WWF pide cinco regalos para Doñana en su 50 aniversario

  • Mañana se cumplen 50 años de la publicación del Decreto que convertía a Doñana en Parque Nacional.
  • En este día, WWF reclama a la Junta de Andalucía y al Gobierno de España que se comprometan con cinco regalos para proteger este Patrimonio Mundial: más recursos para la conservación, menos carreteras, una agricultura legal y sostenible, cerrar los pozos y fincas ilegales e incrementar la superficie protegida.

El 16 de octubre de 1969 se publicaba el Decreto del Gobierno por el que se delimitaron las 35.000 hectáreas que constituyen el corazón de Doñana. Con ello, se hacía realidad el sueño de un grupo vanguardista de científicos y amantes de la naturaleza, como José Antonio Valverde, Mauricio González, Francisco Bernis, o Luc Hoffman , de conservar una de las últimas maravillas salvajes de Europa y el mayor refugio migratorio de aves de todo el continente.  Es así como nace la historia que unió a Doñana y WWF.

Para conmemorar este día, WWF ha iniciado una acción en redes sociales para que las personas que lo deseen compartan su regalo para Doñana usando los hashtags #5RegalosParaDoñana y #Doñana50años. “Es un momento perfecto para rendir homenaje a las personas que han dedicado sus vidas a su conservación y para celebrar la suerte que tenemos de seguir contando con esta maravilla de la naturaleza. Pero este 50 aniversario es sobre todo el momento para recordar a las administraciones responsables de su conservación todo lo que está en sus manos y lo que queda por hacer para garantizar que Doñana viva otros cincuenta años más”, explica Juan Carlos del Olmo, Secretario General de WWF España.

Más recursos para la conservación. Los medios humanos y materiales para la gestión del espacio protegido son totalmente insuficientes. Es necesario dotar de más recursos humanos a la guardería del Espacio Natural y al SEPRONA, hoy día bajo mínimos. Por su parte, la guardería de la Confederación Hidrográfica que debería vigilar el robo de agua en miles de hectáreas de regadío, es casi inexistente y sus servicios jurídicos se encuentran desbordados, por los que se le deben dotar de más personal. Pero no sólo los servicios de vigilancia y protección de Doñana requieren más recursos económicos, materiales y humanos, la Estación Biológica de Doñana, debe recibir un mayor apoyo en presupuesto y personal para proporcionar la información científica de calidad necesaria para orientar la gestión ante los nuevos desafíos.

Menos carreteras y más conectividad. El entorno del Parque está cercado por una trama de caminos agrícolas y forestales asfaltados, carreteras y autovías donde los animales, como el lince son atropellados y el movimiento de la fauna es cada vez más complicado. Asimismo, la Junta de Andalucía ha anunciado su intención de construir un nuevo carril en la carretera A-483 entre Almonte-Matalascañas, que ya atraviesa el Parque Nacional de norte a sur; y ha hecho pública su intención de resucitar el antiguo proyecto de conectar Huelva y Cádiz con una autopista por el norte de Doñana, lo que provocaría un impacto incalculable y aislaría definitivamente el espacio protegido aun cuando no atravesara directamente el mismo.

Acabar con la agricultura ilegal. Las zonas de regadío de fresas y frutos rojos, en situación irregular, siguen devorando el territorio y ocupan ya 1.653 hectáreas. La Junta de Andalucía debe poner fin al desorden en los cultivos que rodean Doñana y cumplir íntegramente el “Plan de la Fresa” (Plan Especial de ordenación de las zonas de regadíos ubicadas al norte de la corona forestal de Doñana) aprobado en 2014 con el consenso de los agricultores legales y que sigue sin aplicarse por el nuevo gobierno andaluz. Los principales mercados europeos han reclamado acabar con la agricultura ilegal, apoyando únicamente a los agricultores legales, para poder conservar Doñana y mantener la agricultura a largo plazo.

Más agua para Doñana. Las marismas de Doñana reciben hoy menos del 20% de los aportes naturales de agua a través de su cuenca hidrográfica. El acuífero de Doñana permanece en mal estado, su declive continúa y los descensos de las reservas hídricas siguen imparables debido al crecimiento continuo e insostenible de la agricultura intensiva  y a la existencia de entre 1.000 y 2.000 pozos ilegales que roban su agua cada día.

