La Alianza Residuo Cero exige el fin de los plásticos de un solo uso a Coca-Cola, Nestlé, PepsiCo y resto de empresas responsables

  • Del 6 al 15 de noviembre se celebra la Semana de Acción Global de Reducción de Residuos apoyada por más de 1.800 organizaciones.
  • A lo largo de la semana se pondrá el foco en señalar a la industria que contamina con plásticos el planeta y promover soluciones como puerta a puerta, pago por generación y Sistema de Depósito.
  • Surja el gobierno que surja tras los resultados electorales del 10N, es más que nunca necesario recuperar adecuadamente las más de 15 millones de toneladas anuales de residuos urbanos que no se reciclan poniendo en riesgo así nuestra salud y contaminando nuestro entorno.

La Semana Global de Reducción de Residuos, promovida  por la plataforma Break Free From Plastic, entre las que se encuentran las organizaciones de la Alianza Residuo Cero, se está celebrando esta semana del 6 al 15 de noviembre. La cita reivindicativa se centra en denunciar la contaminación de plásticos en los ecosistemas marinos y terrestres. Una denuncia  que comparte Alianza Residuo Cero, reclamando a su vez que la industria se responsabilice de los envases plásticos que pone en el mercado.

Las entidades de la alianza llevan años reclamando la necesidad de un cambio en el modelo de producción y consumo actual, lo que a su vez implica reducir desde el origen la cantidad de residuos, en especial los residuos plásticos de un solo uso. A su vez exigen sistemas de recogida de residuos más eficientes, principalmente modelos de recogida separada, que permiten un tratamiento más adecuado de los residuos y son la puerta a la reutilización.

De los 22 millones de toneladas de residuos urbanos que se generan en España, tan solo se recicla un 30%, y la reutilización solo tiene cabida en el sector de la restauración cuando debería extenderse al ámbito comercial. Es decir, 15 millones de toneladas de nuestros residuos acaban en una incineradora o en un vertedero y, por lo tanto, poniendo en riesgo nuestra salud y nuestro entorno. Ahora más que nunca para hacer frente a la crisis climática y ecosocial en la que nos encontramos, y surja el gobierno que surja tras los resultados electorales del pasado domingo, es indispensable aplicar sistemas que permitan la reducción y reutilización, minimizar la cantidad de residuos vertidos y prohibir la incineración, y por ende la valorización energética.

Con el fin de avanzar hacia el residuo cero, la Alianza entiende que las empresas deben aportar soluciones que pasen por la reducción drástica de la generación de residuos y la reducción del consumo de recursos naturales. Para ello, es indispensable utilizar materiales reutilizables y duraderos y establecer medidas que ya han demostrado su eficacia como la recogida selectiva de los residuos orgánicos para su compostaje, la recogida de residuos puerta a puerta, el pago por generación, así como Sistemas de Depósito de envases, podría aumentar de manera significativa los porcentajes de reciclaje.

Para exigir estas responsabilidades es necesario visibilizar y denunciar a las empresas más contaminantes y así lo ha hecho Break Free From Plastic a través de su reciente informe donde señala a Coca cola, Nestlé y PepsiCo como las mayores responsables de la contaminación con plásticos en nuestro entorno natural.

Más de 240 organizaciones exigen justicia para el defensor ambiental, Golfrid Siregar

Hoy 31 de octubre, 240 organizaciones reclaman al Gobierno Indonesio una investigación exhaustiva de la muerte del defensor de derechos humanos, Golfrid Siregar. Las organizaciones, entre ellas Amigos de la Tierra, han acudido a las embajadas de Indonesia para entregar una carta en la que manifiestan su solidaridad con las comunidades de este país.

Más de 240 organizaciones y colectivos de la sociedad civil se unen en todo el mundo  para pedir al gobierno indonesio que inicie una investigación exhaustiva y transparente sobre la muerte de Golfrid  Siregar, abogado ambientalista de Wahly, Amigos de la Tierra Indonesia. A su vez exigen al gobierno que proteja de forma urgente los derechos humanos de la población del país asiático.

El 6 de octubre de 2019, Golfrid  Siregar  moría en extrañas circunstancias en el norte de Sumatra. A pesar de que su cuerpo se encontró abandonado en una cuneta con severos golpes en la cabeza, la policía local señala que su muerte se debió a un accidente de tráfico. Sin embargo, los hechos plantean serias dudas: su cuerpo solo contaba con golpes en la cabeza y no mostraba lesiones ni magulladuras en otras zonas, en la misma línea ni su ropa ni su moto estaban rasgadas. Esto contradice la versión oficial y no refleja los daños propios de un accidente de tráfico. Además, se halló tierra en su ropa, algo inexplicable ya que la zona en la que se le encontró estaba pavimentada. De la misma forma, y acrecentando las sospechas de asesinato, tampoco se identificaron manchas de sangre en la supuesta zona del accidente.

