Madrid Central: el segundo trimestre de 2019 ha sido el de más baja contaminación desde que se tiene registro

  • Ecologistas en Acción, tras analizar los datos de contaminación registrados a lo largo de junio, constata que este mes ha tenido también valores muy bajos en relación al contaminante por el que Madrid tiene abierto un procedimiento de infracción europeo, el dióxido de nitrógeno, NO2.
  • En el segundo trimestre del año (el único con el sistema de multas de Madrid Central funcionando al completo) se han constatado los niveles más bajos de contaminación por NO2, tanto en la estación de Plaza del Carmen (dentro del perímetro de Madrid Central) como en el valor medio de la red desde que esta comenzó a funcionar (enero de 2010). Por ello, resulta tremendamente irresponsable su suspensión de esta medida por parte del actual Gobierno municipal.

Los datos de contaminación correspondientes a junio de 2019 en Madrid fueron en general positivos, en comparación con los registros de años anteriores, pese a ser un mes con un único día de precipitación. Los niveles de dióxido de nitrógeno registrados este año fueron inferiores a los de 2018 en 15 de las 24 estaciones de la red. En cuanto al valor medio de la red correspondiente al mes de junio de 2019, el registro alcanzado, 25 µg/m3 (microgramos de contaminante por metro cúbico de aire), fue el segundo más bajo para un mes de junio de los últimos 10 años.

Resultan destacables los datos correspondientes a Plaza del Carmen, la única estación de la red ubicada dentro del perímetro de Madrid Central. En junio de 2019 registró 26 µg/m3, 12 menos (reducción del 32 %) que el registrado en 2018 (38 µg/m3), y cuatro menos (reducción del 13 %) que la medición más baja alcanzada en el mejor año del pasado. Por lo tanto, un mes más, los niveles de contaminación por NO2 registrados en Plaza del Carmen en 2019, con Madrid Central en marcha, fueron nítidamente inferiores a los registrados en junio de los nueve años anteriores.

Se produjeron también reducciones muy marcadas de los niveles de contaminación por NO2 en diversas estaciones en relación a los niveles medios de los años anteriores: 12 µg/m3 en Cuatro Caminos; 9 µg/m3 en Retiro; 8 µg/m3 en Escuelas Aguirre y 7 µg/m3 en Castellana y Plaza de Castilla. Las reducciones más modestas se registraron en estaciones periféricas de la red: 2 µg/m3 en Sanchinarro, Casa de Campo, El Pardo y Barajas Pueblo. En conjunto, el valor medio de la red experimentó una disminución de 5 µg/m3 (17 % de reducción) respecto al valor medio de los nueve años anteriores (ver figuras).

Un mes más los datos indican que no existe evidencia alguna del llamado «efecto frontera», puesto que no se detecta incremento de contaminación en las zonas aledañas al perímetro de Madrid Central. Al contrario, Madrid Central ha ejercido un «efecto contagio», ya que la tendencia clara tanto en junio como en todo el segundo trimestre es a una reducción generalizada de la contaminación por NO2 en toda la ciudad, más intensa en el perímetro de Madrid Central y las zonas adyacentes, y más modesta hacia la periferia.

El mejor trimestre

Conviene recordar que el sistema de multas a los vehículos infractores se puso en marcha el 16 de marzo, por lo que el segundo trimestre (de abril a junio) es el único completo con este sistema funcionando.

Entre los datos más destacados del trimestre, cabe señalar:

1. En Plaza del Carmen en abril se alcanza el valor mensual más bajo registrado en la historia de dicha estación (para cualquier mes), 22 µg/m3 por dióxido de nitrógeno.

2. En lo referido al valor medio de la red, en mayo se alcanza el dato mensual más bajo registrado (para cualquier mes) desde que la actual red comenzó a funcionar (enero de 2010) para este mismo contaminante.

3. En su conjunto, el segundo trimestre ha sido el que ha registrado los niveles más bajos de contaminación por NO2, tanto en la estación de Plaza del Carmen (dentro del perímetro de Madrid Central) como en el valor medio de la red.

En definitiva, los datos muestran con nitidez una consolidación de los efectos positivos que Madrid Central ejerce sobre la calidad del aire, tanto dentro del perímetro de aplicación de la medida como en general en toda la ciudad, ya que los registros son claramente mejores que los correspondientes a los años anteriores.

