido plasmar gráficamente para Greenpeace el conocido ilustrador Alfonso Casas.

Alfonso Casas

El 70% de las ciudades ya están lidiando con los efectos del cambio climático. Más del 90% de todas las áreas urbanas son costeras, lo que pone a la mayoría de las ciudades de la Tierra en riesgo por los posibles efectos producidos por el cambio climático, como fuertes tormentas e inundaciones por el aumento del nivel del mar.

El 80% de la ciudadanía española ya vive en ciudades y las urbes se han convertido en las catedrales del consumo (de agua, energía, contaminación por transporte, productos de usar y tirar, de generación de residuos…). En 2007 se superó por primera vez el porcentaje de personas que viven en ciudades, frente al medio rural, y se espera que siga aumentando. Para 2050, el 70% de la población mundial vivirá en ciudades y, casi el 15%, en megaciudades de más de 10 millones de habitantes.

“Greenpeace reclama que las ciudades tomen el liderazgo y, a través de políticas concretas, se decidan a combatir la emergencia climática”, ha declarado Celia Ojeda, responsable del programa de consumo de Greenpeace.

Una mejor gestión de la movilidad, los residuos, la alimentación o la energía, entre otras, pueden ser una de las soluciones al cambio climático. Los alcaldes y alcaldesas de las ciudades son directamente responsables ante su ciudadanía por sus decisiones, y son más ágiles que los funcionarios de gobiernos nacionales para tomar medidas decisivas, a menudo con resultados inmediatos e impactantes. Lo que nuestras ciudades hacen individualmente, y al unísono, para abordar el cambio climático, puede establecer la agenda pública para las comunidades y los gobiernos.

La alternativa está en generar ciudades sostenibles, que ofrecen calidad de vida, salud y bienestar a sus habitantes, sin poner en riesgo sus recursos naturales. Greenpeace recuerda que algunas de las medidas para mejorar las ciudades pasan por:

Movilidad urbana ecológica y sostenible

  • Medidas de liberación de tráfico. Para que el crecimiento de los medios de transporte sostenible sea efectivo debe acompañarse de medidas que reduzcan el número de coches en las zonas que atraen más tráfico o que presenten más congestión. El primer paso es penalizar o eliminar el aparcamiento en superficie, por su elevado impacto en la ocupación del espacio público.
  • Repartir el espacio público. Evolucionar de un diseño urbano pensado para el coche a otro que priorice el transporte público, la bicicleta y al peatón.

Gestión de residuos y economía circular

  • Edificios, instalaciones y eventos municipales libres de plásticos desechables y con alternativas reutilizables como cubiertos y removedores de acero, pajitas de bambú o acero, vasos y platos de vidrio, porcelana u otros materiales reutilizables.
  • Fomentar la venta a granel y la reutilización y reparación para revertir el actual consumo insostenible de recursos naturales.

Alimentación saludable

  • Comedores institucionales que sigan la “dieta de salud planetaria”, reduciendo la carne y otros derivados animales e incrementando los alimentos de origen vegetal, ecológicos, locales y de temporada.
  • Declararse municipio libre de macrogranjas para mostrar el compromiso de la ciudad con una producción sostenible de carne.

Cambio Climático y energía

  • Elaboración de un inventario de sus emisiones de gases de efecto invernadero, que les permita hacer un diagnóstico y un Plan de Acción Municipal (PAM) frente al cambio climático, orientado a reducir a cero las emisiones de gases de efecto invernadero para 2040.
  • Solarizar los edificios públicos: aprovechar la totalidad del potencial de eficiencia energética, gestión de la demanda y energías renovables de todas las instalaciones públicas. Garantizar que el total de la cobertura eléctrica municipal se abastece de energía 100% renovable, mediante contratos bilaterales u otros medios.

No solo las ciudades pueden dar pasos, también las personas, con sus propios gestos, realizando un cambio del ‘usar y tirar’ a un consumo más consciente y reclamando a los ayuntamientos cambios en sus normativas y políticas.

“No existe una solución única para resolver la emergencia climática global, pero las ciudades tienen la capacidad y responsabilidad de liderar cambios”, añade Ojeda.

