El mundo de la conservación pide a la ONU que incluya un «medio ambiente sano» como un derecho humano

Hoy, en una carta abierta al Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, la principal asociación mundial de conservación de la naturaleza, BirdLife International, celebra el 50º aniversario del Día de la Tierra haciendo un llamamiento a las Naciones Unidas para que dé un paso audaz y sin precedentes: declarar un medio ambiente sano como un derecho humano fundamental.

La carta, publicada íntegramente a continuación, pide a las Naciones Unidas que, como parte de su respuesta a la pandemia del coronavirus, añada un «Artículo 31» a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en el que se consagre el derecho universal a un medio ambiente natural sano garantizado por las políticas públicas y regido por la sostenibilidad, el conocimiento científico y la sabiduría tradicional.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos surgió de las cenizas de la Segunda Guerra Mundial y estableció por primera vez los derechos humanos fundamentales que deben ser protegidos a nivel mundial. Sus 30 artículos cubren temas como la tortura, la esclavitud y la educación, pero no incluye ningún artículo sobre la conservación del medio ambiente, del que depende la vida, la salud de las personas y su desarrollo social y económico. Si tiene éxito, sería la primera vez que se añade un artículo desde que se proclamó la Declaración en 1948.

«La COVID-19 es la mayor crisis mundial desde la Segunda Guerra Mundial. Pero si bien la pandemia es devastadora, también ofrece a los líderes mundiales la oportunidad, y de hecho la obligación, de transformar la sociedad, para proteger aún más nuestro bienestar y el de las generaciones futuras», dice Patricia Zurita, CEO de BirdLife International. «La salud de nuestro planeta es nuestra salud. Los humanos dependemos de la naturaleza para nuestra supervivencia, pero nuestras acciones han alterado el equilibrio natural de la Tierra».

Estamos inmersos en la doble crisis del clima y de la biodiversidad, que ha puesto a más de un millón de especies en peligro de extinción, y que también afecta negativamente a la salud humana. La pandemia actual tiene sus raíces en la pérdida de hábitat y el comercio ilegal de especies.Y como en el caso de las crisis climática y de la biodiversidad, la COVID-19 pone de relieve una vez más la necesidad y la posibilidad de que la humanidad tome conciencia de que estamos todos conectados y trabaje de forma unida y coordinada para dar una respuesta urgente.

«En el pasado se han hecho esfuerzos para incluir el derecho a un medio ambiente saludable», dice Melanie Heath, Directora de Ciencia y Política de BirdLife International. «Hoy en día, esperamos que la gravedad de la pandemia sea una llamada de atención lo suficientemente fuerte como para que las Naciones Unidas y los ciudadanos del mundo se unan para restaurar la naturaleza y protegernos de crisis similares en el futuro».

«El artículo 31″ sería un regalo para el mundo y las generaciones futuras. Y qué momento más apropiado para lanzar un manifiesto por ello que el Día de la Tierra», dice Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife.»En lugar de aprender de la crisis del coronavirus, algunos líderes la utilizan cínicamente como excusa para hacer retroceder la protección del medio ambiente. Consagrar un medio ambiente natural sano como un derecho humano será un logro que beneficiará a la humanidad en los siglos venideros, y es la única manera de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas».

La carta hace un llamamiento urgente para que el derecho del Artículo 31 a un medio ambiente natural saludable sea incluido en la agenda de la Cumbre de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la Biodiversidad en septiembre de 2020, con el objetivo final de su aprobación en diciembre de 2023, para conmemorar el 75º aniversario de la adopción de la Declaración Universal por la Asamblea General.

Esta carta forma parte de un impulso más amplio para mejorar la política sobre el clima y la naturaleza al final del Decenio de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica, y es un llamamiento abierto al resto de la sociedad civil del planeta para que la apoye; la inclusión del derecho a un medio ambiente natural sano es una tarea que todos deberíamos respaldar si queremos proteger nuestro bienestar, nuestra supervivencia y salvar nuestro planeta.

Para saber más, y para firmar la petición pública de BirdLife para apoyar el Artículo 31:

www.birdlife.org/healthyplanet

El confinamiento no paraliza el movimiento climático en el Día de la Tierra

  • Este viernes 24 de abril, a las 22h, cientos de organizaciones llaman a manifestarse por el clima, mediante la proyección de sombras y sonidos desde los balcones
  • Las actuales crisis sanitaria, climática y de biodiversidad son caras de un mismo poliedro: la degradación de la Tierra y la superación de sus límites
  • La Tierra vive fenómenos extremos: el pasado mes de enero fue el más cálido de la historia y un millón de especies están en peligro de extinción

Con motivo de la celebración mañana del Día de la Tierra, Greenpeace recuerda que, en el actual contexto de emergencia sanitaria, el cuidado del planeta es más necesario que nunca. Mientras el coronavirus se expande por los cinco continentes, el planeta experimenta extremos climáticos: a nivel mundial, el pasado mes de enero fue el más cálido desde que se tienen registros en todo el mundo y marzo el segundo más cálido. En España, el mes de febrero estuvo 3ºC por encima de la media entre 1981 y 2010.

“Una vez que empecemos a observar el aplanamiento de la curva de la pandemia, urge abordar la actual crisis climática y de biodiversidad, que no han vivido ninguna cuarentena. Es urgente que gobiernos y empresas retomen la agenda para abordar las otras crisis que estamos viviendo”, ha señalado Miguel Ángel Soto, portavoz de Greenpeace España.