Para Ecologistas en Acción, con estos datos sobre la mesa y teniendo en cuenta que la mala calidad del aire es la principal causa de mortalidad por motivos no naturales en la ciudad de Madrid, la suspensión de facto de esta zona de bajas emisiones mediante la retirada de las multas que ha consumado el nuevo Gobierno municipal es una gravísima irresponsabilidad de dramáticas consecuencias para la salud de la población.

El acuerdo comercial entre la UE y Mercosur agravará la crisis climática y de biodiversidad, según Ecologistas en Acción

  • El acuerdo es equivalente en volumen comercial y población afectada a cuatro veces el CETA firmado con Canadá.
  • Tendrá un impacto negativo incalculable sobre la crisis climática y debilitará los derechos de las personas frente a los de las corporaciones.
  • La campaña No a los Tratados de Comercio e Inversión, integrada por más de 100 organizaciones sociales, sindicales, políticas, agrarias y ecologistas, entre las que se cuenta Ecologistas en Acción, ha calificado el anuncio como “una de las peores noticias de los últimos años”.

La Unión Europea ha cerrado con los países de Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay) un acuerdo negociado durante 19 años a espaldas de la ciudadanía, pese a ser el mayor acuerdo comercial alcanzado nunca por la Unión Europea. Afectará a 780 millones de personas y supone un espaldarazo a las políticas extremistas y ultraneoliberales de los presidentes Bolsonaro y Macri.

El tratado conlleva una liberalización muy importante del comercio entre ambos bloques  que beneficiará fundamentalmente a las grandes empresas europeas de industrias como la automovilística, la química, la farmacéutica o la textil y a los grandes exportadores de productos agropecuarios de los países de Mercosur, a costa de importantes impactos en el campo europeo y la desarticulación de muchos sectores industriales de Mercosur, con repercusiones muy negativas en el empleo y el medio ambiente.

Algunas de las consecuencias que implicará este acuerdo serán las siguientes:

– Europa recibirá una avalancha de productos de los países considerados “los graneros del mundo”. Los pequeños productores agrícolas y ganaderos se verán gravemente perjudicados, desaparecerán muchos de ellos y se dificultará la adopción de modelos de proximidad y ecológicos. Crisis como la del sector de la naranja, debida a las importaciones de Sudáfrica, se reproducirán en otros sectores.

– El incremento del transporte de mercancías a larga distancia con el consumo de combustibles fósiles asociado tendrá importantes repercusiones climáticas. Pero además, en lo referente al medio ambiente y la biodiversidad, en los países exportadores se incrementará el ya descontrolado ritmo de deforestación de la Amazonía y otros ecosistemas de gran importancia como el Cerrado brasileño o el Chaco en Argentina y Paraguay, ya muy mermados por la expansión de monocultivos agrícolas (soja) y ganadería (vacuno) a gran escala. El acaparamiento de tierras, las deforestación masiva, la invasión de reservas indígenas y los ataques a personas defensoras de la tierra, ya multiplicados en Brasil con Bolsonaro, se incrementarán aún más para satisfacer las exportaciones a Europa.

– Los consumidores europeos estarán más expuestos a alimentos cultivados en los países del mundo que más productos químicos tóxicos emplean. En Brasil, el gobierno de Bolsonaro está favoreciendo a la industria agroquímica incrementando de forma exponencial el ritmo de aprobación de nuevas sustancias hasta alcanzar más de una al día. Solo en 2019 ha aprobado el uso de 239 nuevos pesticidas, un tercio de los cuales no estarían autorizados en la UE. En Argentina el uso del glifosato de Monsanto/Bayer y otros 40 productos similares está totalmente extendido desde hace muchos años. En Uruguay el 97 % de las frutas y hortalizas presentaban en 2016 residuos de pesticidas.