Más superficie protegida. Doñana no puede seguir viviendo de espaldas al mar. La zona de protección marina debe ampliarse combinando diferentes figuras legales e incluir todo el frente marítimo que abarca espacios como la Reserva de Pesca del Guadalquivir y zonas  de extraordinario valor desde el punto de vista geológico situadas hasta los 2.500 metros de profundidad. Y en la parte terrestre es urgente restaurar y proteger una mayor extensión de las marismas originales ya  que fueron precisamente las que sufrieron una mayor destrucción en los años 60 y de las que apenas se encuentra protegido el 30 % frente al 70 % ya transformado.  Además Doñana debe saltar a la margen izquierda del Guadalquivir, cuya restauración es clave para la conservación de su Estuario y del propio espacio protegido.

Coral García | WWF
 

Barcelona se compromete a reducir su consumo de carne

  • Catorce importantes ciudades del mundo se convertirán en “Ciudades Bien Alimentadas” para intentar combatir la emergencia climática, reduciendo el consumo de carne a los 300g por persona a la semana
  • Greenpeace felicita a la Ciudad Condal e insta a que se sumen más ciudades españolas, ya que somos el segundo país de Europa con mayor consumo de carne por persona y año
    El ayuntamiento de Madrid, la otra ciudad española presente en la cumbre, no se ha sumado al compromiso

Catorce alcaldes y alcaldesas de algunas de las principales ciudades del mundo, incluyendo París, Los Ángeles, Lima, Tokio, Seúl, o Barcelona han firmado hoy un compromiso para convertirse en ‘Ciudades Bien Alimentadas’ y reducir considerablemente la carne servida en sus instituciones públicas, como respuesta a la emergencia climática global en la que nos encontramos.

En una declaración [1] publicada hoy en Copenhague, durante la Cumbre de Alcaldías de la red de ciudades C40 [2], las ciudades se han comprometido a alinear sus compras de alimentos para que, en 2030, esté adoptada en sus ciudades una ‘dieta de salud planetaria‘, rica en alimentos de origen vegetal y con menos alimentos de origen animal, provenientes, idealmente, de la agricultura y ganadería ecológicas. Esto equivaldría a un consumo medio máximo de 300 gramos de carne por persona a la semana. Además, estas ciudades se comprometen también a reducir un 50% su desperdicio alimentario.

“Greenpeace agradece el liderazgo demostrado por estas ciudades, e instamos a otras a que hagan lo mismo. Para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero y proteger los bosques, las ciudades deben reducir significativamente su consumo de carne”, ha afirmado Reyes Tirado, portavoz científica de Greenpeace Internacional.

“Estamos en una emergencia climática, alimentada en gran medida por la excesiva producción y consumo de carne industrial. No tenemos tiempo que perder. Necesitamos medidas valientes y contundentes y estas ciudades han reconocido el enorme potencial cuando se reduce la oferta de carne. Es hora de que más ciudades en el mundo sigan su ejemplo y muy en particular en España, ya que somos el segundo país de Europa con el mayor consumo de carne por persona y año“ ha afirmado Luís Ferreirim, responsable de agricultura de Greenpeace España. “Desde Greenpeace felicitamos a Barcelona por el compromiso asumido hoy e instamos a Madrid, que también está en la reunión, a que siga estos mismos pasos y anuncie lo antes posible medidas para reducir el consumo de carne en la capital”, ha añadido Ferreirim.

Las ciudades signatarias (Barcelona, Copenhague, Guadalajara, Lima, Londres, Los Ángeles, Milán, Oslo, París, Ciudad Quezón, Seúl, Estocolmo, Tokio y Toronto) adoptarán recomendaciones científicas para una dieta saludable y sostenible que reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero [3], como una de las medidas de sus planes de acción climática. Este anuncio tuvo lugar después del llamamiento de la semana pasada, en el que más de 200 personalidades de la comunidad científica de todo el mundo, pedían a los gobernantes de las ciudades que reduzcan su oferta de carne. [4]

“Barcelona debería poner en marcha lo antes posible medidas concretas que demuestren su firme compromiso de reducir el consumo de carne, ya que es una de las acciones de su Plan Clima, que tiene 2020 como fecha tope de implementación”, ha concluido Ferreirim.

Actualmente, las emisiones de la ganadería, incluidos los impactos de la deforestación para la producción de piensos, están creciendo y ya representan el 14,5% de las emisiones directas mundiales de gases de efecto invernadero [5], lo que exige una acción inmediata. En España, según los últimos datos del Ministerio para Transición Ecológica, las emisiones de gases de efecto invernadero se redujeron un 2,2% y, sin embargo, las de la ganadería se incrementaron, impidiendo una reducción aún mayor.