Las circunstancias de su muerte son todavía más sospechosas si se contempla que desde 2016 Golfrid trabajaba como abogado ambiental en Walhi, donde representaba a las comunidades locales en diferentes demandas asociadas a la tala ilegal de bosques, la minería y el acaparamiento de tierras entre otras.

Uno de los casos más recientes en los que estuvo involucrado fue una demanda judicial contra PT NSHE, la empresa promotora de la controvertida Represa Hidroeléctrica Batang Toru en la isla de Sumatra. La demanda judicial presentada por Walhi alegaba que la empresa violó al menos tres leyes indonesias referidas a la autorización del proyecto, buena gobernanza y vicios procesales. A su vez, el activista ambiental fue sumamente activo en una demanda ante la Comisión para la Erradicación de la Corrupción ante una posible estafa y delito de corrupción por parte de la hidroeléctrica PT NSHE y el gobierno local.

Cabe destacar que el proyecto de la Represa Hidroeléctrica Batang Toru ha generado controversia no sólo por sus problemas ambientales y sociales, sino también por las posibles actividades relacionadas con estafa y corrupción asociadas a la empresa PT NSHE. Diferentes expertos científicos han sido despedidos por hablar en contra del proyecto; activistas locales han denunciado a la empresa por acoso, intimidación y persecución, y, recientemente, el experto indonesio que confirmó que su firma había sido falsificada en la Evaluación de Impacto Ambiental fue acusado de difamación.

Existe una tendencia creciente de hostigamiento y criminalización de los defensores y defensoras de los derechos humanos en todo el mundo, incluida Indonesia. La muerte de Siregar  es un ejemplo trágico de la situación de indefensión que sufren estos activistas en Indonesia, que se enfrentan a continuas amenazas e intimidaciones  por sus esfuerzos por proteger a las comunidades y su medio ambiente.

Ante tal situación de injusticia,  las organizaciones de la sociedad civil se niegan a permanecer en silencio. El gobierno indonesio debe tomar medidas urgentes e inmediatas para proteger a las personas defensoras de derechos humanos.  La sociedad civil exige justicia y que los países apoyen un tratado vinculante de derechos humanos y empresas que ponga fin a esta impunidad.

Teresa Rodríguez Pierrard | Amigos de la Tierra

Manifestación por el Mar Menor el 30 de octubre en Cartagena

Ecoactiva se une a Greenpeace y otras organizaciones en la manifestación por el Mar Menor del próximo 30 de octubre en Cartagena para exigir acción política

Tras la grave catástrofe medioambiental sucedida en el Mar Menor, Greenpeace hace una llamamiento a toda la sociedad para que participe en la manifestación del próximo miércoles 30 octubre en Cartagena para exigir a la clase política que tome medidas efectivas y comprometidas para salvar estas aguas.

La manifestación, con el lema ‘S.O.S. Mar Menor’ tendrá lugar el próximo miércoles a las 18h en la Plaza España de Cartagena con el objetivo de solicitar una solución inmediata al grave deterioro del Mar Menor, evidenciado recientemente con la muerte de miles de peces y crustáceos en sus aguas.

Greenpeace denuncia que la grave situación en la que se encuentra el Mar Menor ha sido causada por décadas de desidia administrativa que ha permitido la proliferación de pozos ilegales, desalobradoras y regadíos intensivos grandes demandantes de nitratos y pesticidas. A ello, se suma una urbanización salvaje y sin control que no ha sabido controlar sus vertidos y la construcción de infraestructuras que ha cementado grandes áreas naturales alrededor del Mar Menor.

 

La Junta de Castilla y León vuelve a matar lobos tras la paralización del TSJ

  • Castilla y León aprueba el Plan de Aprovechamientos Comarcales de lobo en terrenos cinegéticos,
  • Permite abatir 339 lobos en las próximas tres temporadas de caza

Ante la publicación hoy en el BOCyL  del plan de aprovechamientos comarcales del lobo en terrenos cinegéticos al norte del Duero, WWF critica que la Junta continúe sus esfuerzos en el control de poblaciones, en lugar de aprobar un nuevo plan de gestión y de apostar por controlar los daños­. Dicho plan de aprovechamientos ve la luz un año después de que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León suspendiera la caza del lobo por falta de justificación científica e informes independientes.