Celia Ojeda | Greenpeace

La Espiga Verde de la SEMINCI premia, por segundo año, la película con valores medioambientales

  • Greenpeace ha promovido la creación de la Espiga Verde desde su inicio que este año ha recaído en la película Honeyland, de Ljubo Stefanov y Tamara Kotevska. El jurado, del que formaba parte Greenpeace, ha otorgado una mención especial a la película The price of progress, de Víctor Luengo.
  • En esta nueva edición se potencia de nuevo el compromiso de los profesionales del cine con la sostenibilidad en los rodajes. El productor Álvaro Longoria de morena films, compartió buenas prácticas en los rodajes para reducir la huella ecológica.
  • La 64 edición de la SEMINCI consolida en el palmarés su compromiso por la difusión de valores medioambientales con el premio Espiga Verde. Un galardón que cuenta con un jurado aparte y con la involucración de Greenpeace, Ecologistas en Acción, la Universidad de Valladolid, la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Valladolid y la Asociación Estatal de Cine (AEC).

La ganadora de la segunda edición Espiga Verde es la película Honeyland de Ljubo Stefanov y Tamara Kotevska por ”su tratamiento del frágil equilibrio entre el ritmo de vida natural y las demandas productivas, mostrando el contraste entre unos modos de vida y otros menos cuidadosos con el entorno”, en palabras del jurado.

Las películas nominadas a la Espiga Verde han sido: Apurimac, el dios que habla, de Miguel Mato (Argentina); Honeyland, de Tamara Kotevska y Ljubomir Stefanov (República de Macedonia del Norte); The price of progress, de Víctor Luengo (España); When tomatoes met Wagner, de Marianna Economou (Grecia); Santuario, de Álvaro Longoria (España) y los cortos: Burkinabe Bounty: Agroecology In Burkina Faso, de Iara Lee; Mar urbano Lisboa (Lisbon: Urban Sea), de José Vieira, Portugal Otras miradas, otras voces (Other Glances, Other Voices), de Belén Santos; Wantoks: Dance of Resilience in Melanesia (Wantoks: danza de resiliencia en Melanesia), de Iara Lee y Scenes From a Dry City, Simon Wood y François Verster.

El jurado que ha elegido la película que mejor representa los valores medioambientales de protección del planeta, estaba compuesto por David Baute, Elvira Cámara, Cristina Castro, Jose María Enríquez, Eva González y Gerardo Olivares.

Además, la SEMINCI, en su continua apuesta por promover un cine más implicado con la protección del medio ambiente, ha organizado una nueva edición de las Jornadas de Cine y el Cambio Climático que reúnen a representantes de la comunidad científica, organizaciones ecologistas y profesionales del cine. La sostenibilidad en los rodajes fue el tema protagonista con la puesta en común de las medidas que pueden adoptarse para avanzar en el objetivo de lograr producciones más respetuosas con el medio ambiente.

Cristina Castro | Greenpeace

El Parlamento Europeo exige medidas más estrictas para la protección de las abejas

El Parlamento Europeo ha respaldado hoy en sesión plenaria que se adopten medidas más estrictas y rigurosas para la protección de las abejas, entre ellas, que en la evaluación se tengan también en consideración las abejas silvestres, y no sólo las de la miel, y que se analice la exposición crónica a los plaguicidas, tal y como propone la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) desde 2013.

Esto frustra la intención de la Comisión Europea y los Gobiernos nacionales de mantener criterios obsoletos para la evaluación de los peligros de los plaguicidas para las abejas.

Franziska Achterberg, directora de políticas alimentarias de la UE de Greenpeace, ha señalado que “el nuevo Parlamento demuestra así que se toma en serio la protección de los polinizadores. Ahora la Comisión Europea debe también demostrar que puede hacer lo mismo y proteger a las abejas de los plaguicidas peligrosos”.

En 2018, la UE prohibió tres plaguicidas neonicotinoides después de realizar una evaluación exhaustiva de sus riesgos para las abejas, utilizando los criterios que la EFSA presentó en 2013 en su documento guía. El Parlamento rechazó hoy la propuesta, presentada por la Comisión, para que solo se aplicara una parte muy pequeña de esa guía en la legislación, lo que no mejoraría la protección general de las abejas.