Luis Ferreirim | Greenpeace

 

 

Reducir a la mitad el usos de plásticos vírgenes, es el compromiso de Unilever

Unilever, propietario de marcas como Dove, Ben & Jerry’s, Lipton y Omo, ha anunciado nuevos compromisos para reducir sus desechos plásticos y ayudar a crear una economía circular para este material

Unilever ha confirmado que para 2025:

Reducirá a la mitad su uso de plásticos vírgenes, reduciendo su uso absoluto de envases de plástico en más de 100 000 toneladas y acelerando el uso de plástico reciclado.
Ayudará a recoger y procesar más envases de plástico de los que vende.
Este compromiso convierte a Unilever en la primera gran compañía mundial de bienes de consumo en comprometerse con una reducción absoluta de los plásticos en su cartera de productos.

Unilever está más cerca de cumplir sus compromisos anteriores: garantizar que todos sus envases de plástico sean reutilizables, reciclables o compostables para 2025, y utilizar al menos un 25% de plástico reciclado en sus envases, también para ese año.

Alan Jope, CEO de Unilever, afirma: «Hay espacio para el plástico, pero no en el medio ambiente. Solo podremos eliminar los desechos plásticos actuando de inmediato y tomando medidas drásticas en todos los puntos de su ciclo de vida.

«Nuestro punto de partida debe ser el diseño, la reducción de la cantidad de plástico que usamos y luego asegurarnos de que el que utilizamos proviene cada vez más de fuentes recicladas. También nos comprometemos a garantizar que todos nuestros envases de plástico sean reutilizables, reciclables o compostables.

«Esto exige un replanteamiento fundamental en la estrategia de nuestros envases y productos. Requiere la introducción de nuevos e innovadores materiales de envasado y la ampliación de los nuevos modelos de negocio, como formatos de reutilización y relleno, a una velocidad e intensidad sin precedentes».

Para cumplir con sus compromisos, Unilever necesita ayudar a recoger y procesar alrededor de 600 000 toneladas de plástico al año para 2025. Para ello, se servirá de inversiones y colaboraciones que mejoren la infraestructura de gestión de residuos en muchos de los países en los que opera Unilever.

Jope añade: «Nuestra visión es un mundo en el que todos trabajemos juntos para garantizar que el plástico permanezca dentro de la economía pero fuera del medio ambiente. Nuestro plástico es nuestra responsabilidad, por lo que nos comprometemos a recoger más de lo que vendemos, como parte de nuestra estrategia para fomentar la economía circular. Es a la vez un desafío y un proyecto emocionante que ayudará a impulsar la demanda mundial de plástico reciclado».

Ellen MacArthur, fundadora de la Ellen MacArthur Foundation, afirma: «El anuncio de hoy de Unilever es un paso significativo en la creación de una economía circular para el plástico. Al eliminar los envases innecesarios a través de innovaciones como la recarga, la reutilización y los concentrados, así como con el aumento del uso de plástico reciclado, Unilever está demostrando que las empresas pueden alejarse de los plásticos vírgenes. Animamos a las demás a seguir su ejemplo, para que colectivamente podamos eliminar el plástico que no necesitamos, innovar, para que circule el que necesitamos, y finalmente construir un sistema económico en el que los envases de plástico nunca se desperdicien».

Desde 2017, Unilever ha transformado su estrategia con los envases de plástico a través de su programa «Less, Better, No». A través de Less Plastic, Unilever ha explorado nuevas formas de envasar y entregar productos, incluidos los concentrados, como su nueva recarga ecológica Cif, que elimina el 75% del plástico, y las nuevas estaciones de recarga para champú y detergente de ropa en tiendas, universidades y máquinas expendedoras móviles en el sudeste asiático.

Better plastic se ha traducido en innovaciones pioneras: el nuevo pigmento detectable utilizado por Axe (Lynx) y TRESemmé, que hace que el plástico negro sea reciclable, gracias a que ahora puede verse y clasificarse mediante escáneres de plantas, y la «botella de festival» de Lipton, que está hecha de plástico 100% reciclado y se recoge mediante un esquema de depósito.