Un total de 339 lobos son los que la Junta de Castilla y León pretende abatir durante las próximas tres temporadas de caza. WWF lamenta que esto ocurra un año después de que el TSJ de Castilla y León anulara tanto el plan de gestión del lobo como los planes de aprovechamientos comarcales de las tres temporadas anteriores. La decisión del TSJ se basó entonces en el hecho de que el lobo es una especie protegida tanto por la normativa europea como por la nacional y que su gestión debe garantizar la conservación de la especie, incidiendo igualmente en la prevalencia del interés general frente a los intereses particulares.

Según la Directiva europea Hábitats, la gestión del lobo debe en cualquier caso garantizar el estado de conservación favorable de la especie. Esto implica no solo mantener  las poblaciones actuales, sino también permitir la dispersión y colonización de nuevos territorios. Por otra parte, la Comisión Europea dejaba claro en su carta a los consejeros del pasado mes de febrero que la gestión del lobo ha de centrarse en primera instancia en la prevención de daños, relegando el control letal a casos excepcionales.

Del total de individuos a abatir cada año, el plan se ceba especialmente con las reservas regionales de caza de Mampodre y Riaño, La Culebra y Fuentes Carrionas, con un total de 15, 12 y 10 lobos, respectivamente. En estas zonas los daños a la ganadería son mínimos y apenas hay conflictividad social, por lo que en ningún caso hay justificación posible. Además, la Junta no tiene en cuenta que dichas comarcas se han convertido en los últimos años en destino nacional e internacional de turismo de observación basado en el lobo, lo que representa una oportunidad para la economía de dichas zonas.

WWF considera, además, que para el cálculo de estos cupos no se ha dado suficiente relevancia a la pérdida de ejemplares por mortalidad ilegal no detectada. En este sentido, la organización subraya que la probabilidad de detección de casos de furtivismo y envenenamiento es muy baja, por lo que es imprescindible incluir esta mortalidad no natural en las estimaciones. Por el contrario, el documento aporta información poco concreta y nada cuantitativa sobre este tema, lo que hace dudar que este factor haya sido tenido suficientemente en cuenta. Además, el plan utiliza para el cálculo de la población total de lobo el número de individuos en época de cría, sin considerar la mortalidad juvenil de los cachorros y la de los individuos dispersantes.

Para Luis Suárez, responsable del Programa de especies de WWF España: “Resulta decepcionante que la Junta, en lugar de aprobar urgentemente un nuevo plan de gestión centrado  en la conservación de la especie y en la reducción de los daños, impulsando la puesta en marcha de medidas preventivas, siga apostando por un modelo de gestión basado en matar lobos y  que además ha fracasado en los últimos años”. Y concluye: “Reclamamos que la Junta acabe con esta persecución e impulse un nuevo plan de gestión donde prime el respeto por la especie y que tenga una clara apuesta por la coexistencia con las actividades tradicionales”.

Cristina Martín | WWF
 

Movilización en Estrasburgo por una nueva política agraria

  • La manifestación, celebrada frente al Parlamento Europeo por el movimiento ciudadano europeo para lograr una PAC justa y sostenible, ha sido el punto álgido de un mes cargado de acciones reivindicativas.
  •  Una delegación de la coalición Por Otra PAC, que aglutina en España el movimiento social para pedir una Política Agraria Comunitaria justa, saludable, ambientalmente sostenible y responsable, ha participado en distintos actos de la jornada de protesta en Estrasburgo.

La negociación de la futura Política Agraria Común (PAC) entra en una fase crucial. En esta recta final, centenares de organizaciones agrarias, ambientales y sociales de 19 países, entre las que se encuentran Fundación Global Nature, se movilizan para pedir un cambio de rumbo en una de las políticas con más peso económico y social de la UE. La demanda es una PAC que apoye a la agricultura y ganadería sostenible y sea beneficiosa para la naturaleza y los consumidores.

La campaña por una Buena Alimentación y una Buena Agricultura (Good Food Good Farming), plataforma bajo la que confluyen centenares de organizaciones agrarias, ambientales y sociales de Europa, vive un momento crítico en un mes cargado de acciones reivindicativas por una PAC justa y sostenible. Este colectivo ha convocado una manifestación frente al Parlamento Europeo, en Estrasburgo, que ha finalizado con la entrega de una carta con las peticiones a los nuevos eurodiputados.

A esta cita ha acudido una delegación de la coalición Por Otra PAC, conformada por la Fundación Global Nature, SEO/BirdLife y WWF, para entregar miles de postales de ciudadanos españoles dirigidas a los europarlamentarios de la nueva legislatura que negociarán la PAC. Estas se han recogido en actividades organizadas durante el mes de octubre.