La nueva comisaria de Salud de la UE, Stella Kyriakides, manifestó el pasado 1 de octubre, ante la Comisión de Medioambiente, que “no se reducirá el listón sobre la protección de las abejas y otros polinizadores” y así lo ha confirmado hoy el Parlamento.

”Llevamos más de seis años esperando que se apruebe el documento guía para la evaluación de los peligros de los plaguicidas para las abejas”, ha afirmado Luís Ferreirim, responsable de Agricultura de Greenpeace España. “Mientras esperamos, las abejas y otros polinizadores siguen muriéndose expuestos a peligrosos plaguicidas que amenazan su supervivencia, vital para nuestra alimentación y para los ecosistemas”, ha concluido Ferreirim.

El pasado martes 22 de octubre, la Comisión Europea y los gobiernos nacionales decidieron prohibir un cuarto neonicotinoide, el tiacloprid, que generaba preocupación por el posible riesgo en la salud de las personas. La EFSA no ha hecho pública aún una evaluación completa de sus riesgos potenciales para las abejas.

Alimentos sanos, sostenibles y de proximidad para fomentar el empleo juvenil en zonas de la Red Natura 2000

  • Con motivo del Día Mundial de la Alimentación, SEO/BirdLife apuesta por un modelo capaz de generar empleo en el medio rural y permitir el retorno de los jóvenes mediante la producción de alimentos sanos, saludables y responsable con el medio ambiente.
  • Un grupo de jóvenes voluntarios del proyecto Life Followers de SEO/BirdLife visita hoy la Finca Monjarama, un proyecto agroecológico dentro de la Red Natura 2000 para conocer cómo se gestiona.

Cada 16 de octubre desde el año 1979 se conmemora el Día Mundial de la Alimentación. Una celebración promovida por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación(FAO), con el claro objetivo de concienciar de la importancia de tener acceso a una alimentación de calidad, propósito que también busca la Agenda 2030 con su meta de ‘hambre cero’.

Este año, la FAO no solo contempla seguir apostando por un mundo donde todos tengamos acceso a la comida, sino que además agrega que esa comida sea realmente saludable y cubra los requerimientos nutricionales según la edad de la persona. Por eso el lema de la campaña 2019 es «Una alimentación sana para un mundo #HambreCero».

PAC y relevo generacional

SEO/BirdLife, dentro de la coalición Por Otra PAC, solicita medidas concretas para que la nueva Política Agraria Común, que actualmente se está debatiendo con la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y los Estados miembros,facilite el acceso de la juventud a la agricultura. En este sentido, la forma en que se otorgan los pagos, especialmente en nuestro país, no contribuye al asentamiento de los jóvenes en la agricultura. El hecho de que las ayudas se concedan en función de la superficie de las fincas, primando precisamente a las más productivas, complica el acceso a la tierra, un aspecto clave para que exista una nueva generación de agricultores que sigan produciendo alimentos.

“Un modelo agrario que facilite el acceso a la tierra a la juventud y que contribuya a la necesaria transición hacia sistemas alimentarios sostenibles, recuperando el protagonismo de productores y consumidores dentro de la cadena agroalimentaria, y promoviendo modelos de producción y consumo de alimentos sanos, en ecosistemas sanos, puede ser altamente motivador para asentar población juvenil”, declara Inés Jordana, responsable del programa de Agricultura y Alimentación de SEO/BirdLife.

recisamente, en el marco de la campaña europea Good Food Good Farming, (por una buena alimentación y agricultura), a lo largo de septiembre y octubre SEO/BirdLife ha organizado diferentes actividades para promover los alimentos sanos y sostenibles. El próximo 19 de octubre estará también en la Fiesta de la Trashumancia, en Madrid, para apoyar esta actividad ganadera milenaria, creadora de paisaje, biodiversidad y alimentos de calidad.

Followers sobre el terreno

“El proyecto LifeFollowers cuenta con más de 800 solicitudes de jóvenes de toda España que se encuentran realizando estudios superiores e interesados en compaginar su voluntariado con sus prácticas principalmente, sin embargo, cualquier joven entre 18 y 30 años puede participar. Por eso es tan importante que proyectos como este de Monjarama, en Madrid, sean una experiencia ejemplar para quienes van a realizar la visita”, explica Pablo de la Nava, coordinador del proyecto Life Followers de SEO/BirdLife.

