Urge mayor reporche social a las conductas negligentes y dolosas que dan lugar a los incendios

  •  Las últimas estadísticas de incendios forestales publicadas por el MITECO, actualizadas a fecha 28 de julio de 2019, sitúan ya este año por encima de la media de los diez anteriores en cuanto a superficie quemada, número de grandes incendios y número de conatos de incendios.
  •  La principal causa de los incendios es la acción del ser humano, el 80% de los casos son provocados de forma negligente o voluntaria.
  • Reforzar la vigilancia de los montes y la investigación sobre incendios forestales, así como aumentar las sanciones penales y administrativas por provocar incendios, son medidas urgentes que deben tomarse para atajar este problema.

Como en años anteriores, las estadísticas de incendios se han ido engrosando a partir de tres tipologías de fuegos, donde la mano del ser humano sigue siendo la causa principal. Está demostrado que el 80% de los fuegos son intencionados o fruto de algún tipo de negligencia o accidente.

Destacan las quemas e incendios con fines agrícolas y ganaderos que han provocado elevados daños en las comunidades autónomas del norte y el noroeste peninsular. En estos casos, los incendiarios han aprovechado las condiciones de mayor sequedad de la primavera para provocar los fuegos.

En segundo lugar, ya llegado el final de la primavera y el inicio del verano, las negligencias y los incendios provocados en diferentes circunstancias han sido los -ya tradicionales- causantes de fuegos de esta época del año.

Negligencias como las que tuvieron lugar presuntamente en los grandes incendios que han arrasado miles de hectáreas en torno a la ciudad de Toledo (bomba de riego mal instalada y desatendida), en Almorox y Cadalso de los Vidrios (trabajos en una caseta) o en Tarragona (combustión de estiércol mal almacenado). O incendios provocados como los que se investigan en la Sierra de Guadarrama y que han afectado al Parque Nacional.

Por último, también se han registrado incendios por causa natural: los rayos, que este año se han cebado con algunas zonas altas de las sierras peninsulares. En los últimos años una media del 5% de los incendios tiene su origen en esta causa.

Por todo ello, Ecologistas en Acción recuerda que los incendios forestales son una realidad con la que por desgracia hay que convivir en países de clima mediterráneo como España y donde además los efectos del cambio climático agudizan la problemática.

No obstante, la organización ecologista insiste, un año más, en que se puede y se debe actuar de forma más contundente y eficaz para evitar los incendios. Miguel Ángel Hernández, portavoz de Ecologistas en Acción, ha declarado: “No debemos caer en derrotismos ni enfocar la cuestión a situaciones de las que parece no hay salida, como el cambio climático o, el último mantra, el despoblamiento y el abandono de los montes. Ninguna de estas dos cuestiones atajan lo más evidente, que debe ser reducir las causas de los incendios en su origen”.

Para evitar los incendios se deben abordar cuestiones sobre cómo hacer que los montes sean más resistentes y resilientes a los fuegos. “Al igual que se ha hecho para reducir los accidentes mortales de tráfico, hay que ir a la cuestión central del origen humano de la mayor parte de los incendios para reducirlos eficazmente”, ha matizado Hernández.

Para Ecologistas en Acción, en este aspecto se sigue fallando, a pesar de que poco a poco van aumentando las condenas por provocar incendios forestales. Por eso, hay que reforzar la vigilancia de los montes y la investigación sobre incendios forestales así como aumentar las sanciones penales y administrativas por provocar incendios.

También es fundamental el reproche social. Que las administraciones, las entidades involucradas en la prevención, los medios de comunicación y la sociedad en general, se vuelquen en el reproche público de las conductas dolosas o negligentes que causan incendios.

Según Hernández, “el día que en las notas de prensa de las administraciones y en los medios de comunicación se dedique tanto tiempo a informar de los avances en las investigaciones y de las sanciones que recaigan sobre los incendiarios, como el que se dedica a hablar de las tareas de extinción, se estará más cerca de reducir el número de incendios forestales en España”.

Miguel Ángel Hernández | Ecologístas en Acción

Los incendios en Siberia son una emergencia climática

Las llamas ya han arrasado 4,3 millones de hectáreas, un área más grande que Dinamarca; en todo el año, esta cifra asciende a 13,1 millones

Estos incendios están emitiendo más de 166 millones de toneladas de CO2, casi lo mismo que 36 millones de automóviles al año

Un equipo de Greenpeace está documentando los incendios forestales en el bosque de Taiga, en la región de Krasnoyarsk (Siberia), donde, a pesar de las declaraciones de las autoridades rusas, la intensidad de los incendios forestales no está disminuyendo. Las llamas ya han arrasado 4,3 millones de hectáreas, un área más grande que Dinamarca, lo que está contribuyendo significativamente al cambio climático. Desde principios de año, se han quemado un total de 13,1 millones de hectáreas.

Los incendios en esta región han sido habituales en los últimos años, pero las llamas de este verano han alcanzado un tamaño y una fuerza sin precedentes. Estos incendios están emitiendo más de 166 millones de toneladas de CO2, casi lo mismo que 36 millones de automóviles al año. Los incendios en los bosques siberianos son especialmente peligrosos para el clima, ya que producen carbono negro (derivado del hollín) que se deposita en el hielo del Ártico y acelera su fusión.