Así, en un contexto de emergencia climática mundial con millones de personas reclamando medidas reales por un futuro más sostenible, la reforma de la PAC se ha convertido en una pieza fundamental para este cambio. Por ello, durante octubre se realizarán más de 80 actividades para demandar una PAC justa, verde y responsable.

En este sentido, Fundación Global Nature trabaja para lograr medidas en la futura PAC como la paludicultura (cultivo de biomasa como forma de gestión de humedales) o la puesta en valor de las producciones agrarias en espacios Red Natura 2000, entre otras muchas.

En concreto, en octubre la Fundación Global Nature ha realizado acciones de sensibilización vinculadas al Día de la Alimentación, medidas para compatibilizar la actividad agraria y la conservación de la naturaleza en el marco de proyecto como LIFE Estepas de La Mancha y el próximo 29 de octubre organiza un taller para el sector agroalimentario. En este evento se plantearán los retos del aprovisionamiento sostenible, junto con empresas e industria del sector y se debatirá sobre la competitividad de nuestra agricultura y ganadería, así como sus objetivos sociales en una España rural necesitada de empleo y sus objetivos ambientales, de especial relevancia en el país que más biodiversidad alberga de la Unión Europea.

Asimismo, FGN trabaja en diferentes proyectos para demostrar la eficiencia de medidas y prácticas agronómicas sostenibles que podrían facilitar y acelerar la transición hacia una producción de alimentos resiliente y baja en carbono. En estos momentos, en los que el colapso de la biodiversidad y del clima suponen dos de los mayores desafíos de nuestros tiempos, la PAC debe ofrecer soluciones para acometer esta transición y por ello la Fundación participa en la Coalición Por Otra PAC. De hecho, instamos al Ministerio de Agricultura y a los eurodiputados a que garanticen una nueva PAC post 2020 que incluya estas medidas en materia de mitigación y adaptación al cambio climático (www.agriadapt.eu) y fomento de la biodiversidad (www.estepasdelamancha.es; www.business-biodiversity.eu/). Son de vital importancia que todas las políticas, tanto a nivel de la UE, como nacionales (la PAC, los Planes Estratégicos Nacionales, Planes Nacionales de Energía y Clima y Programas de Desarrollo Rural) estén alineados para favorecer la consecución de objetivos comunes y sean coherentes con los compromisos climáticos.

Patricia Ruiz Rustarazo

Organizaciones ecologistas denuncian la vía libre a la macro explotación de Noviercas sin una evaluación ambiental ordinaria

  • La Junta de Castilla León aprobó la semana pasada la evaluación ambiental simplificada para la edificación de la macro explotación, no para su actividad.
  • Noviercas, un pueblo de solo 155 habitantes en Soria, vería ocupado su territorio por una macro explotación de 120 hectáreas, una superficie mayor que el aeropuerto de Barajas.
  • Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Food & Water Europe y Greenpeace denuncian que esta edificación no puede estar solamente sometida a una evaluación ambiental simplificada y exigen que se haga por la vía ordinaria.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla León aprobó recientemente la evaluación ambiental simplificada para la edificación de la macro explotación ganadera que se pretende construir en Noviercas, Soria. De esta forma, permite al Ayuntamiento de Noviercas modificar las normas urbanísticas del municipio, uno de los pasos imprescindibles para la construcción de la macro explotación. De efectuarse esta modificación, se abriría la puerta, no solo para la puesta en marcha de este proyecto, sino de cualquier otro proyecto de ganadería industrial de esas dimensiones.

La macro explotación tendría 120 hectáreas de superficie construida, según se puede leer en el BOCyL del 3 de octubre de 2019, y ocuparía una superficie superior al área de las cuatro terminales del aeropuerto de Barajas (94 hectáreas), lo que es un total despropósito.

Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Food & Water Europe y Greenpeace han denunciado que una edificación de esta naturaleza, en un municipio rural y en suelo rústico, no puede estar solamente sometida a una evaluación ambiental simplificada y han exigido que se haga por la vía ordinaria.
Cabe destacar que la Modificación nº 7 de las Normas Urbanísticas de Noviercas ya fue analizada por la Diputación de Soria y en su informe del 26 de abril de 2018, emitido a petición del Ayuntamiento de Noviercas, se concluía:

“La Modificación Puntual nº 7 modifica sustancialmente los datos considerados del sector agropecuario, posibilitándose no solo la explotación del promotor, sino también otras con fuerte impacto en el territorio, como es el caso de las explotaciones de porcino, existiendo en el entorno importante demanda de terrenos para estas instalaciones. Esto desmantelaría el modelo fijado en las Normas Urbanísticas de Noviercas, que pretende limitar y concentrar estas instalaciones (…)”

Ante este escollo, Valle de Odieta, S.C.L., la empresa promotora de la macro explotación lechera, solicitó que se realizará la evaluación ambiental simplificada para la edificación de las instalaciones.