Como parte de No plastic, Unilever ha introducido en el mercado innovaciones que incluyen pastillas de champú, tabletas de pasta de dientes recargables, barras de desodorante de cartón y cepillos de dientes de bambú. También se ha registrado en la plataforma Loop, que explora nuevas formas de entregar y recoger productos reutilizables de los hogares de los consumidores.

Como parte del anuncio de hoy, Unilever ha publicado un vídeo en su web sobre el plástico en los océanos y en el que se compromete a hacer todo lo posible para «que el planeta vuelva a ser azul».

Las aves indican el camino para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible

SEO/BirdLife, en colaboración con el Alto Comisionado de la Agenda 2030 lanza la publicación “17 aves para 17 ODS”

  • Se ha presentado esta mañana con asistencia de numerosos representantes de la esfera política, económica, educativa y social

Hace cuatro años Naciones Unidas aprobó con el apoyo de 193 países, incluido España, los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible en el marco de la Agenda 2030 con el fin de convertir este planeta en un lugar mejor para vivir: en armonía con la biodiversidad, con respeto hacia los ecosistemas, con recursos suficientes, salud creciente, educación universal, relaciones igualitarias y equitativas, trabajo justo, consideración a la cultura y comportamiento ético.

Estas diecisiete demandas nacieron para circular y multiplicarse por todo tipo de foros y colectividades, y por ello SEO/BirdLife hace ahora su aportación con una publicación en la que se vincula 17 aves con los 17 ODS. “Las aves son perfectas mensajeras de nuestro capital natural y del estado de nuestro capital social. Ellas muestran a menudo los comportamientos a destruir y, a su vez, los caminos a trazar”, apunta Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife.

“17 aves para 17 ODS” cuenta con la colaboración del Alto Comisionado de la Agenda 2030. Su responsable en España, la Alta Comisionada para la Agenda 2030 –Cristina Gallach–, destaca en el prólogo que este fantástico ejercicio de vincular cada objetivo con las características y formas de vida de un ave “nos permite acercarnos a los ODS de una manera diferente, desde otro punto de vista, más visual y cercano, contribuyendo en definitiva a conocer la Agenda 2030, que es conocer el mundo en el que vivimos y asumir el reto de construir el desarrollo sostenible”.

Del ibis al gorrión común
Así, el ibis eremita, un superviviente en África que también busca salir de la pobreza, aparece vinculado con el Objetivo número 1. El guacamayo azul, que lucha por que su belleza no le lleve a la extinción, tiene mucho que ver con el Objetivo 10 y con la necesidad de reducir desigualdades en y entre los países.

Por su parte, el gorrión común quiere seguir siendo un ave de barrio en ciudades sanas, y es un excelente embajador del Objetivo 11, centrado en la consecución de ciudades y comunidades sostenibles; la tórtola, víctima del abuso agrario, defiende muy bien el Objetivo 12, que persigue la producción y el consumo responsables, mientras el frailecillo atlántico, damnificado por un mar sobreexplotado está muy ligado al Objetivo 14 que mira por los océanos, los mares y los recursos marinos.

Las aves son, además, símbolos de muchas conductas que persiguen los ODS. Así, el pingüino emperador ejemplifica la conciliación absoluta; la grulla es una eficaz transmisora de conocimientos y aprendizajes; la golondrina se muestra como una aliada en la lucha contra algunas enfermedades, y el colibrí, gran polinizador, se erige como representante de las grandes simbiosis y alianzas. Otras aves se convierten en indicadoras de estados de salud del planeta, como es el caso del mirlo acuático, cuya presencia da garantía de la pureza de las aguas.

La agenda común

“La Agenda 2030 es la agenda común de todos para conseguir un mundo en equilibro. Y para lograr el cumplimiento de estos diecisiete objetivos fundamentales será necesario cimentar cuanto antes una base con los ODS de carácter ambiental, que sustente con firmeza, sin riesgo de desmoronarse, el resto de objetivos sociales y económicos”, puntualiza Asunción Ruiz, para pedir finalmente “que el mundo escuche a las aves y que esta Agenda 2030 sea una de las agendas internacionales que se cumplan”.

Desde SEO/BirdLife la publicación va a ser distribuida de forma gratuita en todo tipo de foros de carácter educativo, político, informativo y ambiental, con el fin de que se convierta en una herramienta útil de concienciación social. “Esperamos que la lectura de esta guía que recoge ejemplos concretos de las consecuencias de vivir de espaldas a la naturaleza –apunta Cristina Gallach- nos ayude a reflexionar y nos empuje a una militancia activa para lograr un mundo más justo y sostenible”.