“Rusia debería aumentar los esfuerzos en la protección de los bosques y proporcionar fondos suficientes para la lucha contra incendios y su prevención. El problema de los incendios forestales debe abordarse a nivel internacional en los acuerdos climáticos mundiales para mantener el calentamiento global por debajo de 1,5 grados”, señala el experto en incendios forestales y voluntario de Greenpeace Rusia, el bombero Anton Beneslavskiy.

“Estos incendios deberían haberse extinguido al principio. Ahora se han convertido en una catástrofe climática que no se puede detener por medios humanos”, explica Mónica Parrilla, responsable de la campaña de Incendios de Greenpeace España.

Personal experto de Greenpeace en Rusia advierte de que la situación probablemente seguirá siendo catastrófica en las dos próximas semanas debido a las condiciones climáticas. Si bien el humo ha desaparecido de las principales ciudades siberianas, todavía envuelve asentamientos en áreas forestales remotas, según informes de Greenpeace en la región de Krasnoyarsk.

Más del 90% de los incendios forestales en Rusia están ardiendo en las llamadas “zonas de control”, áreas remotas donde las autoridades no están obligadas a combatir las llamas. Greenpeace Rusia exige una revisión de estas zonas de control para evitar que se repita el mismo desastre el próximo año. Muchos de los incendios en las zonas de control de este año se podrían haber extinguido al inicio, lo que reduciría significativamente el área cubierta por el fuego, el humo en los asentamientos y las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Greenpeace responsabiliza de las sanciones anunciadas por la UE a los gobiernos que anteponen los coches a la salud

  • Madrid y Barcelona han excedido los límites de contaminación año tras año desde que entró en vigor la normativa europea en 2010
  • La incertidumbre generada con Madrid Central y la ausencia de un plan alternativo, principales causas para que la Comisión Europea reactive el expediente sancionador
    España se enfrentará ahora a un proceso sancionador que podría acarrear multas de hasta 1.600 millones de euros

La Comisión Europea acaba de confirmar que reactiva el procedimiento sancionador contra España por incumplir los niveles de contaminación en las ciudades de Barcelona y Madrid. España se suma así al grupo de países que serán llevados al Tribunal de Justicia Europeo, enfrentándose a un proceso sancionador que podría acarrear multas de hasta 1.600 millones de euros.

La decisión confirmada hoy acaba con la paralización del expediente que, desde hace más de un año, permanecía en suspenso gracias a las medidas aprobadas por ambas ciudades, como las zonas de bajas emisiones (ZBE) o los protocolos anticontaminación. En su comunicado, la Comisión Europea afirma que la decisión está motivada por el incumplimiento reiterado de los límites legales de NO2 en las zonas urbanas de Madrid, Barcelona y Vallès-Baix Llobregat.

“No hay más tiempo para excusas, es hora de actuar”, ha afirmado hoy el Comisario Europeo de Medio Ambiente, Karmenu Vella, quien ha añadido que España ha incumplido sistemáticamente los niveles de NO2 desde 2010.” Preguntado sobre Madrid Central, ha respondido “aunque nosotros no trabajamos sobre medidas concretas, pedimos a las administraciones que implanten medidas efectivas -nacionales, regionales y locales- para cumplir con la directiva que, al fin y al cabo, beneficia a la población”.

Sanción por un aire ilegal

Greenpeace responsabiliza a los gobiernos de Madrid y Barcelona, que ignoraron el problema de la contaminación negándose a tomar medidas contra los vehículos contaminantes. Pese a que la Directiva 2008/50/UE entró en vigor en 2010, Madrid no implantó su Protocolo Anticontaminación hasta 2015 y Barcelona no lo hizo hasta 2017. En cuanto a las medidas estructurales, la ZBE de ‘Madrid Central’ anunciada en 2014 no vio la luz hasta finales de 2018, mientras que la ZBE de Barcelona entrará en vigor en enero de 2020. Medidas que, pese a su tardanza, se han demostrado efectivas, tal y como demuestran los resultados de Madrid Central, que ha reducido la contaminación a su valor más bajo en 10 años.

Antes de estas medidas, los gobiernos habían ignorado los reiterados avisos de la Unión Europea en materia de contaminación. Durante los episodios de contaminación de 2011, la Delegada de Medioambiente en Madrid, y posterior alcaldesa, Ana Botella, llegó a afirmar que “la contaminación nunca es un problema sanitario” y que “lo que de verdad asfixia es el paro”. Madrid no limitó los vehículos contaminantes hasta el año 2015, cuando entró en vigor el primer protocolo anticontaminación.

Igualmente preocupante es la tendencia en Barcelona. Medidas necesarias como la unión del tranvía, el proyecto de supermanzanas o la extensión de la red de carriles bici han sido fuertemente criticadas por quienes defienden que el diseño urbano siga priorizando al automóvil frente al resto de modos de transporte. A juicio de Greenpeace, la Zona de Bajas Emisiones que entrará en vigor en 2020 es necesaria pero insuficiente, motivo por el que se insiste en la necesidad de establecer un peaje urbano y medidas contra la saturación marítima y aérea que sufre la ciudad.