Por otro lado, pese a que el actual informe de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente  da vía libre para que el Ayuntamiento de Noviercas modifique sus normas urbanísticas, en él se señala que, de llevarse a cabo la macroexplotación de 23.520 vacas, “(…) el impacto sobre la calidad y disponibilidad de recursos hídricos podría ser significativo”. A su vez, menciona que las afecciones que podrían ocurrir a las masas de agua subterráneas por contaminación y/o la reducción de estos recursos hídricos, necesarios para irrigar las 490 hectáreas orientadas a la producción de piensos y forraje pondría en riesgo la propia viabilidad de la explotación ganadera.

Igualmente, el informe remarca que “(…) la autorización de una explotación de unas características como la que se señalan en el documento de planeamiento exigiría la realización de un estudio de detalle que permitiese justificar su compatibilidad con el Plan Hidrológico, tanto desde el punto de vista del recurso hídrico disponible, como de la afección al estado químico de las masas de agua superficial”.

La modificación de las normas urbanísticas de Noviercas es un paso fundamental para que este proyecto vea la luz del día, pero no es el único. La empresa necesita también el visto bueno para la concesión de aguas y este fue denegado por un defecto de forma por la Confederación Hidrográfica del Duero el pasado agosto. Por otro lado, es necesaria también la realización de la evaluación de impacto ambiental. Esta, según lo que han podido saber las organizaciones que firman este comunicado, se encuentra en un estado muy preliminar y avanza muy lentamente. Valle de Odieta, S.C.L. ya tiene otra macro explotación lechera, aunque de menores dimensiones, en Caparroso (Navarra) que acumula varios procedimientos sancionadores por infracciones medioambientales.

La ganadería industrial está avanzando muy considerablemente en el Estado español en los últimos años, lo que ha hecho surgir numerosas plataformas vecinales que se oponen a este modelo ganadero que amenaza los ecosistemas, con sus graves problemas ambientales, y la salud pública, tanto para la población cercana a las explotaciones como para las personas consumidoras.

El caso del proyecto de Noviercas es especialmente grave dadas sus extraordinarias dimensiones, de ponerse en funcionamiento sería la explotación de vacas de leche más grande de Europa y estaría entre las cinco más grandes del mundo.

El Mar Menor vuelve a estar en estado crítico

ANSE y WWF han grabado imágenes durante los últimos días que muestran que el grado de deterioro de los fondos del Mar Menor es similar al del 2016, cuando sucedió el peor episodio de eutrofización.

Aumenta la degradación del Mar Menor. Pese a que las autoridades autonómicas achacan esta situación a las lluvias torrenciales de las últimas semanas, los datos de la misma Comunidad de finales de agosto y las observaciones e imágenes grabadas por ANSE y WWF confirman el empeoramiento de los fondos del Mar Menor.

“Volvemos a la imagen fantasmagórica de hace tres años. Sumergirse estos días en las zonas profundas del Mar Menor es como bajar a un pozo. Primero atraviesas una espesa capa, entre verde y marrón, sin apenas visibilidad, y poco más abajo, a partir de los cuatro metros y medio, llegas a un fondo con una ligera penumbra, donde paradójicamente las aguas son más transparentes pero apenas llega luz. El fango vuelve a ocupar muchas superficies del fondo, y las praderas de Caulerpa se cubren con una pátina de partículas de color negro. No se observan peces ni cangrejos, tan solo algunos cadáveres de estos y de holoturias y ejemplares aislados de la caracola Hexaplex”, afirma Pedro García, director de ANSE.

Durante la pasada semana, varias personas se pusieron en contacto con las organizaciones remitiendo imágenes de miles de peces y cangrejos de diversas especies muertos en las orillas de la laguna. Aunque la Comunidad Autónoma achacó las muertes a la interacción con redes de pesca como consecuencia de las tormentas y riadas, la falta de oxigeno en el agua y la adhesión de limos podrían ser las causas más probables de la muerte de muchos de estos peces.

Las consultas realizadas por ANSE a diversos investigadores confirman que se detecta una anoxia (falta de oxígeno) generalizada a partir de los 5 m de profundidad, que hace casi imposible la supervivencia de muchas de las especies animales en amplias zonas del fondo. Además,  los técnicos de ANSE han comprobado que, en algunas zonas menos profundas, como el sur de la Isla del Barón, se observan anómalas concentraciones de ejemplares de quisquillas y góbidos (familia de peces), que parecen haberse desplazado desde las zonas profundas a las más someras en busca de oxígeno.