Para avanzar en esta dirección, cientos de organizaciones sociales, bajo el paraguas de Fridays For Future, 2020 Rebelión por el Clima y Alianza por el Clima -plataforma de la que forma parte Greenpeace-, han convocado a la ciudadanía a una acción global por el clima este próximo viernes 24 de abril, a las 22h, para reivindicar una salida de la crisis sanitaria que ponga en el centro el medioambiente y a las personas y tenga en cuenta criterios de justicia social y climática.

“Mucho ha cambiado el planeta desde la última celebración del Día de la Tierra en 2019. Además de la multiplicación de fenómenos meteorológicos extremos o de la actual crisis sanitaria producida por el Covid19, este año la ciudadanía ha despertado ante la emergencia climática como nunca antes”, ha añadido Soto: “Una vez que la crisis sanitaria permita salir a las calles, la ciudadanía volverá a pedir que se aborde de manera urgente la respuesta a la crisis ecológica y que los intereses privados, que están retardando la transición ecológica, sean expulsados de los foros donde se está debatiendo el futuro de la humanidad, porque ambas crisis, la sanitaria y la climática, son caras de una misma moneda, la profunda alteración del equilibrio en la Tierra”.

MÁS CO2 EN LA ATMÓSFERA QUE EN TODA LA HISTORIA

En estos días en los que los cielos de las ciudades están más limpios, conviene recordar que el cambio climático sigue siendo la principal amenaza del planeta. Los últimos datos de la NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos) evidencian que la concentración de CO2 que se acumula en la atmósfera no ha dejado de crecer desde que empezaron los registros en 1958: la media entre enero y marzo de este año ha alcanzado las 414,03 partes por millón (ppm), frente a las 411,6 ppm del mismo periodo de 2019. Todo ello a pesar de que en China, el mayor emisor de CO2 del mundo y el primero en sufrir las consecuencias de la crisis sanitaria, se estima que las emisiones en febrero se redujeron en torno a un 25%.

La mayor fuente de emisión de CO2, principal gas de efecto invernadero, es la quema de combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas), que junto con las actividades industriales, generan el 85,5% de todo el CO2 mundial.

Según datos científicos recopilados por los Centros Nacionales de Información Ambiental de EEUU y publicados esta semana, los océanos del mundo están registrando temperaturas récord, lo que podría estar alimentando fenómenos meteorológicos extremos más intensos, como huracanes, tormentas e incendios.

ESPECIES EN PELIGRO

El informe Evaluación Global sobre la Biodiversidad y los Servicios de los Ecosistemas del Panel Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES), de Naciones Unidas, advertía en 2019 que un millón de especies están en peligro de extinción, más que en cualquier otro momento en la historia de la humanidad. Este informe afirmaba que la mayor parte de de los objetivos mundiales de protección de la naturaleza, que vencían en 2020, descritos en el Plan Estratégico para la Biodiversidad (objetivos de biodiversidad de Aichi), no se iban a cumplir, lo que socava la mitad de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. Según el IPBES, esta pérdida masiva de especies debido a la actividad humana debe provocar la puesta en marcha de medidas urgentes para proteger los bosques y océanos del mundo y llevar a un cambio radical en los modelos de producción y consumo.

GANADERÍA INDUSTRIAL Y DEFORESTACIÓN

El actual sistema agroalimentario industrial es un importante contribuyente a la crisis climática global, responsable de dos tercios de la deforestación total en América del Sur, liderada por el cultivo de soja y la ganadería. Esta rápida expansión se ha producido a expensas de algunos de los ecosistemas con mayor biodiversidad en la TIerra, incluidos los bosques de Amazonas, Cerrado y Gran Chaco en América del Sur, y está impulsando la crisis climática y de salud pública. Esta crisis sanitaria está mostrando la insostenibilidad de estas largas cadenas de suministro que hunden sus raíces en la destrucción ambiental. Además, la ganadería industrial, responsable de cerca del 15% de los gases de efecto invernadero, tiene también un papel bien conocido en la aparición y propagación de infecciones virales similares a la Covid-19. De hecho, se estima que el 73% de todas las enfermedades infecciosas emergentes se originan en animales y que la ganadería transmite una cantidad extraordinaria de virus, como los coronavirus y los virus de la influenza, a los seres humanos.

La conservación y restauración de los bosques y un cambio en el actual modelo agroalimentario mundial mediante un cambio en la dieta son soluciones clave para afrontar la emergencia climática y la crisis de biodiversidad, según el informe del Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de Naciones Unidas, hecho público en agosto de 2019. El informe revelaba que, desde el periodo preindustrial, la temperatura sobre la superficie terrestre ha aumentado 1,53 °C en comparación con el promedio global, incluyendo la superficie oceánica, de un aumento de 0,87 °C. Esta subida de temperatura compromete la seguridad alimentaria y contribuye a la desertificación y a la degradación del planeta.

“Nuestro planeta enferma y nosotros con él. Los bosques son sustituidos o arden en pavorosos incendios. El hielo ártico se derrite. Los últimos cinco años han sido los más calurosos registrados para nuestros océanos. Al entrar en la sexta extinción masiva, la crisis climática está ejerciendo una presión adicional sobre un gran número de animales que ya están en riesgo debido a otras actividades humanas”, ha declarado Soto. “La comunidad científica está señalando que el deterioro ambiental favorece la transmisión de patógenos de animales salvajes al ser humano, provocando pandemias como la que azota actualmente a la humanidad La buena noticia es que aún estamos a tiempo de proteger nuestro planeta y al clima”.