Acuerdo entre la Fundación Global Nature y SIGFITO para analizar la gestión de los residuos agrarios

  • En una primera fase se clasifican aquellos residuos que pueden presentar un mayor riesgo ambiental, se identifican los procesos de valorización de los residuos y recopilan tanto experiencias nacionales   como de otros países
  • La segunda fase tratará de generar una estrategia de trabajo a largo plazo en base a las lecciones aprendidas cuyo objetivo último es dar información al agricultor sobre la gestión de los residuos y ofrecer soluciones factibles y viables a las Administraciones Públicas para fomentar la economía circular en la agricultura

Analizar la actual gestión de residuos agrícolas en España para tener un diagnóstico veraz y detallado sobre la situación actual, conseguir que la información obtenida sea la base para mejorar a corto y largo plazo esta gestión y plantear una perspectiva más amplia sobre el concepto de residuo agrario. Estos son los objetivos del convenio firmado entre Fundación Global Nature y el Sistema de Recogida de Envases Agrarios (SIGFITO) que se ha firmado hoy y que se desarrollará durante los próximos meses. Entre las acciones que se incluyen en la primera, de las dos fases que contempla el convenio, están conseguir clasificar aquellos residuos que suponen un mayor riesgo ambiental y que por lo tanto urge su correcta gestión, identificar los procesos de valorización de los mismos y crear una recopilación de experiencias de las que aprender que se han llevado a cabo tanto a nivel nacional como en otros países.

Una vez realizado este primer paso, el objetivo de la segunda fase es generar una estrategia de trabajo a largo plazo, en base a las lecciones aprendidas que quede reflejada en un manual cuyo objetivo último es dar información y formación a los agricultores sobre cómo gestionar los residuos agrarios y ofrecer soluciones viables a las Administraciones Públicas para fomentar la economía circular en la agricultura. Se trata de dar visibilidad a este problema al tiempo que poder conseguir que cualquier residuo producido en el medio agrario tenga garantizada una vía de recuperación y, en la medida de los posible, de valorización.

Actualmente, la gestión de residuos agrarios en España realizada por SIGFITO asegura la recogida de envases de fertilizantes, bioestimulantes y fitosanitarios. No obstante, ambas entidades son conscientes de que aún queda por hacer una tarea de sensibilización en el sector, que no solo haga más eficaz el sistema actual, sino que contemple otros residuos. De hecho, el objetivo de ambas entidades es también adelantarse a futuras directivas europeas que sin duda alguna tienen como objetivo lograr estrategia de residuos 0 en el campo.

La Junta de Andalucía suspende la recogida nocturna en olivares superintensivos

Las organizaciones ecologistas, coincidinedo con el Día de las Aves,  celebran la prohibición de la recogida nocturna en olivares superintensivos para evitar la muerte de aves

En la reunión celebrada ayer con el Ministro Luis Planas, este anunció el acuerdo con el Ministerio de Transición Ecológica y las Comunidades Autónomas para prohibir cautelarmente la recogida nocturna en olivares superintensivos por causar la muerte de miles de aves, hasta que no se disponga de estudios científicos para cuantificar su impacto, tal y como reclamaban las organizaciones de defensa del medio ambiente, que han valorado esta decisión muy positivamente y esperan que se aplique en otros países donde se está extendiendo este nuevo y dañino sistema de producción.

Además, en este nuevo encuentro con el Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación las organizaciones Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF le trasladaron sus peticiones para que la PAC se dirija fundamentalmente a apoyar a quienes producen alimentos sanos y sostenibles, reduzca su impacto en el cambio climático y frene el declive de la biodiversidad europea respondiendo a retos sociales como el abandono rural, el relevo generacional o el apoyo a la mujer rural.

Zorzal común, una de las especies afectadas por la recolección nocturna en olivares en seto ©JLMR-Olivares Vivos

Las organizaciones ecologistas consideran que la reforma de la PAC es una de las piezas claves para conseguir una verdadera transición ecológica tal y como ha anunciado el gobierno de Pedro Sánchez, sin embargo han lamentado que la propuesta de reglamentos presentada por la Comisión Europea carezca de la ambición necesaria para lograrlo, aunque los estados miembro tendrán un amplio margen en su aplicación y a la hora de fijar sus objetivos ambientales.