WWF y ANSE no dudan en calificar de negligente la política general de gestión del Mar Menor y su entorno, especialmente por la Comunidad Autónoma, que aún no ha sido capaz de aprobar el Plan de Gestión de los espacios de la Red Natura 2000, el Plan de Gestión de los Espacios Abiertos e Islas, ni la Estrategia de Gestión Integrada de Zonas Costeras.

“El Mar Menor constituye uno de los ejemplos más palpables en Europa de la mala aplicación que algunas comunidades autónomas hacen de los fondos europeos para la conservación de la naturaleza, que son destinados principalmente a infraestructuras millonarias a la vez que poco eficaces e incluso inútiles, en lugar de en medidas realmente destinadas a la restauración de los ecosistemas y de sus servicios ambientales”, explica José Luis García, responsable de Costas de WWF.

Estas evidencias muestran que el grado de deterioro de los fondos del mar Menor es similar al del 2016, cuando sucedió el peor episodio de eutrofización, denunciado por ANSE y WWF. Tres años después, las administraciones no han desarrollado acciones efectivas para evitar la degradación de la mayor laguna litoral española por vertidos y drenajes agrícolas, excesivo desarrollo urbanístico, colapso de redes de alcantarillado durante episodios de lluvia, demasiados puertos deportivos, etc. Buena parte de las inversiones se han empleado en infraestructuras poco eficaces e incluso inútiles, como los tanques de tormenta o las rampas para embarcaciones ligeras.

Las organizaciones esperan que las administraciones dejen de  justificar la situación del Mar Menor por las riadas generadas por las aguas de las lluvias torrenciales y tomen medidas eficaces.

Las próximas semanas van a ser claves para comprobar si la asombrosa capacidad del Mar Menor para su autorregeneración continúa en buena forma o la mala calidad de las aguas permanece hasta la próxima temporada estival.

También serán claves para saber si las administraciones responsables han aprendido y cambian las prioridades de inversión, recuperando parte de la naturaleza perdida, en especial amplias superficies con flora silvestre que retengan buena parte de las tierras agrícolas desnudas y sus fertilizantes y pesticidas antes de llegar al Mar Menor. Además,  poner  freno y eliminar parte de la ocupación urbanística y regadíos ilegales, recuperando cauces, realizando buenas prácticas agrarias y desarrollando medidas de gestión basadas en criterios técnicos y científicos rigurosos, y con participación social de verdad.

Nylva Hiruelas | WWF

Pedro García  | ANSE

Mueren cuatro linces en Castilla-La Mancha

  • En lo que va de 2019 al menos cuatro linces ibéricos han muerto en los Montes de Toledo por disparos de escopeta y trampas.
  • El Gobierno de Castilla-La Mancha no ha informado de los casos y se desconoce si se han abierto expedientes en vía penal y administrativa.
  • Ecologistas en Acción reclama transparencia y una acción contundente de cese de la caza en las zonas donde han aparecido los linces muertos.

2019 está siendo un año trágico para los linces ibéricos en Castilla-La Mancha, especialmente en la provincia de Toledo.En los últimos meses se ha certificado la muerte de cuatro linces del programa de reintroducción puesto en marcha por el proyecto Life+IBERLINCE en la comarca de los Montes de Toledo y del que ahora se hace cargo la Junta de Castilla-La Mancha. Los casos verificados corresponden con una muerte en un lazo, otra en un cepo y dos por disparos con escopetas de caza. Dos de las muertes han tenido lugar en el mes de septiembre.

Desde que se tienen estadísticas de mortalidad de lince ibérico en este siglo no se había producido una cifra tan alta de muertes debidas a la caza ilegal de linces en una zona tan concreta y en un espacio de tiempo tan corto. En todos los casos las muertes de linces han tenido lugar por el empleo de medios de caza, bien sea durante el desarrollo de actividades cinegéticas permitidas o por el empleo de métodos de control de predadores.

La distinta naturaleza de los casos hace aún más preocupante la situación, pues las muertes se han producido en distintas fincas y cotos de caza de los Montes de Toledo, en áreas en teoría sujetas a mayor vigilancia por ser objeto del desarrollo del programa de reintroducción y recuperación de esta especie en peligro de extinción.

Todo apunta a que, lejos de lo que se suponía, el lince ibérico no está efectivamente protegido, sobre todo frente a las prácticas cinegéticas, legales o no, y que no solo se están dando en Castilla-La Mancha, sino también en Extremadura o Andalucía. Prácticas que perviven enquistadas en el sector de la caza y que, por desgracia, se regulan deficientemente por parte de unos gobiernos regionales, en particular el de Castilla-La Mancha, más interesados en evitar el conflicto con los cazadores que en la protección efectiva de nuestras especies más amenazadas.