Más de 150 entidades piden al Gobierno que apoye la producción local y sostenible

  • La crisis del coronavirus ha generado mayor demanda social de alimentos ecológicos y los pequeños productores buscan nuevos canales de distribución
  • El gobierno debe abordar una reconstrucción verde, apostando por la agroecología en lugar de la producción industrial que destruye el planeta y facilita la aparición de infecciones virales similares a la del Covid-19
  • En el Día de la Lucha Campesina, Greenpeace se une al llamado internacional de La Vía Campesina, apoyando al mundo rural bajo el lema #QuédateEnCasaNoEnSilencio

Hoy, Día Internacional de la Lucha Campesina, Greenpeace envía, junto con más de un centenar de entidades y productores/as de todo el territorio español (1), una carta abierta al Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luís Planas -con copia a la Vicepresidenta de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, así como a todos y cada uno de los responsables autonómicos de agricultura-, solicitando apoyo al sector agrícola, ganadero y pesquero local y sostenible. Un sector vulnerable y de incuestionable importancia para poder seguir alimentando a la ciudadanía durante la crisis en la que estamos inmersos pero, más aún, en el marco de una reconstrucción justa y verde, que no deje a nadie atrás y garantice un mundo rural vivo.

La actual crisis sanitaria está mostrando la insostenibilidad del modelo productivo. La ganadería industrial, por ejemplo, tiene un papel bien conocido en la aparición y propagación de infecciones virales similares a la Covid-19. De hecho, se estima que el 73% de todas las enfermedades infecciosas emergentes se originan en animales y que la ganadería transmite una cantidad extraordinaria de virus, como los coronavirus y los virus de la influenza, a los seres humanos.

Las organizaciones firmantes piden una actuación ante la actual crisis, pero también, y principalmente, a medio y largo plazo para garantizar la supervivencia de la producción local y sostenible, así como una reconversión del sector agrícola, mediante acciones como:

  • Desarrollar e implementar un entorno normativo propicio que apoye la agricultura y ganadería de pequeña y mediana escala, así como la pesca artesanal;
  • Apoyar a la juventud y a las mujeres de las zonas rurales;
  • Mejorar los medios necesarios a la pequeña y mediana agricultura, ganadería y pesca y reforzar su resiliencia frente a múltiples y nuevos peligros;
  • Promover el acceso a los mercados de manera prioritaria a todos aquellos productos que provengan de una producción local y sostenible;
  • Promover la sostenibilidad de la pequeña y mediana agricultura, ganadería y pesca para garantizar el derecho a la soberanía y seguridad alimentaria;
  • Incrementar la inversión en un modelo productivo que respete los límites planetarios, que sea justo, igualitario y permita proveer de alimentos sanos y sostenibles a todas las personas.

Aunar fuerzas está siendo decisivo para poner en valor el medio rural y encontrar soluciones a sus múltiples vulnerabilidades. En esta crisis, los pequeños productores vivieron momentos de gran incertidumbre y desamparo inicial, frente a la enorme competencia de las grandes superficies comerciales, al perder buena parte de sus canales habituales de venta, como mercados tradicionales, hostelería o comedores escolares.

La buena noticia es que la sociedad está mostrándoles su apoyo, no solo aumentando la demanda de sus productos durante el confinamiento -con medidas como el reparto a domicilio-, sino demandando un cambio estructural. Por mostrar algunos ejemplos, en paralelo a la carta de Greenpeace, han surgido otras iniciativas, como una demanda colectiva solicitando medidas inmediatas ante los problemas generados al sector por la declaración del estado de alarma, en la que también participa Greenpeace junto a otras 600 entidades, y existen otros muchos proyectos en marcha para estrechar lazos entre las personas productoras y las consumidoras, como Frena la Curva u otros mapas para poder contactar a productores locales y agroecológicos (tanto a nivel nacional, como el caso de la Sociedad Española de Agricultura Ecológica, o autonómico, como, por ejemplo, el de Madrid Agroecológico).

“Sin duda vivimos tiempos de cambio. Es una alegría que la ciudadanía haya respondido al SOS del campo y apoyado la producción local y sostenible que, en algunos casos -no en todos, lamentablemente- está, incluso, incrementando sus ventas”, ha afirmado Luís Ferreirim, responsable de agricultura de Greenpeace España. “Ahora es el turno de las administraciones. Urge apoyar de forma decidida la reconversión del sector agrícola a uno basado en la agroecología, abandonando la senda del destructivo modelo industrial, una de las causas de la destrucción de los ecosistemas y de la emergencia climática”, concluye.

En el Día Internacional de la Lucha Campesina, Greenpeace se suma también al llamamiento internacional de La Vía Campesina que aboga por la defensa de los derechos de las personas campesinas y por una transformación de los sistemas alimentarios hacia la soberanía alimentaria y la resiliencia, pidiendo el apoyo ciudadano bajo el lema #QuédateEnCasaNoEnSilencio.

Luís Ferreirim | Greenpeace

Reivindican la importancia del sector agrario y ganadero en tiempos de emergencia sanitaria por el COVID-19

  • Con motivo de la celebración internacional del Día de la lucha campesina, 17 de abril, Amigos de la Tierra reivindica la importancia las personas que nos alimentan, sumándose a la campaña #SOSCampesinado.
  • La organización ecologista exige al Gobierno que garantice la continuidad de la venta directa, así como la autoproducción en las huertas.

Este 17 de abril, Día de la Lucha Campesina, Amigos de la Tierra pone el foco más que nunca en la necesidad de apoyar una agricultura y ganadería local y agroecológica. La crisis del COVID-19 ha puesto de relieve el valor de las personas que trabajan la tierra para producir los alimentos que diariamente consume la población.