La suspensión de Madrid Central, detonante para la reactivación

Fuentes europeas han confirmado que los recientes hechos relacionados con la suspensión de Madrid Central han sido determinantes para reactivar las sanciones. El nuevo Ayuntamiento de Madrid llegó a paralizar las multas en el área de Madrid Central el 1 de julio, una decisión fuertemente contestada por la ciudadanía, que finalmente tumbó la justicia, gracias al recurso judicial interpuesto por Greenpeace y Ecologistas en Acción cuatro días después.

“Ya advertimos que la incertidumbre generada por el Ayuntamiento de Madrid, que llegó al poder prometiendo acabar con Madrid Central, podría acarrear graves sanciones de Bruselas” afirma Adrián Fernández, responsable de Movilidad de Greenpeace. “Los recientes hechos han minado la confianza de los comisarios europeos, quienes no se fían de un Ayuntamiento que, a día de hoy, todavía no ha presentado un plan alternativo“. Sobre este aspecto, Fernández defiende que “no hay ninguna receta contra la contaminación que no pase por reducir el número de automóviles“.

Hasta 1.600 millones de euros en sanciones

A partir de ahora, el expediente queda en manos del Tribunal de Justicia Europeo de Luxemburgo, que estudiará los resultados trasladados por la Comisión Europea. Se trata de un largo procedimiento que podría demorarse varios años y que está condicionado a las medidas que se tomen en las áreas afectadas.

Por este motivo, Greenpeace considera que Madrid y Barcelona tienen la responsabilidad legal de cumplir con todos los programas acordados para garantizar la calidad del aire, sin admitir rebajas sobre las medidas ya en marcha. La organización ecologista recuerda que el 75% del dióxido de nitrógeno (NO2) en las ciudades lo causa el tráfico rodado, por lo que solo a través de medidas que restrinjan el tráfico se podrá cumplir con los niveles que marca Europa. Según la Agencia Europea de Medio Ambiente, en España son atribuibles al NO2 casi 9000 muertes prematuras anuales.

Adrián Fernández

Más de 70 organizaciones instan a la ciudadanía a sumarse a la Huelga Mundial por el Clima

  • En defensa del futuro, de un planeta vivo y de un mundo justo, organizaciones y colectivos de la sociedad civil instan a la ciudadanía a apoyar y sumarse a la Huelga Mundial por el Clima del próximo 27 de septiembre.

Las organizaciones firmantes, entre las que se encuentra Amigos de la Tierra, piden que se declare de manera inmediata la emergencia climática y se tomen las medidas concretas necesarias para reducir rápidamente a cero las emisiones netas de gases de efecto invernadero
Las instituciones, los Estados y las empresas deben escuchar a la ciudadanía y a las organizaciones que exigen un nuevo modelo socioecológico que no comprometa la supervivencia de la vida tal y como la conocemos
Más de 70 organizaciones ya han mostrado su apoyo a la convocatoria de Huelga Mundial por el Clima del próximo 27 de septiembre
Los recientes informes sobre el estado de la biodiversidad del IPBES, que señalan que cerca de un millón de especies entre animales y plantas se encuentran al borde de la extinción como consecuencia de las actividades humanas, y del informe del IPCC sobre el incremento de la temperatura media global en 1,5 ºC, alertan del deterioro de un gran número de ecosistemas, tanto terrestres como marinos, así como del punto de no retorno frente al cambio climático.

La humanidad se enfrenta a uno de sus mayores retos: la crisis climática. Una crisis, consecuencia directa del modelo de producción extractivista y consumo globalizado actuales, que pone en riesgo nuestra propia supervivencia y la de un gran número de otras especies y ecosistemas e impacta de manera injusta especialmente en las poblaciones más empobrecidas y vulnerables del mundo. No responder con suficiente rapidez y contundencia a la emergencia climática y civilizatoria supondría la muerte y/o el malvivir de millones de personas, además de la extinción de muchas especies e, incluso, de ecosistemas completos.

Los datos son contundentes y el tiempo juega en nuestra contra. En el caso de la región mediterránea, en la que se encuentra la Península Ibérica y que es una de las más vulnerables ante el cambio climático, si no se limita el incremento de la temperatura media global en 1,5 ºC, las consecuencias para las generaciones presentes y futuras serán catastróficas: olas de calor más intensas y prolongadas, sequías recurrentes, desertificación, aumento de los fenómenos meteorológicos extremos, pérdida de biodiversidad, falta de disponibilidad de agua potable y tierras fértiles, incendios más virulentos, empobrecimiento y aumento de las desigualdades en cualquiera de sus expresiones, etc. Por tanto, las diferentes instituciones europeas, estatales, autonómicas y locales deben asumir su responsabilidad y estar a la altura de las necesidades que exige este momento crucial de la Historia. La lucha contra la emergencia climática no puede supeditarse a una ideología o color político, debe ser asumida por todos los partidos.

Por todo ello, y en defensa del presente y del futuro, de un planeta vivo y de un mundo justo, las personas y colectivos firmantes nos sumamos a la convocatoria internacional de Huelga Mundial por el Clima, del próximo 27 de septiembre, e instamos a toda la sociedad (ciudadanía, todos los actores sociales, ambientales y sindicales) a que se movilice y se sume a la convocatoria de Huelga Mundial por el Clima, difundiendo y participando en las acciones que estamos convocando, que iremos precisando y que tomarán muy diversas formas: manifestaciones, huelgas estudiantiles y de consumo, cierres patronales de entidades comprometidas, movilizaciones en los centros de trabajo y  en las calles, etc. Un gran grito común y unitario en la lucha climática.