– Como impuestos que son, la eliminación de aranceles supone un desvío directo de dinero de las arcas públicas hacia las empresas. El propio presidente de la comisión europea Juncker indicó al anunciar el acuerdo que las empresas europeas “ahorrarán cada año 4.000 millones de euros en impuestos” (frente a los 600 del CETA). Todo ese dinero son fondos públicos que los Estados de Mercosur dejarán de recibir de las empresas que exportan allí, en perjuicio de sus poblaciones. Pero en Europa, con una cifra no desvelada pero seguramente mucho mayor, sucederá lo mismo. Se dejarán de recaudar miles de millones de euros de las empresas que venden sus productos en nuestro continente. Es una ingente cantidad de recursos, que en lugar de regalarse a esas multinacionales podrían dedicarse a financiar la transición ecológica o a paliar los efectos dramáticos de la política migratoria de la UE.

Para la campaña No a los Tratados de Comercio e Inversión, de la que forma parte Ecologistas en Acción, este tratado supone una de las peores expresiones de la globalización. Los acuerdos tendrán efectos nocivos sobre el cambio climático, la biodiversidad y los derechos humanos, por una parte, y sobre los derechos de los trabajadores, agricultores, pequeños empresarios y consumidores y la salud, por otra. Brasil, por ejemplo, no ha ratificado algunos tratados internacionales muy relevantes en materia de derechos sindicales y de representación y negociación de las trabajadoras y los trabajadores.

Según la campaña el impulso final de las negociaciones, principalmente por parte de España y Alemania, “ha obedecido a intereses de coyuntura política y es totalmente injustificable desde un punto de vista social y del interés general”.

La firma de este acuerdo, promovido de forma entusiasta en las últimas semanas por el Gobierno español, supone la legitimación por parte de la UE de las políticas en contra de los movimientos sociales, los sindicatos, los pueblos indígenas y el medio ambiente de  los presidentes Bolsonaro y Macri.

El tratado deberá pasar aún por la aprobación de los parlamentos nacionales, por lo que la campaña No a los Tratados de Comercio e Inversión estudiará conjuntamente con diversas organizaciones sociales que se consideren afectadas las acciones a llevar a cabo para tratar de evitar la puesta en marcha de este dañino tratado.

Yago Martínez

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible: tan tuyos como míos

Hace ya casi 4 años que los líderes mundiales decidieron reunirse para desarrollar un conjunto de objetivos globales abarcando distintas áreas de la sociedad. Con esto se pretende que una vez entrado el 2030 podamos afirmar y demostrar que se han alcanzado unas metas específicas.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son:

  • Fin de la pobreza.
  • Hambre cero.
  • Salud y bienestar.
  • Educación de calidad.
  • Igualdad de género.
  • Agua limpia y saneamiento.
  • Energía asequible y no contaminante.
  • Trabajo decente y crecimiento económico.
  • Industria, innovación e infraestructura.
  • Reducción de las desigualdades.
  • Ciudades y comunidades sostenibles.
  • Producción y consumo responsables.
  • Acción por el clima.
  • Vida submarina.
  • Vida de ecosistemas terrestres.
  • Paz, justicia e instituciones sólidas.
  • Alianzas para lograr los objetivos.

Entre estos 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible se puede percibir el papel protagonista que cobra el medio ambiente. Muchos de estos fines presentan una vinculación con la sostenibilidad, protección de nuestro hábitat, y con una ciudadanía responsable en lo que hace y en cómo lo hace. Lo cierto es que el tiempo ya no entiende de prórrogas, ni nuestro planeta dispone de una segunda vida.

Es importante comprender que, la consecución y el cumplimiento de los fines propuestos no solo son compromiso de los gobiernos y líderes políticos que nos representan, sino una cuestión que nos incumbe a todos. Desde el sector privado, pasando por la sociedad civil, y, en definitiva, cualquier ciudadano que habite en este mundo. No importa la ideología, religión, creencias, culturas ni idiomas. En todos está la solución.

La sociedad demanda empresas y organizaciones más comprometidas con el medio ambiente

Por eso, llegados a este punto, conviene señalar que las empresas y organizaciones de todo el mundo, de una forma u otra, están inmersas en la consecución de dichos fines. Se está empezando a establecer unas directrices que perdurarán en el tiempo. Los sistemas de producción van a cambiar, muchos de los materiales que ahora se emplean en la fabricación de productos van a desaparecer para siempre. Incluso los clientes están modificando sus preferencias, costumbres, incluso la forma de ver la vida.