Por esta razón, las organizaciones ecologistas han trasladado al ministro Luis Planas la necesidad de reorientar los flujos financieros hacía la protección de la naturaleza y la seguridad alimentaria, garantizando que el 50% de los fondos de la PAC esté asociado a objetivos ambientales y climáticos y asegurando una financiación suficiente para los nuevos ecoesquemas, que contribuyan a la recuperación de especies vinculadas a la actividad agraria, el apoyo explotaciones en Natura 2000, los Sistemas de Alto Valor Natural y la producción ecológica.

También han recalcado la importancia de que la nueva PAC cumpla estrictamente con el principio de “quien contamina, paga”, incluyendo leyes europeas como la Directiva Marco de Agua o las Directivas de Hábitats y Aves, y sea mucho más ambiciosa en la lucha contra el cambio climático de lo que en la actualidad recoge el Plan Nacional de Energía y Clima (PNIEC).

Además, han reclamado más coherencia política en la nueva PAC eliminando las subvenciones y subsidios perversos por suponer un derroche de fondos públicos y por su grave impacto sobre la biodiversidad, el medio ambiente e incluso la salud de las personas. En particular han reclamado un rediseño del llamado pago básico para que se eliminen los derechos históricos y se oriente a la provisión de bienes públicos, asegurar buenas prácticas agronómicas como el barbecho, la rotación de cultivos y las cubiertas vegetales, y ayuda a la renta a las explotaciones con mayor valor socioambiental.

Por último, han agradecido los canales de diálogo y colaboración abiertos por el MAPA a través de diferentes grupos de trabajo temáticos sobre la reforma de la PAC en los que están participando y aportando sus observaciones las organizaciones ecologistas.

La Escandella lanza una teja solar fotovoltaica

La Escandella presenta su nueva teja solarPlanum H-Selection klinker  que será una verdadera revolución en el mercado debido a su exclusivo sistema de colocación y estética en el tejado.

Esta teja solar esta perfectamente integrada en el tejado al ser una teja Planum equivalente a 3,5 tejas y disponer de encajes mecánicos similares al modelo cerámico. Esta fabricada con los más altos estándares de calidad lo que le permite garantizar su potencia durante 25 años (un mínimo de 80%). Cada teja solar Planum tiene la capacidad de producir una potencia máxima de 47w. Este producto se beneficia del marcado CE y del prestigioso certificado de calidad TUV.

La Escandella sigue apostando por la innovación y el desarrollo, por la mejora continua de la calidad de vida de las personas, por el confort, por la tendencia, y completa una extensa gama de tejas cerámicas con múltiples formatos, acabados, texturas y colores, cuyo objetivo es ofrecer a sus Clientes soluciones integrales en cerámica.

Nuevas iniciativas agroecológicas frente a la crisis climática

  • El sistema alimentario se encuentra en el epicentro de la degradación del suelo y de la crisis climática.
  • Con un 70% del suelo en proceso de desertificación, la agroecología se convierte en una gran aliada frente a los retos ambientales y climáticos.

Amigos de la Tierra comienza su proyecto de cultivo biointensivo para promover técnicas agroecológicas que contribuyan a la lucha frente a la crisis climática en diferentes territorios. El proyecto, que cuenta con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica a través de la Fundación Biodiversidad, se desarrolla en Galicia, Aragón, las islas Baleares y la Comunidad de Madrid.

La organización ecologista lleva años trabajando a favor de la soberanía alimentaria, y para este fin ha mostrado su apoyo y ha llevado a cabo cursos y talleres basados en la agroecología. En esta ocasión y para dar continuidad a su trabajo está organizando formaciones prácticas en diferentes regiones  sobre el uso de técnicas agroecológicas que contribuyen a la lucha frente al cambio climático. La recuperación de la fertilidad del suelo Y la reducción del uso del agua, que puede llegar hasta un 77%, son alguna de las señas de identidad de esta práctica.

Los usos agrícolas intensivos y la crisis climática socavan la productividad de la tierra, limitan los tipos de cultivo y merman la capacidad del suelo para absorber carbono. De hecho, el 70% de los suelos de la geografía española están en proceso de desertificación y sufren de una gran falta de carbono orgánico.

Ante esta situación de emergencia cimática cada vez más acuciante, la agroecología, en la que se enmarca el método, es una aliada. Los estudios corroboran que el cultivo biointensivo aumenta la fertilidad del suelo en un 100% y, a su vez, al no necesitar prácticamente ningún insumo externo, reduce la energía empleada un 96%, a la vez que aumenta la producción de alimentos un 250%.