Enlace a Manifiesto

***
Más información:

Héctor de Prado, responsable de clima y energía de Amigos de la Tierra, Telf. 691 4

Voluntarios del proyecto LIFE Followers detectan una nueva especie exótica invasora en el Parc Natural de L’Albufera

  • Se trata de Obama nungara, una especie originaria de Sudamérica, que ha llegado a Europa en bolsas de turba para macetas.
  • Los voluntarios detectaron esta especie invasora realizando acciones de seguimiento y fomento de biodiversidad en el Tancat de la Pipa en el Parc Natural de l’Albufera (Valencia).

Obama nungara es una especie de planaria terrestre originaria de Brasil y Argentina. Investigaciones recientes han podido evidenciar que esta especie de platelminto ha sido accidentalmente introducida en la Península ibérica posiblemente a través del comercio de plantas y turba para macetas,pudiéndose expandir por Europa debido al aumento del intercambio comercial entre los países europeos y sudamericanos.

La introducción de planarias terrestres en varios países europeos (Gran Bretaña, Francia, Italia y España) se ha convertido en un problema cada vez más frecuente, y sólo en España se ha registrado la presencia de 6 especies procedentes de Sudamérica.

Debido a su vía de entrada, Obama nungara y otras planarias exóticas invasoras pueden llegar a ser abundantes localmente, en zonas como jardines o parques, viveros o centros de jardinería, por lo que el impacto sobre la biodiversidad local podría parecer menor, ya que son predadores generalistas de invertebrados terrestres como lombrices y caracoles autóctonos. Sin embargo, la colonización de espacios naturales, como es el caso del Tancat de la Pipa, en el parque natural, el asentamiento de una población de estas especies podría tener un impacto negativo en la biodiversidad del suelo.

Imprescindible la labor de los voluntarios

La detección y erradicación de esta planaria ha sido posible gracias a los voluntarios del proyecto europeo LIFE Followers, coordinado por SEO/BirdLife en alianza con el Cuerpo Europeo de Solidaridad. El proyecto tiene por objetivo dar a conocer la Red Natura 2000, la mayor red de espacios protegidos europea, fomentando la participación de voluntarios en actividades de conservación al mismo tiempo que se promueve la adquisición de conocimientos y experiencias.

L’Albufera es uno de los espacios de la Red Natura 2000 donde el proyecto desarrolla un mayor número de actividades, y en especial en el Tancat de la Pipa, un sistema de filtros verdes y lagunas gestionado por SEO/BirdLife y Acció Ecologista-Agró gracias a sendos acuerdos de custodia del territorio firmados con la Confederación Hidrográfica del Júcar, propietaria del espacio.

Los voluntarios colaboran realizando labores de mejora de hábitats y especies como es el control de especies de flora y fauna exóticas invasora en ambientes de alto valor ecológico, la retirada de plásticos de playas y canales, el seguimiento de fauna amenazada, el fomento del control biológico de plagas mediante la construcción de cajas nido y hoteles de insectos, y el estudio de las interacciones entre las poblaciones de aves y el estado del arrozal.

Desde su detección en enero de 2019, los voluntarios han realizado varias jornadas en las que se han extraído del medio aparentemente toda la población, ya que la búsqueda de nuevos ejemplares adultos o huevos ha sido infructuosa durante los últimos meses. Sin embargo, en el marco de las acciones de seguimiento y fomento de la biodiversidad que los voluntarios tienen previsto realizar a lo largo de 2019, se ha incluido el mantenimiento de una revisión sistemática de los hábitats en los que esta planaria puede encontrarse en forma de huevo, de manera que puedan extraerse del medio los ejemplares que puedan aparecer durante los meses venideros.

Olimpia García

 

Un encuentro con Fridays for Future pone fin a la Ecomarcha de Ecologistas en Acción

  • A su llegada hoy a la capital navarra el pelotón de Ecologistas en Acción se ha sumado a un acto público de Fridays For Future, el movimiento juvenil internacional que reivindica la adopción de medidas eficaces contra el cambio climático.
  • La Ecomarcha 2019 ha hecho coincidir el final de su IX edición con el comienzo de los Encuentros Cicloturistas organizados por Con Bici, que este año se celebran en Navarra.
  • La denuncia de los pantanos de Yesa e Itoiz así como del megaproyecto minero Mina Muga han protagonizado las reivindicaciones ecologistas de las últimas etapas.

Este fin de semana se cierra la IX edición de la Ecomarcha, ruta ciclista de Ecologistas en Acción, que como cada verano se realiza para promover una forma de ocio sostenible y para apoyar luchas ecologistas y vecinales locales.

La Ecomarcha 2019 ha recorrido las provincias de Huesca, Zaragoza y Navarra. Con el lema ‘No te comas el planeta’ se han denunciado los proyectos de agricultura y ganadería industrial (macrogranjas y macromataderos principalmente) presentes en estas provincias y proponer un modelo de desarrollo rural sostenible basado en la agroecología.