Con la nueva Ley del Cambio Climático, se está produciendo un crecimiento del número de empresas y organizaciones que se comprometen con los objetivos marcados para el 2030. Esta implicación creciente del sector privado en la gestión del impacto está, estrechamente, relacionada con la gran demanda social de lograr un sector empresarial más inclusivo y sostenible.

El 66% de los consumidores se declara favorable a pagar más por productos y servicios sostenibles, según datos de Nielsen.

Los valores de las empresas y su idiosincrasia van a influir determinantemente en sus ventas y en el éxito de sus productos. Pero comprometerse no es solo estar de acuerdo con algo, sino actuar. Y eso es lo que hacemos en Ecoactiva: apoyamos activamente a cualquier empresa u organización que quiera poner punto y final a los problemas medioambientales.

Te animamos para que tu cambio empiece desde ya. Nos importa que actúes con responsabilidad y compromiso. Existen muchas maneras de sumar y, sobre todo, de no seguir restando. Porque ese es el gran reto. Busca la forma más sostenible de actuar, pensar, convivir, trabajar, disfrutar, en definitiva, VIVIR. Y recuerda que los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible son tan tuyos como míos.

Alerta en el Día Europeo de los Parque Naturales

  • Doñana, el archipiélago Chinijo y las Hoces del Riaza son tres espacios con una excepcional riqueza natural, pero enfrentan amenazas que hacen peligrar su futuro
  • WWF reclama una mejora en la gestión de estos espacios naturales de gran valor

Con motivo del Día Europeo de los Parques Naturales, que se celebra mañana 24 de mayo, WWF recuerda los retos a los que se enfrentan estos enclaves de biodiversidad. Doñana es el humedal más grande de Europa; las Hoces del Río Riaza, en Segovia, albergan la colonia de buitres más importante del continente; mientras que el Archipiélago Chinijo, en las islas Canarias, constituye la reserva marina más grande de la Unión Europea. Sin embargo, la falta de planes de gestión que garanticen su protección efectiva o la sobreexplotación del acuífero, en el caso de Doñana, amenazan su futuro.

La riqueza natural de Doñana le ha valido ser nombrado Patrimonio de la Humanidad. Su corazón es parque nacional desde hace 50 años y las más de 68.000 mil hectáreas que lo rodean, parque natural desde 1989. La sobreexplotación del acuífero y el crecimiento sin control de la agricultura intensiva en los últimos años lo están secando y los arroyos ya casi no llevan agua a las marismas, un refugio para millones de aves.

Esto podría incrementarse por el dragado, la minería y el almacenamiento de gas cercanos a Doñana, actividades que deberían evitarse en el entorno de este espacio protegido. Debido al grave deterioro ambiental que sufre Doñana y el incumplimiento de las leyes europeas de protección de la naturaleza la Comisión Europea ha llevado a España ante el Tribunal de Justicia de la UE a principios de este año.

Por otro lado, el norte de la isla de Lanzarote esconde un paraíso marino poco conocido: el Archipiélago Chinijo. Más de 200 especies de peces y espectaculares cetáceos surcan estas aguas, desde los cachalotes pigmeo hasta delfines mulares o zifios. La protección de esta riqueza natural está en el aire porque desde finales de 2018 están suspendidas sus normas de conservación y lo más llamativo es que nunca, desde su creación en 1986, ha contado con un órgano de gestión específico, a diferencia de la mayoría de parques. Devolverle la categoría de parque natural está en manos del Cabildo Insular de Lanzarote, que todavía no ha aprobado dos instrumentos claves: el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) y el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG). Las medidas recogidas en estos planes permitirían enfrentar amenazas como los visitantes descontrolados o el furtivismo.

Por último, las escarpadas paredes de hasta 250 metros de altura esculpen el refugio perfecto para los cientos de buitres que anidan en las oquedades del Parque Natural de las Hoces del Río Riaza (Segovia). La excepcionalidad de este paisaje captó la atención de Félix Rodríguez de la Fuente -entonces vicepresidente de ADENA- quien promovió la creación de un Refugio de Rapaces en 1975 para conservar y recuperar estas aves. Pero no fue hasta 2004 cuando fue declarado espacio protegido y, desde entonces, también está pendiente de aprobarse el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG).