Amigos de la Tierra pone en marcha este método con productoras y productores en cuatro regiones de España (Madrid, Galicia, Aragón y Baleares), acompañándoles en aspectos técnicos que combinan la producción de alimentos con la regeneración del suelo, gracias a la variedad, rotación y asociación de cultivos utilizando semillas autóctonas, y gracias al uso de compost producido en la propia huerta.

Según el último informe del IPCC (Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático) el sistema alimentario se encuentra en el epicentro de la degradación del suelo y de la crisis climática. Es por tanto urgente y una prioridad incidir en el modelo alimentario actual, tanto en la producción como en el consumo. En esta línea fomentar las iniciativas basadas en una producción y distribución a pequeña escala y de circuitos cortos, así como cultivos basados en criterios agroecológicos, que aúna tanto el respeto por el medio ambiente como por los derechos humanos, son decisivas para afrontar la emergencia climática.

La asociación ecologista invita a la ciudadanía a sumarse a los talleres y a informarse sobre las alternativas a su alcance para avanzar hacia la soberanía alimentaria. A su vez la anima a movilizarse y reclamar unas políticas que prioricen la salud de las personas y el planeta.

Teresa Rodríguez Pierrard | Amigos de la Tierra

37 millones de españoles contribuyen diariamente a los ODS con el reciclaje de envases

  • Separando los envases de plástico, latas y briks en el contenedor amarillo y de papel y cartón en el azul para su posterior reciclaje, se reducen las emisiones de CO2 a la atmósfera y se evita la utilización de materias primas, lo que repercute directamente en el ODS 13 ‘Acción por el clima’.
  •  Educación, colaboración e innovación son conceptos clave para poder alcanzar algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por la Agenda 2030

Se cumplen cuatro años desde que las Naciones Unidas aprobara la Agenda 2030 y, con ella, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), una hoja de ruta que define 17 ámbitos en los que trabajar para garantizar un desarrollo humano sostenible en los próximos años. Se trata de un plan de acción universal al que está llamado el conjunto de la sociedad: empresas, administración pública y ciudadanos.

Precisamente, estos últimos ya contribuyen de forma activa a la consecución de uno de los ODS, el 13, ‘Acción por el clima’, a través del reciclaje de envases. Y es que gracias al gesto diario que realizan 37 millones de españoles separando sus envases en los contenedores amarillo y azul para que, posteriormente, sean reciclados, durante 2018 se evitó la emisión de 1,6 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera y, además,  se ahorró el consumo de 1,5 millones de toneladas de materias primas.

La gran contribución medioambiental de los ciudadanos

El compromiso de los ciudadanos con el medioambiente es cada vez mayor y va más allá de la separación de envases. Un ejemplo lo encontramos en los más de 20.000 voluntarios que se han sumado al Proyecto Libera, de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, para limpiar los espacios naturales de basuraleza, retirando más de 100 toneladas de residuos abandonados en distintos entornos. Con ello, además de dar un ejemplo de civismo, contribuyen a alcanzar el ODS 15, ‘Vida de los ecosistemas terrestres’

También en el ODS referente a ‘Vida submarina’, el 14, hay ciudadanos comprometidos. Ejemplo de ello son los más de 3.700 pescadores que forman parte de Upcycling the Oceans, una iniciativa pionera de Ecoembes y la Fundación Ecoalf que quiere acabar con la basura de los fondos marinos en España. Así, los pescadores recogen los residuos que encuentran en el mar cuando salen a faenar y los depositan en los contenedores que hay en los puertos para que puedan ser reciclados. Gracias a ello, en los mares ya hay 140 toneladas menos de residuos.

Pero, además de retirar la basuraleza, es imprescindible concienciar y educar a los más pequeños para que aprendan a cuidar del planeta. Para lograrlo, contribuyendo al ODS 4 ‘Educación’, más de 850 docentes de primaria se han sumado a Naturaliza, la apuesta de Ecoembes por la educación ambiental, para educar activamente en valores ambientales a los niños y niñas, acercándoles también la importancia de cuidar del medioambiente.

Caminar en una misma dirección: el valor incalculable de las alianzas y la innovación

Para la consecución de los ODS se hace imprescindible, junto a la educación, la colaboración. Así lo refleja el ODS 17, que pone el foco en la necesidad de establecer Alianzas. El reciclaje es, en este sentido, un perfecto ejemplo de colaboración, ya que lo hacen posible más 12.000 empresas, 8000 ayuntamientos y los millones de ciudadanos que reciclan diariamente.