El pelotón de Ecologistas en Acción ha oscilado entre las 50 y las 100 personas, que han apoyado otras luchas sociales y ecologistas locales como la denuncia de las presas de Yesa o Itoiz, la lucha contra Mina Muga o el apoyo a los pueblos ocupados rurales y proyectos comunitarios de Navarra, como los de Lakabe, Arizkuren o Arterra.

Hoy viernes la Ecomarcha llega a Pamplona-Iruña para, en primer lugar, sumarse al acto público semanal organizado por Fridays For Future, el movimiento juvenil internacional que demanda a gobiernos e instituciones que tomen medidas eficaces contra el cambio climático.

También en Pamplona-Iruña este pelotón se sumará a otro, el de los Encuentros Cicloturistas, que cada dos años organiza un colectivo de Con Bici, la coordinadora etatal de asociaciones de bicicletas. Mañana sábado, durante la última etapa de la Ecomarcha y la primera de los Encuentros Ecoturistas, 400 personas pedalearán desde Pamplona-Iruña hasta Estella-Lizarra. Será un fin de ruta festivo para esta propuesta de ocio y turismo estival de Ecologistas en Acción.

Denuncia del recrecimiento de Yesa y del megaproyecto minero Mina Muga

Durante la última semana la Ecomarcha ha recorrido la comarca de Sangüesa en Navarra y las Altas Cico Villas en Aragón para denunciar dos proyectos que amenazan la zona.

Uno de estos problemas es el recrecimiento de Yesa, una amenaza que está presente desde hace más de 35 años. La pasada legislatura se consiguió el compromiso de los gobiernos de Navarra y Aragón de la paralización de las obras. Sin embargo, a día de hoy las obras continúan y se estima que el aumento del presupuesto de la obra supera el 400 % de desvío.

Ecologistas en Acción ha denunciado los muchos aspectos que hacen del recrecimiento de Yesa un proyecto completamente insostenible y peligroso tanto medioambiental como socialmente. Aspectos como la inestabilidad de las laderas (que en el pasado ya supuso el desalojo y la expropiación forzosa de 100 viviendas) o el modelo agrícola basado en el regadío, que está acabando con las zonas esteparias y de cultivo tradicional, promoviendo una agricultura industrial contaminante y despilfarradora.

Otro de los problemas que amenazan a este territorio es el previsible desarrollo del proyecto de megaminería Mina Muga. Este proyecto para la explotación de potasas comprende desde las Altas Cinco Villas en Aragón hasta la comarca de Sangüesa. Recientemente Mina Muga ha obtenido una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable por el Ministerio la para Transición Ecológica, lo que para Ecologistas en Acción supone un ataque sin precedentes al cuidado del medio ambiente y a la seguridad de la zona.

El modelo que plantea Mina Muga es depredador con los recursos y la energía, aumenta de manera desproporcionada la emisión de gases de efecto invernadero y se aleja de un modelo de desarrollo descarbonizado. Además provoca otros problemas en el territorio como la contaminación salina de cauces y acuíferos, el aumento de la sismicidad, una desmedida carga de transporte, el excesivo consumo de agua y la promoción de un modelo agrícola contaminante e insostenible.

Ecomarcha 2019: https://www.ecologistasenaccion.org/ecomarcha 

Félix Jiménez

Organizaciones de la sociedad civil rechazan las acciones de presión de los regantes ilegales de Doñana

Más de una decena de organizaciones de la sociedad civil (entre ellas SEO/BirdLife) rechazan el bloqueo de un grupo de empresarios agrícolas al cierre de 77 pozos ilegales en Doñana, que pretendía ejecutar el pasado lunes 23 la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) en coordinación con agentes de la Guardia Civil. Las organizaciones califican de extrema gravedad estos hechos y piden el cierre inmediato de estos pozos, cumpliendo con la sentencia condenatoria del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

El pasado lunes 23 de junio un grupo de empresarios agrícolas de fincas ilegales de la localidad de Lucena del Puerto, en el entorno de Doñana, impidieron el paso a las autoridades para proceder al cierre de 77 de pozos ilegales que extraen agua del acuífero Almonte-Marismas que alimenta Doñana, para tratar de revertir la mala situación en la que se encuentra.

Las 13 organizaciones firmantes muestran públicamente su firme apoyo a la Guardia Civil y a la CHG en su labor en defensa de un recurso natural tan valioso como el agua. Este bien público no puede seguir siendo expoliado por empresarios agrícolas ilegales.

Estas organizaciones recuerdan que en un estado de derecho son inadmisibles este tipo de acciones de presión en contra de la legalidad y las amenazas a los funcionarios públicos encargados de cumplir una sentencia en firme. Las leyes deben cumplirse y las sentencias deben ejecutarse y un grupo de regantes ilegales no pueden elegir qué sentencias se aplican y cuáles no en función de intereses particulares.

En ese sentido, las organizaciones firmantes consideran extremadamente grave estos hechos y piden que se proceda al cierre inmediato de los pozos ilegales señalados. Asimismo, reclaman una investigación que llegue hasta el final aplicándose la ley a aquellos que han obstaculizado e impedido la acción de la justicia.