WWF trabaja desde hace décadas en estos tres espacios naturales – entre otros muchos – y quiere aprovechar este Día Europeo de los Parques Naturales para reclamar que se tomen medidas urgentes para su conservación.

Luis Suárez, responsable del programa de especies de WWF, afirma: “Tener el título de parque natural no garantiza la conservación de estos excepcionales espacios. La protección legal de estos espacios es un primer paso importante, pero debe ir acompañada de los correspondientes instrumentos de planificación y gestión y de la puesta en práctica de medidas concretas que garanticen la conservación de los valores naturales que se quieren proteger. Y esto no está ocurriendo”. Y añade: “En plena crisis de biodiversidad, cuando estamos sufriendo la sexta extinción masiva de especies, no nos podemos permitir tener espacios protegidos que solo existan sobre el papel”.

Mónica Timón

 

 

Greenpeace instala un contenedor-denuncia en la Gran Vía de Madrid para llamar la atención sobre el peligro de los bulos

  • La organización ecologista y pacifista ve un peligro para la defensa del medio ambiente y la democracia la presencia de bulos y noticias falsas en internet

El contenedor, de seis metros de largo por tres de alto y dos y medio de ancho, ha sido instalado en la acera de la confluencia de la Gran Vía madrileña y la calle Alcalá, frente al edificio Metrópoli y en él se puede leer el mensaje “Vota con conciencia, de lo contrario, cualquier bulo de internet podría alterar lo que piensas”, aunque para leer este mensaje hay que mirar el contenedor en diagonal, de lo contrario, solo se lee el mensaje “vota lo contrario de lo que piensas”. El objetivo de la acción es invitar a reflexionar sobre el fenómeno de los bulos en internet y sobre la necesidad de mirar todos los mensajes con espíritu crítico. El mensaje ha sido pintado por el colectivo artístico Unlogic Crew y permanecerá en la calle hasta el próximo domingo 26.

“El auge de la desinformación que circula por las redes sociales supone una dificultad añadida a la hora de defender el medio ambiente, la democracia y la paz, ya que confunden a gran parte de la población, limitando su capacidad de decidir libremente el sentido del voto, en base a una información veraz, y no a mensajes falsos”, ha declarado Javier Raboso, responsable del programa de Greenpeace de Democracia.

Investigación de desinformación en WhatsApp.

En los últimos meses, Greenpeace ha realizado una investigación para conocer qué bulos circulan por WhatsApp durante la campaña electoral, dónde ponen el foco y cuál es el origen de los mismos cuyos resultados ha publicado en su web. Como WhatsApp no es una red pública, Greenpeace realizó un rastreo de diferentes listas de difusión y habilitó un número de WhatsApp para la recepción de contenido dudoso Todos los mensajes recibidos se ha clasificado en función de temáticas: partidos políticos, nacionalismos, xenofobia, género, islamofobia, ONG y el sistema electoral..

Sobre el origen de la desinformación, de la investigación se desprende que más del 30% de los mensajes analizados no tienen una fuente conocida.. Son pantallazos de conversaciones, memes o imágenes que no redireccionan a ninguna web. Comprobar quién ha creado esos contenidos es casi imposible. El resto de noticias proceden mayoritariamente de plataformas o webs cuya deontología periodística ha sido cuestionada. En total, ha contabilizado casi medio centenar de portales o webs que generan este tipo de informaciones.

La preocupación de la organización por este tema radica en que para el 95,1 % de la población española la mensajería instantánea es el canal preferido para comunicarse, lo que ha transformado WhatstApp en un “medio de comunicación” muy eficaz para viralizar la desinformación. WhatsApp llega a más gente que las redes sociales pero, a diferencia de estas, no permite apenas control ni réplica. Además, ha sido una herramienta que ha contribuido notablemente a lograr victorias electorales como la de Bolsonaro en Brasil, cuyas políticas ponen nuestras vidas y el planeta al servicio de los mismos intereses que nos han llevado a la crisis ambiental y social que actualmente recorre el planeta.

Además, España es el país europeo donde más se cree en los bulos. Un 86% de la población no es capaz de distinguir una información verdadera de una falsa, a pesar de que el 60% de la población española cree lo contrario.

¿Cómo hemos hecho el análisis?

Greenpeace, con la ayuda de su equipo de voluntariado, ha recibido más de 300 informaciones, noticias o contenido, procedentes de diferentes listas de difusión de WhatsApp.