“Desde SEO/BirdLife, queremos poner en valor el trabajo y dedicación de todos los productores, que como en Monjarama, apuestan por una actividad que garantiza la conservación de nuestro patrimonio natural y, por lo tanto, de nuestro futuro. También animamos a que, como consumidores, sepamos valorar esta forma de producción y la defendamos como garantía de una alimentación sana, de calidad y responsable. Así, los jóvenes podrán encontrar en ella un referente para desarrollar proyectos o empresas sostenibles e innovadoras, y de esta manera fijar población en el medio rural”, explica Inés Jordana, responsable del programa de Agricultura y Alimentación de SEO/BirdLife.

Incentivos para la juventud

Ante el envejecimiento del medio rural por falta de incentivos económicos y la ausencia de un tejido empresarial suficiente que detenga el éxodo juvenil, SEO/BirdLife ha demostrado con numerosos ejemplos, como en su proyecto Life Olivares Vivos, que la agroecología es un modelo rentable y con futuro basado en la producción de alimentos sanos y de calidad, respetando y potenciando la biodiversidad.

Actualmente, el porcentaje de jóvenes titulares de explotación (menores de 40 años) es solo del 8,6%, lo que denota que la agricultura no resulta atractiva para las nuevas generaciones. Si se analiza por comunidades autónomas, estas cifras solo superan el 10% en Cantabria, Extremadura, Andalucía y Canarias, mientras que País Vasco (6,2%) y Comunidad Valenciana (5,8%) presentan los porcentajes más bajos en el conjunto de España. Y según la Encuesta de Estructuras de las Explotaciones Agrarias (EEEA), en las explotaciones que generaban más de 8.000 euros en 2016, solo el 11,5% del total de jefes de explotación eran menores de 40 años, siendo los varones el 9,6% y las mujeres el 2% del total de jefes.

Monjarama, agroecología para jóvenes

En el contexto de esta efemérides mundial, un grupo de participantes en el Life Followers, de SEO/BirdLife, un proyecto de voluntariado pionero en Europa enfocado en la protección de la Red Natura 2000,visitan hoy la Finca Monjarama, en San Sebastián de los Reyes, Madrid. La particularidad de esta explotación es su producción de alimentos sanos, ecológicos y de proximidad, con el valor añadido de ser producidos en un espacio protegido, y en un territorio altamente poblado y urbanizado como es la Comunidad de Madrid.

Monjarama es una empresa familiar situada en la vega del Río Jarama, a 19 km. de Madrid, dedicada al cultivo de fresas desde hace 30 años, y en menor medida al fresón, a los tomates de distintas variedades, así como a lasframbuesas, moras, grosellas y flores. Otra de sus particularidades es su ubicación en la Zona de Especial Conservación (ZEC) y Lugar de Interés Comunitario (LIC) de la Red Natura 2000 “Cuencas de los Ríos Jarama y Henares”. Un entorno rico en biodiversidad asociada fundamentalmente a los campos de cultivo cerealistas y los bosques de ribera, que ha participado en ediciones anteriores en las jornadas de puertas abiertas #AbreNatura, de SEO/BirdLife, para que la ciudadanía pueda conocer fincas dentro de esta red de espacios protegidos.

A través de la jornada de hoy, 16 de Octubre, Día Mundial de la Alimentación, Monjarama participa en las acciones del proyecto AgroecologiCAM, un grupo operativo impulsado por el IMIDRA de la Comunidad de Madrid junto con la FAO, la Red de Municipios por la Agroecología Red Terrae, la Asociación Unida de Productores Agroecológicos AUPA, la Universidad Autónoma de Madrid, la Sociedad Española de Agricultura Ecológica, y los tres Grupos de Acción Local de la Comunidad de Madrid (GALSINMA, ARACOVE y ADI Sierra Oeste) y con las entidades colaboradoras el Observatorio para una Cultura del Territorio, Mercodes y Germinando. Agroegologi CAM tiene como objetivo dar a conocer y reconocer la agroecología como modelo de agricultura y ganadería de proximidad y estrategia para el diseño de sistemas agroalimentarios locales.