El cierre generalizado de los mercados alimentarios, causado por una interpretación excesivamente restrictiva de muchos gobiernos locales y autonómicos sobre las directrices decretadas por el estado de alarma ante la pandemia, está generando costes inasumibles a los productores y productoras locales. Esta situación está afectando profundamente a sus modos de vida, además de estar incrementando el desperdicio alimentario por la imposibilidad de dar salida a sus productos, y, lo que es más grave, no están llegando alimentos frescos y saludables a la ciudadanía.

Amigos de la Tierra exige al Ministerio de Agricultura y Alimentación, Ministerio de Sanidad y Ministerio de Consumo que clarifiquen las instrucciones puestas en marcha en el estado de alarma ante la pandemia del COVID-19. Es necesario garantizar que los mercados de proximidad, los circuitos cortos de comercialización y la producción de autoabastecimiento puedan seguir celebrándose en todas las Comunidades Autónomas. Esto ya sucede en las Islas Baleares, a través de la venta directa de alimentos, así como en Galicia, donde siguen permitiéndose los desplazamientos a granjas, huertos y corrales de autoproducción y consumo de alimentos.

Los canales de venta directa facilitan el acceso a la ciudadanía a bienes de primera necesidad -cuya producción, circulación y abastecimiento están protegidas expresamente por el estado de alarma- ya que cuentan con condiciones óptimas de seguridad e higiene, que suelen ser superiores a las de cualquier supermercado.

Amigos de la Tierra solicita que la respuesta en el estado de alarma frente a la pandemia del COVID-19 debe servir para apostar por un modelo alimentario justo, saludable y sostenible medioambientalmente, que ponga en el centro a las personas que producen los alimentos y a las que lo consumen. Por ello, demanda a las autoridades públicas que hagan un esfuerzo con el fin de mitigar el brutal impacto económico que está provocando esta crisis en las economías campesinas, y apuesten por las producciones locales y las ecológicas en la compra pública de alimentos para abastecer hospitales, centros de mayores, comedores sociales, comedores escolares o bancos de alimentos.

La agricultura, la ganadería y el sistema alimentario en su conjunto son fundamentales para dar respuesta tanto a esta emergencia sanitaria, como a la emergencia climática, la desertificación, el agotamiento de los acuíferos y a la pérdida de biodiversidad. En este sentido, la organización ecologista emplaza al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, MAPA, a que aproveche el proceso actual de elaboración del Plan Estratégico Nacional de la Política Agraria Común, PAC, para abordar varias cuestiones inaplazables como son:

•    Definir un sistema redistributivo que apoye a pequeñas fincas ganaderas y agrícolas, estableciendo criterios que acompañen a una transición justa y agroecológica del sector.

•    Poner en marcha medidas que fomenten la venta directa y los canales cortos de comercialización. Especialmente útil en este sentido es la compra pública alimentaria ecológica y de proximidad, que puede potenciarse en colegios, hospitales y demás organismos de gestión pública.

•    Utilizar los recursos públicos de distribución alimentaria en beneficio de una producción agraria justa y respetuosa con el medio ambiente. Para ello el Ministerio cuenta con la empresa estatal MERCASA, responsable de la Red de MERCAS que abastece por toda la geografía española.

•    Implementar una política fiscal que potencie el consumo de productos alimentarios frescos, frente a los ultra-procesados, en especial se puede incentivar la producción de alimentos ecológicos.

•    Poner en marcha mecanismos que permitan una regularización de los horarios comerciales y la promoción del pequeño comercio de proximidad.

•    Rechazar los tratados comerciales que ponen en riesgo la producción y consumo de alimentos saludables, sostenibles y de proximidad. En concreto está en su mano no ratificar el acuerdo de MERCOSUR que supondrá una competencia desleal en materia alimentaria y generará números impactos medioambientales y sociales.

Amigos de la Tierra reitera la petición de coordinación de todos los ministerios vinculados con la política alimentaria, en especial a el MAPA, así como el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, y el Ministerio de Consumo. La elaboración del nuevo Plan Estratégico Nacional de la PAC debe ser una hoja de ruta que impulse un sistema alimentario más justo y sostenible para la próxima década.

El confinamiento aumenta el interés de los españoles por reciclar correctamente

  •  A.I.R-e, el bot del reciclaje desarrollado por Ecoembes, recibe un 45% más de consultas diarias desde que se declarara el estado de alarma.
  • Algunos de los residuos por los que más preguntan los ciudadanos son los relacionados con el coronavirus, especialmente guantes y mascarillas.

Desde que se declarara el estado de alarma -y la consiguiente orden de permanecer confinados en casa-, los ciudadanos han continuado preocupándose y cuidando del medioambiente  a través del reciclaje de los residuos que generan diariamente. Sin embargo, más allá de los productos que consumen habitualmente, en sus vidas han aparecido otros residuos que, anteriormente, apenas utilizaban, como es el caso de guantes y mascarillas y, con ellos, las dudas sobre dónde deben depositarse para que sean tratados correctamente.

Muestra de ello son los datos registrados en A.I.R-e, el asistente virtual de reciclaje desarrollado por Ecoembes, que desde el inicio del estado de alarma ha experimentado un notable incremento de las consultas realizadas por los ciudadanos. Muestra de ello es que el número de cuestiones planteadas a este bot en el último mes asciende a 43.500, lo que supone un aumento del 45% de las preguntas diarias realizadas con respecto a la media de las dudas registradas en meses anteriores.