Este grupo de observación ha utilizado un formulario para clasificar los mensajes recibidos en función de su contenido; el nivel de crispación que pudo haber generado al compartirse; su procedencia y por dónde se habían viralizado (listas de difusión, WhatsApp familiar, etc).

Otro canal de recepción de este tipo de contenido ha sido BuloBlocker o número de WhatsApp que habilitó Greenpeace durante la campaña a las generales, así como socios y socias que también enviaron bulos que recibieron a través de WhatsApp.

Además de en la web, el informe puede consultarse en una original plataforma interactiva que simula a la red social WhatsApp.

Javier Raboso

Día Internacional de la Diversidad Biológica

Si hiciéramos números globales y entráramos en un juego hipotético “de rentabilidad”, podríamos decir algo así: la biodiversidad aporta 125 billones de euros a la economía mundial. ¡El PIB de las 20 mayores economías del mundo sumado es apenas la mitad! La organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es clara en este sentido y asegura que, si queremos alimentar al mundo, debemos cambiar de rumbo y que están en riesgo cultivos por valor de 235.000 a 577.000 millones $ /año porque perdemos, por ejemplo, polinizadores.

La importancia de la biodiversidad se fundamenta en lo que aporta cada especie y cada individuo. Cada uno de ellos forma la cadena trófica que conforma nuestro mundo y si un solo eslabón falta, esa cadena de funcionar. Todas las especies, incluida la humana, dependemos unos de otros. “La biodiversidad es la base de la vida. Por eso, desde FGN trabajamos para frenar la pérdida de los invertebrados y los microorganismos que habitan nuestros suelos sin los que no es posible mantener nuestra agricultura y nuestros sistemas productivos de manera sostenible a largo plazo”, asegura el director gerente de la Fundación, Eduardo de Miguel. Desde FGN queremos insistir en el Día Internacional de la Biodiversidad, que se celebra mañana 22 de mayo, que la biodiversidad es mucho más que su valor económico, a pesar de lo elevado que sea. La biodiversidad es la variedad de seres vivos que habitan el planeta y lo hacen tal y como es.

La agricultura es uno de los grandes focos en los que hay que centrar la mirada para dejar de perder biodiversidad y recuperar la que está en riesgo: si la agricultura no es sostenible, no será. En Fundación Global Nature (FGN) trabajamos para que las prácticas tradicionales se recuperen, para reducir los químicos en el campo y los tóxicos en la mesa.

De hecho, la biodiversidad proporciona muchos beneficios fundamentales para las personas, más allá de la provisión de materias primas. Y si esa biodiversidad se pierde, se multiplican las consecuencias negativas que condicionan el bienestar humano: fragilidad ante desastres naturales, la seguridad energética y alimentaria, dificultad para el acceso al agua limpia, por citar algunas.

Un millón de especies amenazadas

Es necesario que el valor de la biodiversidad cale en la sociedad para conseguir la implicación de todos y revertir así la enorme pérdida que estamos viviendo. El informe de la Plataforma Intergubernamental sobre la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos (IPBES), impulsado por 120 gobiernos y presentado a principios de mes en París, fue muy significativo en este sentido: un millón de los ocho millones de especies animales y vegetales existentes están amenazadas de extinción y podrían desaparecer en solo décadas. “Aunque en la última década hemos conseguido frenar el declive de las especies más emblemáticas de la península ibérica como el oso pardo, el lince ibérico o el águila imperial, entre otras, es muy preocupante la pérdida de la biodiversidad que no se ve”, añade Eduardo de Miguel.

La Fundación Global Nature desarrolla esta labor a través de proyectos europeos y en colaboración con empresas pioneras del sector agroalimenta­rio. Esta estrategia ha permitido desarrollar y tes­tar herramientas (softwares) y metodologías que permiten desde evaluar el riesgo climático hasta mejorar la gestión de la naturaleza a escala de ex­plotación agraria, determinando para cada medida indicadores y protocolos de verificación que ase­guren su trasferencia al mercado. Tras identificar aspectos críticos de sostenibilidad a lo largo de la cadena de suministro de numerosos productos agrarios y desarrollar protocolos de aprovisiona­miento sostenible con empresas transformadoras, productores y agricultores, se ha logrado la implan­tación de programas de aprovisionamiento soste­nible para diferentes materias primas y productos (ej. cultivos hortofrutícolas como el tomate, cultivos leñosos como el olivo, el pistacho o el viñedo), avanzando así en el camino de la sostenibilidad agraria.