Este gran valor de cooperación repercute de manera directa y positiva en otro de los ODS, el 12, que pone de manifiesto la necesidad de una Producción y Consumo Responsables. En este aspecto, Ecoembes trabaja con las empresas para proporcionarles herramientas y asesoramiento en materia de ecodiseño para, así, conseguir unos envases más sostenibles, una demanda cada vez mayor por parte de la ciudadanía.

Para lograr este y otros objetivos, se hace imprescindible, también, avanzar en materia de innovación, tal y como recoge el ODS 9. Conscientes de ello, Ecoembes creó hace poco más de dos años TheCircularLab, un laboratorio de economía circular que trabaja en torno a  cuatro líneas –envase del futuro, ciencia ciudadana, smartwaste y emprendimiento- que ya ha desarrollado más de 150 proyectos de innovación.

Mañana, movilización mundial por el clima

Unas 500 organizaciones, entre ellas Greenpeace, apoyan las concentraciones para exigir soluciones a la emergencia climática

Alrededor de un centenar de actividades han sido convocadas por toda la geografía española, entre ellas, manifestaciones en Madrid y Barcelona

Greenpeace exige acelerar la transición energética y ecológica para llegar a cero emisiones en 2040 en todos los países europeos, sin dejar a nadie atrás

España necesita un Gobierno que se comprometa a reducir las emisiones en 2030 un 55% respecto a 1990
Madrid, 26 de septiembre de 2019.– Dentro de la Semana Global de Acción por el clima, y a pocas horas de las movilizaciones de mañana, 27 de septiembre, Greenpeace (como convocante de estos actos) anima a la ciudadanía a salir a la calle para exigir que se actúe contra la emergencia climática.

MAPA CON TODAS LAS MOVILIZACIONES AQUÍ

“No podemos seguir esperando. No nos vamos a resignar ante el futuro devastador que nos espera con los datos científicos en la mano. Exigimos que los gobiernos pongan en marcha ya las soluciones que nos lleven a un mundo sin emisiones, sin plegarse a los intereses económicos de las corporaciones que se han enriquecido a sabiendas de que estaban provocando el problema”, ha declarado Tatiana Nuño, responsable de la campaña de Cambio Climático de Greenpeace.

Frente a las promesas vacías de contenido de la clase política, la ciudadanía se está movilizando para exigir compromisos reales que logren reducir urgentemente a la mitad las emisiones mundiales causantes del cambio climático para 2030 y llevarlas a cero a mitad de siglo, tal como la comunidad científica confirma necesario para evitar que la temperatura del planeta suba 1,5 ºC (ya ha subido 1,1) (ver nota).

La llamada a la movilización se intensifica aún más tras la Cumbre de Acción Climática, convocada por el Secretario General de la ONU, que ha tenido lugar este lunes en Nueva York. A pesar de acudir el máximo nivel de representación gubernamental, las propuestas presentadas siguen sin reflejar la urgencia de la crisis climática que afrontamos, y en la mayoría de los casos, suponen “más de lo mismo” o quedan muy lejos del esfuerzo necesario.

Los datos científicos confirman la urgencia de actuar. El informe del IPCC publicado ayer sobre el cambio climático, los océanos y la criosfera (capas de hielo) muestra cómo el cambio climático impacta en la pérdida de biodiversidad, del hielo de los casquetes polares y glaciares y de ecosistemas únicos. Los compromisos de reducción de emisiones propuestos hasta ahora por los gobiernos no son suficientes, puesto que, aún si se cumplen, la subida del nivel del mar podría llegar hasta un metro en este siglo, provocando el desplazamiento forzado de millones de personas.

La Semana de Acción por el Clima comenzó el pasado viernes 20 de septiembre con millones de personas que llenaron las calles de todo el mundo con manifestaciones masivas en ciudades como Londres, Nueva York o Sidney. Para mañana, viernes 27 de septiembre, hay convocadas un centenar de movilizaciones en toda España. En el caso de Madrid las plataformas Fridays for Future, Alianza por el Clima, Alianza por la Emergencia Climática y 2020 Rebelión por el Clima convocan una manifestación que recorrerá, desde las 18h, el tramo comprendido entre Atocha y Sol.