En este contexto, A.I.R-e también ha registrado un claro incremento de las cuestiones relacionadas con el coronavirus como, por ejemplo, cuál es el contenedor en el que deben depositarse las mascarillas – desechables, quirúrgicas, de papel o infectadas por coronavirus- y los guantes – látex, nitrilo, goma, plástico, vinilo, desechables de farmacia o usados-. De hecho, un total de 174 consultas contienen el término ‘mascarilla’, mientras que otras 500 preguntas incluyen la palabra ‘guantes’.

En relación con estas cuestiones, desde el asistente virtual de reciclaje de Ecoembes, recuerdan  que ambos residuos, tanto las mascarillas como los guantes, tienen que depositarse siempre en el cubo de restos (basura normal) nunca en el azul o el amarillo. Además, puntualizan que, para los hogares con casos positivos en coronavirus, los residuos deben meterse junto al resto de basura generada por la persona infectada en una misma bolsa con cierre hermético y depositarla en el contenedor de restos. En este caso, además, y en línea con las recomendaciones ofrecidas por el Ministerio de Transición Ecológica y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), toda la basura proveniente de los hogares con casos positivos no se debe separar ni depositar en los contenedores amarillo, azul o verde para evitar poner en riesgo la salud de operarios de recogida y trabajadores de las plantas de selección.

A.I.R-e, disponible antes, durante y después de la cuarentena

El bot de Ecoembes es el primer asistente virtual de reciclaje que funciona a través del reconocimiento de voz, texto y fotos para dar información interactiva, al instante, sobre distintas cuestiones relacionadas con el reciclaje, como en qué contenedor debe depositarse cada envase y el material del que está compuesto, pero, también con el reciclaje de otra clase de residuos, como mobiliario, menaje y textil.

Desde que se lanzara A.I.R-e en 2018, esta herramienta ha recibido en torno a 770.000 mensajes y ha sido utilizado por más 1.731.000 usuarios.

A.I.R-e está disponible en castellano, catalán, gallego y euskera de forma gratuita a través de App en Google Play y Apple Store, en Facebook Messenger y en la web de Ecoembes. https://www.ecoembes.com/proyectos-destacados/chatbot-aire/

Javier Díaz / Lidia Bravo

Cientos de organizaciones sociales llaman a la acción por el clima el próximo 24 de abril

  • Las organizaciones convocan a la ciudadanía a una manifestación por el clima el próximo viernes 24 de abril a las 22h mediante la proyección de sombras y sonidos desde los balcones
  • En un manifiesto conjunto, las organizaciones apuntan que la salida de la crisis sanitaria se debe realizar de forma justa y sostenible

En el contexto de la emergencia sanitaria actual y la posterior salida económica, cientos de organizaciones sociales bajo el paraguas de Fridays For Future, 2020 Rebelión por el Clima y Alianza por el Clima convocan a la ciudadanía a una acción global por el clima el próximo viernes 24 de abril a las 22h para reivindicar una vuelta que ponga en el centro el medio ambiente y a las personas y tenga en cuenta criterios de justicia social y climática. Para ello, las organizaciones invitan a una manifestación a través de proyecciones de sombras y sonidos en fachadas que se reflejará en las redes mediante fotos y vídeos de las mismas.

Con la convicción de que cada crisis es una crisis y debe ser tratada como tal, las organizaciones convocantes son conscientes de que no es momento de interferir en la lucha contra la pandemia ni de detraer recursos de ella y, por eso, esta convocatoria impulsada por el colectivo Fridays for Future en todo el mundo bajo el marco de “Global Strike for Climate”, sitúa su centro en las fachadas y las redes y llama a la reflexión y a sentar las bases para actuaciones futuras, más concretas y contundentes.

La crisis climática sigue siendo una realidad y, pese a estar formalmente declarada desde muchas instituciones, sigue sin ser reconocida como tal por algunos dirigentes, que optan por desoír las indicaciones científicas a través de una inacción culpable.

“La humanidad se enfrenta a una emergencia climática sin precedentes en la que también es necesario actuar con la responsabilidad de proteger la vida en primer lugar. El calentamiento global es consecuencia directa del modelo de producción y consumo que arriesga la supervivencia como especie, al basarse en la explotación ilimitada de los recursos naturales, impactando de manera injusta en las poblaciones más pobres y vulnerables”, señalan las organizaciones en el manifiesto.

Esta defensa de la supervivencia debe llevar a los gobiernos a asumir el estado de emergencia climática y, por tanto, tomar medidas ambiciosas y drásticas. Actuar con contundencia hoy frente a la emergencia climática evitará los peores impactos ambientales y sociales en el futuro.

Por ello, las organizaciones proponen salir del inmovilismo actual y transformar la actividad económica de un modo climática y socialmente justo. En el manifiesto, apuntan las actuaciones que se deberían llevar a cabo teniendo en cuenta dos principios básicos:

Desde el punto de vista climático, enfrentar una reducción drástica de las emisiones netas de gases de efecto invernadero, en línea con las indicaciones científicas y alcanzando la neutralidad lo más rápidamente posible.
Desde el punto de vista social, consideración absolutamente prioritaria de las personas y de los colectivos vulnerables, garantizando para ellos unas condiciones de vida dignas.

Este sábado 28 apaga la luz, La Hora del Planeta

La ONG tiene una programación digital muy especial durante esta hora tan solidaria y se suma a la campaña #QuédateEnCasa.

Amaral ofrece una canción virtual durante La Hora del Planeta.