Para las organizaciones firmantes, Doñana no puede seguir siendo un ejemplo a nivel iinternacional de usos legales del suelo y de las aguas provocados por el sector agrícola y donde una parte de la sociedad incumple la ley e impide que se ejecuten las sentencias dictadas.

Para estas organizaciones ambientales es urgente actuar para proteger la biodiversidad de Doñana y terminar con la competencia desleal por parte de aquellos empresarios agrícolas que roban agua, no pagan impuestos y dañan a la imagen internacional de las fresas de Doñana.

Por todo ello solicitan la aplicación de las medidas que sean necesarias, de acuerdo con el Plan Especial de Ordenación de las Zonas de Regadío Ubicadas al Norte de la Corona Forestal de Doñana y el cumplimiento de la Ley de Aguas para terminar con el expolio del agua y proteger a los agricultores legales frente a esta lacra.

Supenso a los Planes Nacionales de Clima y Energía

  • La Comisión Europea presentó ayer el análisis de los planes nacionales integrados de clima y energía para los próximos diez años: se confirma que la clase política no se toma en serio la crisis climática.
  • Los Estados miembro tienen hasta final de año para proponer las medidas que respondan a unos objetivos de clima y energía ya de por sí inadecuados.
  • Amigos de la Tierra considera que para asegurar la participación ciudadana en la transición energética será preciso incluir sub-objetivos específicos de energía comunitaria y pobreza energética.

De acuerdo con el nuevo Reglamento de Gobernanza incluido en el Paquete europeo de Energía Limpia, los diferentes países tenían la obligación de presentar a la Comisión Europea a finales de 2018 sus Planes Integrados de Clima y Energía, aunque en algunos casos, como el de España, el documento se presentó con meses de retraso. La finalidad de estos borradores era hacer una primera valoración sobre el compromiso de cada una de las partes europeas en materia de clima y energía, teniendo en cuenta los objetivos adquiridos previamente y el propio Acuerdo de París.

Sin embargo, una primera valoración de los mismos confirma que la clase dirigente de los 27 Estados miembro que lo han presentado (Reino Unido se ha abstenido), siguen sin tomarse en serio ni el actual momento de emergencia climática, ni las miles de voces de jóvenes que están tomando las calles y plazas de toda Europa semana tras semana.

A menos que haya mejoras sustanciales de aquí a finales de año, los objetivos acordados como el de penetración de renovables o eficiencia energética serán inalcanzables. Amigos de la Tierra ya criticó duramente que un 32% en renovables para 2030 era un objetivo insuficiente, y aún así la suma de los planes se queda a dos puntos de esa cifra. Todavía más pobre es la suma de esfuerzos en materia de reducción del uso energético, que en algunos casos está seis puntos por debajo del 32,5% acordado en Trílogo el año pasado.

Energía Comunitaria

Amigos de la Tierra, además ha analizado los borradores en busca de medidas concretas para el desarrollo de la energía comunitaria en Europa; una vez aprobado el derecho a producir, consumir, almacenar y vender energía por parte de la ciudadanía, ya sea de manera individual o colectiva. Sin embargo, solamente las propuestas de Escocia, Grecia y Países Bajos parecen contemplarla en el nuevo paradigma energético. La organización ecologista considera que España, así como el resto de países, debería fijar un sub-objetivo que sirviese para asegurar el rol activo de la ciudadanía en el sistema energético local y estatal.

Según Héctor de Prado, responsable del área de Justicia Climática de Amigos de la Tierra, “la ciudadanía europea debería estar en el epicentro de la revolución energética y, sin embargo, se está perdiendo una oportunidad de oro para ello. En este caso, debemos tomar como referencia al país griego, también muy dependiente energéticamente del exterior, y poner en marcha medidas que sirvan para democratizar el sistema energético”.

Pobreza Energética

Por su parte, la Comisión ha invitado a los Estados Miembro a dar más detalles sobre las medidas destinadas a paliar la pobreza energética que sufren cada año millones de personas. Para este fin, la organización propone incluir un objetivo vinculante de reducción anual de pobreza energética en el nuevo borrador, y así lo transmitirá en la consulta pública que el Gobierno de España está obligado a hacer durante los próximos meses.

“En un contexto de despilfarro energético, en gran parte debido a un sistema de transmisión y distribución altamente ineficiente, no es de recibo que las empresas realicen cortes de luz a las personas y colectivos más vulnerables de nuestra sociedad. Asegurar la cobertura básica energética para cada persona, y trabajar con las comunidades para mejorar la eficiencia energética en sus hogares debería reflejarse en el plan que el Gobierno presente a Bruselas a finales de año”, ha concluido el portavoz.

Hector de Prado

Las importaciones españolas de soja detrás de la deforestación y la crisis de la biodiversidad

  • Al menos 50 millones de hectáreas de bosque, un área del tamaño de España, han sido destruidas, solo en los últimos 10 años, para producir materias primas como la soja
  • La importación española de soja para la producción de piensos para ganadería juega un papel destacado en la actual emergencia climática y la crisis de la biodiversidad
  • Empresas como El Corte Inglés o Día incumplen sus promesas de limpiar sus cadenas de suministro de productos causantes de deforestación

Greenpeace lanza hoy el informe “Enganchados a la carne: cómo la adicción de Europa a la soja está alimentando la emergencia climática” (1), en donde revela, entre otros datos, que la industria española de fabricación de piensos para la ganadería industrial no importó en 2017 ni un sola tonelada de soja considerada como “sostenible”, según los criterios del mismo sector. Así, la ganadería industrial en España está agudizando la crisis climática y la destrucción de la biodiversidad en países como Brasil o Argentina.