Ante la gravedad de los hechos, Ecologistas en Acción ha remitido un escrito al Consejero de Desarrollo Sostenible de Castilla-La Mancha pidiendo transparencia en la información sobre la especie, así como los detalles de los expedientes informativos y sancionadores abiertos por estos u otros casos de mortalidad directa de linces que se hayan producido en este año.

Se reclama asimismo que, ante el inminente inicio de la temporada de caza, se cierren cautelarmente los cotos donde han aparecido los linces muertos hasta que se aclaren los hechos y se recupere la zona del daño causado.

Ecologistas en Acción muestra su preocupación porque estos casos no se hayan hecho públicos hasta ahora y pedirá una explicación al respecto, ya que hasta hace no mucho el proyecto Iberlince y las entidades que participan de él eran muy diligentes a la hora de informar de estas situaciones.

Miguel Ángel Hernández | Ecologístas en Acción

Empieza la ola de rebelión climática: la naturaleza se defiende

  •  Frente a la inacción de los gobiernos ante la emergencia climática y ecológica, surgen acciones masivas de desobediencia civil en España y en el resto del mundo.
  • La falta de respuestas políticas a la crisis climática empuja a la ciudadanía hacia una estrategia de acción directa no violenta masiva e internacional.
  • Tras las masivas manifestaciones del 27 de septiembre, las plataformas 2020 Rebelión por el Clima y Extinction Rebellion España llaman a realizar acciones pacíficas masivas a partir del 7 de octubre en Madrid por la justicia climática y en defensa de la vida.

Una ola de desobediencia civil pacífica recorre de nuevo el planeta: en ciudades como Londres, Madrid, Buenos Aires, Nueva York, Auckland, París, Berlín, Praga o Melbourne la sociedad civil está saliendo a la calle para tratar de forzar un giro definitivo ante la situación actual de emergencia ecológica.

Durante el último año han surgido diferentes expresiones de activismo climático por todo el planeta, con protestas multitudinarias en defensa de la vida y del planeta en su conjunto. Estas movilizaciones internacionales han abierto el paso a las declaraciones políticas de emergencia climática en países como Irlanda, Reino Unido o Francia, y han contribuido a una toma de conciencia mundial inédita de la gravedad de la situación ambiental.

Pero ahora, frente al colapso del que advierte la comunidad científica, urge tomar medidas inmediatas antes de llegar a un punto de no retorno. La ciudadanía exigirá en las calles y en las plazas que se pase de la declaración a la acción.

El informe del Grupo de Expertos para el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) ya advirtió en 2018 de la urgencia de acometer reducciones de emisiones profundas y cambios rápidos, de largo alcance y sin precedentes en todos los aspectos de la sociedad. Un año después las medidas para una transición ecosocial que debe ser drástica están muy lejos de ponerse en marcha.

Una rebelión intergeneracional y diversa

Frente a esta inacción institucional, y después del éxito de la Huelga Mundial por el Clima, Extinction Rebellion (XR) y 2020 Rebelión por el Clima, plataforma de la que forma parte Ecologistas en Acción, llaman a un levantamiento pacífico en España para empujar los cambios necesarios. Una rebelión de toda la sociedad, intergeneracional y diversa.

Ayer lunes 30 de septiembre decenas de activistas se encadenaron al Palacio de San Telmo en Sevilla, sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía, bloqueando durante más de una hora el acceso a las puertas principales al Palacio. Previamente habían remitido por correo certificado a diferentes consejerías de la Junta las llaves de los candados con los que han permanecido encadenados.

En esta línea, numerosas personas procedentes de diferentes lugares de la península y de las islas se están inscribiendo para participar en una gran acción de desobediencia civil no violenta el próximo 7 de octubre en Madrid.

Extinction Rebellion España y 2020 Rebelión por el Clima consideran que el factor de cambio más potente es el movimiento civil.

Por ello, exigen un cambio de sistema y llaman a una rebelión frente a:

1. La pasividad de los gobiernos y la irresponsabilidad de una clase política en muchas ocasiones más preocupada por los intereses de sus partidos que por una crisis climática que avanza inexorablemente.

2. La falta de respuesta a la gravísima crisis ecológica y civilizatoria y la actual extinción masiva de especies.

3. La ausencia de justicia climática y de una democracia real que garantice una vida digna a todas las personas y al resto de especies que habitan la Tierra.