La Hora del Planeta de WWF se suma a las acciones de solidaridad por el COVID19 con el lema “Apaga la luz. Todo irá bien”. Este será el mensaje que el sábado 28 de marzo podrán lanzar en código morse miles de ciudadanos de nuestro país desde sus ventanas con sus móviles o linternas. WWF pide a todo el mundo que se una a esta acción sencilla, pero cargada de simbolismo en estos días tan difíciles que vivimos. A las 20.30 horas, los hogares apagarán las luces y se llenarán de destellos de esperanza porque cuidar el planeta también es necesario para cuidar del ser humano.

La Hora del Planeta de WWF será digital este año en todo el mundo y transmitirá un mensaje de solidaridad y esperanza en estos momentos tan difíciles para millones de personas. Para ello, durante esta Hora, la organización emitirá en directo a través de su canal de Facebook una programación especial para llevar la naturaleza a los hogares que empezará a las 20:15 y terminará al finalizar la Hora del Planeta, a las 21:30.

A las 20:30 de este sábado se producirá el apagado de las luces y los destellos de esperanza en morse con el mensaje “Apaga la luz. Todo irá bien”. Justo después comenzará la emisión de la programación de la Hora del Planeta, que contará con una canción virtual  de Amaral, con la participación de Clara Lago, el cantante de Eurovisión Blas Cantó y el embajador infantil de la campaña, Pocoyó. Además, los grupos locales de WWF de toda España también van a participar en estos 60 minutos desde sus hogares.

La organización recuerda que este año es más necesario que nunca unirse a esta campaña a escala mundial y anima a los ciudadanos a firmar en la web Hora del Planeta. Los próximos años serán claves para evitar los impactos del cambio climático y revertir la pérdida acelerada de biodiversidad. La salud de los seres humanos está conectada íntimamente con la salud del planeta.  La sociedad se ha visto obligada a parar ante la crisis sanitaria pero la lucha contra el cambio climático no debe parar.

Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España, afirma: “La naturaleza y su capacidad de regeneración debe inspirarnos en estos difíciles momentos. Todos somos parte de la solución de los problemas ambientales a los que nos enfrentamos y ahora resulta crucial que estemos todos en casa para volver a estar juntos pronto.” Ver logo adaptado de WWF para sumarse a la campaña #QuédateEnCasa.

La Hora del Planeta nació hace 13 años en Sidney (11 años en España) y es un movimiento mundial que empezó como un gesto simbólico de apagar las luces de hogares y edificios emblemáticos durante una hora para llamar la atención sobre el cambio climático. Sin embargo, se ha convertido en el mayor evento de movilización ambiental de la historia. Una campaña que ya ha unido a más de 180 países para exigir soluciones urgentes a los líderes políticos para luchar contra el cambio climático y la degradación de la naturaleza, implicando para ello a millones de ciudadanos, empresas, ayuntamientos e instituciones.

Coral García | wwf

 

 

Arranca la campaña SOS Nidos de SEO/BirdLife

  • Hoy más que nunca se pone de manifiesto la necesidad de tener unas ciudades más amables, más saludables y más resilientes.
  • El vídeo ‘No harías esto’ ilustra la importancia de no destruir los nidos de aves en un momento en el que, tener aves cerca de casa demuestra que se hace más llevadero el confinamiento.
  • Muchas especies recorren miles de kilómetros para criar en España. Además de formar parte del paisaje sonoro y visual, aportan numerosos beneficios para el bienestar y la salud de las personas.
  • La ONG recuerda que la eliminación o destrucción de nidos de golondrinas, aviones, vencejos y cigüeñas es una práctica prohibida por la legislación española, europea e internacional.

SEO/BirdLife pone en marcha esta campaña de sensibilización en un momento en el que se hace muy patente la necesidad de tener unas ciudades con naturaleza. SOS Nidos, que cuenta con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a través de la Fundación Biodiversidad, aporta soluciones a una de las principales amenazas que sufren las especies silvestres que habitan en entornos urbanos como es la destrucción de nidos y la desaparición de sus lugares de cría.

“Nos encontramos en unas circunstancias excepcionales que nos están haciendo ver la necesidad de cuidar la naturaleza. El estado de emergencia sanitaria, que hace que estemos todos en nuestras casas, debe servirnos para reflexionar sobre qué tipo de ciudades queremos y necesitamos tener”, apunta Beatriz Sánchez, responsable del programa de Biodiversidad Urbana de SEO/BirdLife.

“Es una realidad que necesitamos renaturalizar las ciudades, necesitamos ciudades más amables, saludables y resilientes. Hoy más que nunca se entiende esta campaña. Los que hoy tienen la suerte de ver desde sus ventanas naturaleza hacen sus días más llevaderos observando a las aves y estoy convencida de que a todos nos gustaría tener un nido cerca”, añade Sánchez.

Especies afectadas
Las especies afectadas por esta amenaza son en su mayoría aves migratorias, protegidas por la legislación, que están experimentando un progresivo descenso de sus poblaciones en los últimos años, como es el caso de la golondrina común, el avión común, los vencejos común y pálido, el cernícalo primilla, la cigüeña blanca e incluso el gorrión común. Casi todas regresan a sus mismos lugares de cría cada primavera, tras pasar el invierno en latitudes más cálidas.

Todas estas aves muestran una gran fidelidad a sus lugares de cría y la construcción de los nidos supone un gran esfuerzo para ellas, por lo que la reutilización de los mismos nidos año tras año supone un gran ahorro energético que favorece la productividad. En el caso concreto de las golondrinas, aviones vencejos y primillas, la destrucción o desaparición de sus lugares de cría es reconocido como uno de sus factores de amenaza.