“La ganadería industrial es el mayor sector a nivel global sin un plan de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y sin un plan de reducción de su enorme impacto sobre la pérdida de biodiversidad y ecosistemas naturales” ha declarado Miguel Ángel Soto, responsable de la campaña de Bosques de Greenpeace España.

El modelo agrícola industrial destinado a la exportación es un importante contribuyente a la crisis climática global, responsable de dos tercios de la deforestación total en América del Sur, liderada por el cultivo de soja y la ganadería. Además, el “auge de la soja” en América del Sur está relacionado con el acaparamiento de tierras y otras violaciones de derechos humanos. Esta rápida expansión se ha producido a expensas de algunos de los ecosistemas con mayor biodiversidad en la tierra, incluidos los bosques de Amazonas, Cerrado y Gran Chaco en América del Sur, y está contribuyendo a la crisis climática y de salud pública.

Dentro de la Unión Europea, el mercado español juega un papel destacado en esta crisis. Con 5,9 millones de toneladas de soja (semillas, tortas y aceite) importados en 2017, España fue, tras Holanda, el segundo país de la Unión Europea por volumen de importación de soja. Las importaciones españolas de esta materia prima supusieron el 18% de todas las importaciones de soja de los 27 países de la UE. Durante 2017 el 40% de las importaciones españolas de soja procedían de Brasil, el 32 % de Argentina, el 16% de EE.UU. y el resto de otros países (1).

El 87% de la soja importada por la UE se destina a la producción de piensos para la alimentación de ganado. Y, nuevamente, en 2018 España es líder en la producción de piensos dentro de la UE, produciendo en 34,5 millones de toneladas de piensos animales en más de 850 fábricas. (2) El 93,7% de la producción de carne de cerdo, el 94,2% de la carne de aves de corral y el 80,6% de la leche y otros productos lácteos se concentra en macrogranjas (3).

Según un informe reciente del comité holandés de la IUCN y la organización The Sustainable Trade Initiative (IDH), tan solo el 22% de la soja utilizada en Europa en 2017 cumplía con los estándares o criterios establecidos por la Federación Europa de Fabricantes de Piensos (European Feed Manufacturers’ Federation, FEFAC) para considerar dicha soja “sostenible” o libre de deforestación. Entre las conclusiones de dicho informe, se extrae que “en Italia, Portugal y España prácticamente no hay demanda de soja “responsable”, a pesar de que estos 3 países suman el 30% del consumo europeo de soja en 2017”. (4)

“Mientras que la atención mundial se ha centrado en las últimas décadas en la Amazonia, la industria de la soja y de la ganadería han estado deforestando los bosques de sabana del Cerrado, agravando la crisis climática y violando los derechos humanos”, ha declarado Rómulo Batista, portavoz de Bosques de Greenpeace Brasil.

La denuncia de Greenpeace se produce en el contexto del comienzo en Canadá de la reunión anual del Foro de Bienes de Consumo (Consumer Good Forum, CGF), del que son miembros las mayores corporaciones y marcas de bienes de consumo (incluidas Nestlé, Mondelez y Unilever). Esta organización prometió en el año 2010 poner fin a la deforestación para 2020 mediante el “abastecimiento responsable” de carne, aceite de palma, soja y otras materias primas. Quedan 200 días para la constatación del rotundo fracaso en el cumplimiento de sus objetivos, ya que en la agenda de esta reunión ni siquiera aparece la actual situación de crisis climática agravada por la deforestación. Son miembros del Consumer Good Forum empresas españolas de la distribución, como El Corte Inglés o DIA, y organizaciones sectoriales como la Asociación Española de Fabricantes y Distribuidores (AECOC). Según ha podido constatar Greenpeace España, las empresas españolas no son conscientes del rol que está jugando la industria agroalimentaria española en la agudización de la crisis ambiental.

“Queda menos de un año para 2020 y el 100% de las importaciones españolas de soja que forman parte de los piensos animales destinados a la ganadería industrial no tienen ninguna garantía de estar libres de la deforestación. Ni los importadores de soja, ni los fabricantes de piensos, ni las empresas de producción cárnica ni la gran distribución son conscientes del problema” ha recordado Soto. “Pese a formar parte del Consumer Good Forum, ni El Corte Inglés, ni DIA, ni AECOC han cumplido sus promesas de limpiar sus cadenas de suministro de deforestación.

La comunidad científica mundial ha incluido en los recientes informes del IPCC y del IPBES la urgencia de una reforma radical de la industria agrícola y del sistema agroalimentario, incluido un cambio en dieta, apostando por dietas saludables con menos ingesta de carne, como una forma de abordar la emergencia climática y la actual crisis de desaparición de las especies y ecosistemas.