2020 Rebelión por el Clima y Extinction Rebellion España consideran que existe una exigencia ética de no legar un planeta moribundo a las generaciones más jóvenes y futuras.

Asimismo, entienden que todos los aspectos disfuncionales de la sociedad están vinculados entre sí por un sistema socioeconómico que explota a las personas y la naturaleza. Por ello, llaman a la desobediencia civil, coordinada y masiva, frente al sistema que está llevando al planeta al borde del abismo.

Extinction Rebellion (XR) es un movimiento internacional que actúa frente a la inacción de los gobiernos sobre la crisis climática y ecológica actual mediante la acción directa no violenta masiva, por medio de tres demandas; declaración de emergencia climática, emisiones de GEI a 0 neto para 2025 y creación de asambleas ciudadanas para el cambio.

2020 Rebelión por el Clima es una plataforma de acción no violenta frente a la crisis climática y ecológica surgida en Europa en 2019. La plataforma no tiene un único destinatarios de sus acciones, que pueden ir desde la clase política a las industrias contaminantes responsables de la crisis ecológica. 2020 Rebelión por el Clima es un movimiento de movimientos de gran diversidad, cuyo principal propósito es coordinarse para la acción no violenta bajo el paraguas de la justicia climática. En el resto de países europeos el nombre de la plataforma es #By2020WeRiseUp.

Roberto Herreros

Mañana, movilización mundial por el clima

Unas 500 organizaciones, entre ellas Greenpeace, apoyan las concentraciones para exigir soluciones a la emergencia climática

Alrededor de un centenar de actividades han sido convocadas por toda la geografía española, entre ellas, manifestaciones en Madrid y Barcelona

Greenpeace exige acelerar la transición energética y ecológica para llegar a cero emisiones en 2040 en todos los países europeos, sin dejar a nadie atrás

España necesita un Gobierno que se comprometa a reducir las emisiones en 2030 un 55% respecto a 1990
Madrid, 26 de septiembre de 2019.– Dentro de la Semana Global de Acción por el clima, y a pocas horas de las movilizaciones de mañana, 27 de septiembre, Greenpeace (como convocante de estos actos) anima a la ciudadanía a salir a la calle para exigir que se actúe contra la emergencia climática.

MAPA CON TODAS LAS MOVILIZACIONES AQUÍ

“No podemos seguir esperando. No nos vamos a resignar ante el futuro devastador que nos espera con los datos científicos en la mano. Exigimos que los gobiernos pongan en marcha ya las soluciones que nos lleven a un mundo sin emisiones, sin plegarse a los intereses económicos de las corporaciones que se han enriquecido a sabiendas de que estaban provocando el problema”, ha declarado Tatiana Nuño, responsable de la campaña de Cambio Climático de Greenpeace.

Frente a las promesas vacías de contenido de la clase política, la ciudadanía se está movilizando para exigir compromisos reales que logren reducir urgentemente a la mitad las emisiones mundiales causantes del cambio climático para 2030 y llevarlas a cero a mitad de siglo, tal como la comunidad científica confirma necesario para evitar que la temperatura del planeta suba 1,5 ºC (ya ha subido 1,1) (ver nota).

La llamada a la movilización se intensifica aún más tras la Cumbre de Acción Climática, convocada por el Secretario General de la ONU, que ha tenido lugar este lunes en Nueva York. A pesar de acudir el máximo nivel de representación gubernamental, las propuestas presentadas siguen sin reflejar la urgencia de la crisis climática que afrontamos, y en la mayoría de los casos, suponen “más de lo mismo” o quedan muy lejos del esfuerzo necesario.

Los datos científicos confirman la urgencia de actuar. El informe del IPCC publicado ayer sobre el cambio climático, los océanos y la criosfera (capas de hielo) muestra cómo el cambio climático impacta en la pérdida de biodiversidad, del hielo de los casquetes polares y glaciares y de ecosistemas únicos. Los compromisos de reducción de emisiones propuestos hasta ahora por los gobiernos no son suficientes, puesto que, aún si se cumplen, la subida del nivel del mar podría llegar hasta un metro en este siglo, provocando el desplazamiento forzado de millones de personas.

La Semana de Acción por el Clima comenzó el pasado viernes 20 de septiembre con millones de personas que llenaron las calles de todo el mundo con manifestaciones masivas en ciudades como Londres, Nueva York o Sidney. Para mañana, viernes 27 de septiembre, hay convocadas un centenar de movilizaciones en toda España. En el caso de Madrid las plataformas Fridays for Future, Alianza por el Clima, Alianza por la Emergencia Climática y 2020 Rebelión por el Clima convocan una manifestación que recorrerá, desde las 18h, el tramo comprendido entre Atocha y Sol.