“Dañar o destruir los nidos, aun estando vacíos, así como dañar, molestar o inquietar intencionadamente a las aves para impedir su reproducción es ilegal. Puede suponer la imposición de multas o incluso llegar a constituir un delito contra la fauna castigado con hasta dos años de prisión y con multas de entre 3.001 y 200.000 euros”, asegura Beatriz Sánchez, responsable del programa de Biodiversidad Urbana de SEO/BirdLife.

SOS Nidos comienza hoy
SEO/BirdLife presenta la campaña SOS Nidos para aportar soluciones efectivas a una de las principales amenazas que sufren algunas aves que habitan en entornos urbanos. Además de la campaña de sensibilización, se desarrollará una aplicación de censos urbanos que permitirá identificar los lugares de nidificación de las aves en las ciudades, de forma que se puedan tener en cuenta en la planificación de las obras y la concesión de licencias. Asimismo, se está desarrollando un informe jurídico sobre el tema que se divulgará entre todos los sectores interesados.

“En SEO/BirdLife estamos convencidos de que si la ciudadanía conociera mejor a las aves con las que convivimos, y los beneficios que nos aportan, no se les causaría ningún daño y este problema se reduciría considerablemente”, apunta Sánchez.

Autorizaciones excepcionales
La eliminación o destrucción de nidos de aves protegidas requiere de una autorización administrativa previa del órgano ambiental competente (genéricamente, las delegaciones provinciales o consejerías de medio ambiente de las comunidades autónomas). Las autorizaciones solo se pueden conceder de manera excepcional, por razones de seguridad e higiene debidamente justificadas y únicamente si no existe una alternativa satisfactoria. Deben respetar el periodo de cría de las especies y, si realmente hay que retirar un nido por motivos de seguridad, se deben ofrecer alternativas viables para la nidificación de esta especie.

A pesar de esta excepcionalidad, según un informe inédito de SEO/BirdLife, entre los años 2013 y 2016 se concedieron en España cerca de 200 autorizaciones para la retirada de nidos de avión común y 57 para la retirada de nidos de golondrina, lo que supuso la destrucción de casi 4.000 nidos de aviones y más de 130 de golondrinas.
Sin embargo, en muchos casos ni siquiera se solicitan estas autorizaciones y de hecho, cada año, SEO/BirdLife recibe decenas de denuncias ciudadanas por casos de destrucción de nidos, lo que da una idea de la dimensión del problema y de la necesidad de mayor información y sensibilización al respecto.

¿Por qué se destruyen los nidos?
Los aviones y las golondrinas construyen sus nidos de barro en aleros, esquinas, porches o garajes. La presencia de estos nidos puede causar molestias por suciedad o ruido que se solucionan, en numerosos casos, destruyendo los nidos de forma ilegal por parte de los propietarios, comunidades de vecinos o personal de mantenimiento de los edificios.

Otras especies como vencejos, gorriones o cernícalos primilla aprovechan rendijas o huecos en fachadas o tejados, que desaparecen cuando se acometen obras de reforma o rehabilitación de edificios o monumentos. Además, muchos de estos nidos están situados en edificios antiguos, que están desapareciendo y siendo sustituidos por otros nuevos que raramente ofrecen lugares aptos para la nidificación de estas aves.

Por lo que respecta a las cigüeñas, la retirada de sus nidos, huevos o pollos, tienen su origen en las potenciales afecciones a los edificios o estructuras en las que sitúan sus nidos o por los riesgos de caídas de nidos sobre la vía pública, dado que pueden alcanzar un considerable peso y dimensiones.

Soluciones para la convivencia
Existen medidas alternativas satisfactorias a la retirada de nidos para la mayoría de las molestias o problemas que provoca la presencia de nidos en edificios y estructuras. La suciedad producida por las golondrinas se puede paliar con la colocación de una simple balda o bandeja de protección bajo los nidos e incluso, si se considera necesario, con una limpieza periódica de la zona en la que se sitúa.

Para las colonias de aviones, que suelen hacer numerosos nidos en una misma fachada, existen empresas que comercializan sistemas de recogida de excrementos que, al ser una solución definitiva, son más económicos que la retirada de los nidos, puesto que es bastante probable que las aves vuelvan a reconstruir los nidos en años posteriores. En algunos casos, también es suficiente con realizar una limpieza periódica de la fachada o el suelo.

En el caso de los nidos de cigüeña, solo es preciso retirar los nidos en casos puntuales, ya que la mayor parte de estas incidencias son fácilmente resueltas mediante sencillas tareas de mantenimiento como las que se llevan a cabo en algunos municipios sensibilizados con la conservación de la especie. Una de las soluciones más recurrentes consiste en rebajar el peso del nido fuera del periodo de cría y retirar parte de los materiales. También existen estructuras en forma de cesta que permiten a las aves construir sus nidos evitando daños en la cubierta. Debido al tamaño y peso de los nidos, siempre hay que contar con el asesoramiento o apoyo de especialistas.

Con respecto a las obras de rehabilitación y reforma, bastaría con mejorar el conocimiento de las aves que usan los edificios para criar y establecer protocolos para compatibilizar su conservación con las obras.

Hashtag #SOSNidos

Ecoembes promueve un postgrado europeo en economía circular y ecodiseño

  • El objetivo de PackAlliance se centra en modernizar los estudios superiores comprendiendo las necesidades del mercado laboral en lo referente a la sostenibilidad de los envases de plástico.
  • Ecoembes, como parte de su compromiso con la sociedad, a través de TheCircularLab y junto a otros socios europeos, impulsa esta alianza europea para la formación en innovación y colaboración hacia el envase del futuro.