“El consumo actual de carne y otros derivados animales en España es insostenible. La ganadería industrial ofrece en cada muslo de pollo, en cada chuleta de cerdo y en cada litro de leche, un pedazo de deforestación y de crisis climática”, ha señalado Luis Ferreirim, responsable de la Campaña de Agricultura de Greenpeace España. “Nuestra demanda a las empresas es simple: una reducción y radical transformación de la forma en que se producen los alimentos de origen animal. Y a las personas: la única alternativa para reducir nuestra contribución al problema es comenzar a disminuir nuestro consumo de carne y otros alimentos de origen animal“

Informe en pdf

Miguel Ángel Soto

Greenpeace advierte que la ganadería industrial está destruyendo el planeta

  • El sector agrícola es responsable del 24% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero y el 14,5% del total proceden de la ganadería, tanto como el transporte mundial
  • El 80% de la deforestación mundial es resultado de la expansión agrícola, y la mayor parte se destina ya a alimentar animales, en lugar de personas
  • España es el segundo país de Europa con mayor consumo de carne y el cuarto productor mundial de porci
  • El gobierno de España debe casi triplicar la ambición climática y frenar la expansión de la ganadería industrial

Greenpeace lanza hoy su campaña #PlanetaEnCarneViva con la que denunciará, durante las dos próximas semanas, las graves consecuencias que la ganadería industrial supone para el medioambiente, la salud de las personas y el bienestar animal. La campaña, enmarcada en el mes de Resistencia a la Ganadería Industrial establecido por la Coordinadora Estatal ‘Stop Ganadería Industrial’, quiere denunciar la insostenibilidad del actual sistema agroalimentario, basado en dietas con exceso de carne y otros derivados animales.

Nos encontramos en una crisis ambiental planetaria sin precedentes y, por eso, Greenpeace exige al gobierno español, a los gobiernos locales y a las empresas medidas urgentes y contundentes para revertirla. El informe ‘Alimentos en el antropoceno. Dietas saludables a partir de sistemas alimentarios sostenibles’ de la Comisión EAT-Lancet es así de tajante: “La producción global de alimentos es la mayor presión causada por los seres humanos a la Tierra”.

DEFORESTACIÓN
Se atribuye a la expansión agrícola mundial el 80% de la deforestación de bosques, algunos tan importantes como la Amazonía. Entre el 75% y 80% de la superficie agrícola mundial se destina a producir alimentos para animales en lugar de personas, lo que supone casi el 30% de la superficie total terrestre.

CAMBIO CLIMÁTICO
El sector agrícola es ya responsable del 24% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero y las estimaciones indican que seguirán aumentando. De éstas, el 14,5% del total son provocadas por la ganadería, tantas como las de todo el transporte mundial junto.

CONTAMINACIÓN DE LA TIERRA Y EL AGUA
Los nitratos derivados del uso masivo de fertilizantes sintéticos y de la ingente cantidad de excrementos generados por la ganadería industrial se filtran en el terreno envenenando la tierra y sus acuíferos. Según la FAO, nos encontramos ya en una “crisis global de la calidad del agua”.

CALIDAD DEL AIRE
En España, la ganadería industrial es la principal responsable de las emisiones de sustancias nocivas como el amoniaco a la atmósfera.

SALUD HUMANA
El excesivo consumo de carne aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer. Además, la ganadería industrial también contribuye de forma muy significativa al desarrollo de la resistencia a los antibióticos.

MALTRATO ANIMAL
De media, cada minuto, en España sacrificamos 1.700 animales para consumo humano, muchos sin haber visto la luz del sol. La ganadería industrial hacina, aplasta y mutila animales.

“Estamos a tiempo de revertir estas cifras si cambiamos nuestra dieta y el modelo productivo. En España deberíamos reducir alrededor de un 80% nuestra ingesta de carne y lácteos de aquí a 2050, lo que se traduciría en un consumo máximo semanal de 300g de carne y 630g de lácteos”, ha manifestado Luis Ferreirim, responsable de la campaña de agricultura de Greenpeace.

En España, actualmente se concentra en grandes explotaciones industriales el 93,7% de la producción de carne de cerdo, el 94,2% de la carne de aves y el 80,6% de la leche de vacuno y el 66% de las tierras cultivadas se destinan a producir alimentos para el ganado. La contribución del modelo español de agricultura y ganadería industriales es enorme, ya que somos, entre otras cosas:

  • El principal país importador de soja, tras Holanda, para la fabricación de piensos y líderes en la fabricación de piensos para alimentación animal
  • El segundo país europeo con el mayor consumo de carne
  • El cuarto productor mundial de carne de cerdo

Por todo ello, Greenpeace exige al Gobierno estatal que eleve su ambición climática comprometiéndose a:

  • Reducir un 55% las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030 respecto a las de 1990
  • Vetar la importación de soja procedente de la deforestación
  • Frenar la expansión de la ganadería industrial estableciendo una moratoria estatal
  • Apoyar la agricultura y ganadería de base agroecológica y de pequeña escala
  • Promover la adopción de la “dieta de salud planetaria” tal como pide la comunidad científica

Si no se toman medidas, el impacto medioambiental del sector crecerá de forma exponencial, comprometiendo el cumplimiento del Acuerdo de París o los Objetivos de Desarrollo Sostenible e incluso los poco ambiciosos objetivos nacionales planteados en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima.

Luis Ferreirim