Ecoembes se une al proyecto Pack Alliance, una novedosa iniciativa de colaboración a nivel europeo que tiene por objetivo contribuir a modernizar los estudios superiores, alineando las necesidades del mercado laboral en lo referente a la sostenibilidad del envase de plástico. De este modo, a través de TheCircularLab, su centro de innovación abierta en materia de economía circular, Ecoembes impulsa, junto a otros socios del ámbito universitario y empresarial, de cuatro países diferentes (España, Polonia, Finlandia e Italia), esta alianza para la formación en innovación hacia el envase del futuro.

Se trata de un postgrado que tiene como objetivo ayudar a aquellos que lo cursen a desarrollar nuevas competencias profesionales e implementar soluciones innovadoras y sostenibles relacionadas con la producción de envases sostenibles y su reciclaje, algo necesario para la transformación hacia una economía circular real.

Esta iniciativa pone de manifiesto el fuerte compromiso de Pack Alliance y todos sus integrantes con la economía circular. “Desde Ecoembes y, por supuesto, desde TheCircularLab, somos conscientes del importante papel que juega la educación y la formación en el futuro de nuestra sociedad y, por extensión, de nuestro planeta. Impulsar formación reglada de estas características hoy se revela capital para que los profesionales del futuro tengan las habilidades, capacidades y conocimientos necesarios para seguir afrontando los retos medioambientales, no sólo hoy, sino también en el medio y largo plazo”, ha afirmado Zacarías Torbado, coordinador de TheCircularLab.

Objetivos ambiciosos

Asimismo, otro de los objetivos de Pack Alliance es fomentar la colaboración entre industria y universidad impulsando las sinergias entre ambos ámbitos y cerrando la brecha entre la formación ofrecida en el mundo de la educación superior y las necesidades existentes, de personal cualificado, en el sector de la innovación en torno al envase de plástico.

Finalmente, entre todos los socios participantes, entre ellos Ecoembes, se busca fomentar la cooperación. Para ello, se está creando una Red Europea de Espacios de Innovación (PackAlliance Hubs), establecidos en cada país participante. Son espacios de conexión innovadores entre Universidad e Industria, establecidos con la finalidad de emprender acciones comunes de formación, eventos y establecimiento de contactos empresariales para proyectos de I+D+i.

Socios

Entre los socios destacan, por la parte de España, junto a Ecoembes, Campus Iberus, que se une a otras universidades europeas como Tampere University of Applied Sciences, AGH y Universitá Degli Studi Di Salerno; así como a otros tres socios empresariales: Pyroll, Synthos y Proplast.

Además, otras 15 entidades asociadas dentro de los países participantes colaborarán para elaborar la hoja de ruta y fijar el enfoque estratégico del proyecto.

La participación de Ecoembes en este proyecto se hace a través de TheCircularLab, el primer centro de innovación en materia de economía circular de Europa. Un centro, nacido en 2017 de la mano de Ecoembes y ubicado en Logroño, que ya ha puesto en marcha más de 150 proyectos de innovación en materia de economía circular y reciclaje.

¿Quieres saber más sobre el programa formativo?

El programa, que tiene previsto arrancar en septiembre de 2021, estará dirigido a recién graduados que deseen desarrollar su carrera profesional en el sector del envase del plástico (químicos, medioambiente, ingenieros, etc…), así como a profesionales del sector que actualmente trabajan en la industria de la cadena de valor del envase del plástico y que deseen mejorar sus competencias y potenciar su desarrollo profesional en el sector.

 

El sector de la biomasa garantiza el suministro de energía renovable

Desde la Asociación Española de la Biomasa (AVEBIOM) y la Asociación Española de Empresas Productoras de Pellets de madera (APROPELLETS) queremos transmitir a la sociedad que los profesionales de la bioenergía seguirán trabajando para garantizar el suministro de energía limpia y renovable a todos los usuarios.

Los principales fabricantes de pellet y otros biocombustibles -como astilla y hueso- continuarán suministrando desde sus instalaciones para garantizar el aprovisionamiento del mercado en todo el territorio durante lo que resta de invierno.

Los distribuidores de pellet seguirán abasteciendo a los puntos de venta que permanecen abiertos al público: gasolineras e hipermercados de alimentación, y también continuar realizando entregas directas en puntos de consumo. Se recomienda a los usuarios que evaluen bien sus necesidades para optimizar la logística y transporte.

Así, las calefacciones y las industrias que utilizan biomasa podrán seguir funcionando sin problema durante el confinamiento por la alarma del coronavirus.
En cuanto a los servicios técnicos de calderas y estufas, estos siguen atendiendo averías, bien online o, si es necesario, de forma presencial.

Por su parte, las centrales eléctricas con biomasa están bien abastecidas de biocombusible y seguirán generando energía sin problema. Las empresas de aprovechamiento de biomasa forestal continuan su trabajo en el monte.

Además, muchas empresas de la cadena de la biomasa informan ya desde sus webs o por email de que están tomando todas las medidas necesarias para proteger a sus trabajadores y a sus clientes durante la prestación de los servicios.
La energía es un servicio básico en nuestra sociedad y así lo recoge el Real Decreto 463/2020 de de 14 de marzo en su artículo 17, donde se hace una referencia explícita a la necesidad de garantizar el suministro de energía eléctrica y combustibles durante el estado de alarma.

La distribución de mercancías se considera necesaria, como expone el artículo 14 del RD y el recién publicado TMA/229/2020, de 15 de marzo, que garantiza a los transportistas el acceso a servicios necesarios para facilitar el transporte.