¿Y tú, reciclas?

Con motivo del Día Internacional del Reciclaje en Ecoactiva nos hemos acercado a las personas para conocer su predisposición ante esta práctica. Nos hemos interesado en escuchar, compartir y rebatir. Tras pasar la tarde con un grupo de 8 ciudadanos, y charlar un rato sobre el reciclaje hemos podido obtener unas conclusiones finales.

En dicho grupo encontramos personas que jamás habían separado envases, y otras que lo llevan haciendo desde hace algunos meses, aunque, sorprendentemente, ninguna superaba el medio año haciéndolo.

Pero… ¿cuáles son los motivos que les lanzan a actuar de una manera u otra? ¿Cómo influye el entorno en nuestras decisiones y acciones? ¿Existe una influencia educativa o social? Vamos a intentar responder a estas cuestiones. Para ello hemos profundizado con una persona que jamás ha reciclado, y con otra que lleva 3 meses haciéndolo. Veamos sus respuestas.

 

ENTREVISTA 1


P: ¿Cuál es el motivo por el que no recicla?

R: En casa de mis padres jamás se ha reciclado. Somos una familia amplia, con 5 personas y 2 mascotas. La cantidad de basura que generamos es importante y siempre hemos pensado que requería un gran trabajo tener que estar separando todos los productos. Además, como vivo en una casa de campo no tengo contenedores amarillos, verdes y azules cerca, y tendría que coger el coche.

P: ¿Conoce los perjuicios de este comportamiento?

   R: La verdad es que ahora es cuando más concienciado estoy de los efectos negativos que tienen en el medio ambiente. La televisión e Internet tratan mucho los problemas medioambientales que hay, y cómo las personas hemos de actuar con responsabilidad. De una forma u otra mi comportamiento está cambiando. Por ejemplo, antes solía tirar algún que otro papel al suelo, o si iba a la playa enterraba en la arena los restos de comida tras haber pasado el día allí. Esas cosas ya no las hago. Hay algo que me lo impide.

P: ¿Cree que la educación ha influido en su comportamiento?

R: Creo que sí. Las personas copiamos modelos. Nuestra familia es nuestro referente desde pequeños, y por lo tanto imitamos sus acciones. Es cierto que antiguamente la situación no era tan grave, o por lo menos la ciudadanía no estaba tan concienciada de ello, ni los medios de comunicación avisaban tanto de los peligros. Eso ha cambiado. Y de ahí que poco a poco las personas también vayamos actuando de otra manera.

P: ¿Se ves separando residuos en un futuro próximo?

R: Sí. La semana pasada salió el tema en una conversación familiar. Las noticias cada vez son más sorprendentes, parece una situación límite. Creo que ya es hora de colocar cubos pequeños en casa, y empezar a separar lo básico: plásticos, vidrios y cartones.

 

ENTREVISTA 2


P: ¿Por qué decidió empezar a reciclar?

R: La verdad es que llevaba ya tiempo pensando en animarme, pero el hecho de tener 2 nenes en casa, e ir siempre con el tiempo justo para hacerlo todo, me echaba para atrás. Llegar del trabajo y ponerte a hacer la comida o la cena, y tener que estar pensando en tirar ciertas cosas en recipientes distintos me parecía un jaleo. Pero mi hermana probó en su casa, con su familia, y vi que lo podía compaginar perfectamente. ¿Por qué no iba a poder hacerlo yo?.

P: ¿Le supone mucho esfuerzo?

R: Para nada. Parece una cosa, pero luego es otra. Cuando le pillas “el truquillo” lo haces todo automático. Y no solo eso, sino que ya te acostumbras a ciertas conductas como por ejemplo quitar los envoltorios de los productos cuando llegas de comprar. Así, sin darte cuenta, ganas espacio en la despensa y armarios.

P: ¿Qué le diría a esa gente no separa los envases porque piensa que es un trabajo extra?

R: Que realmente no están en lo cierto. Les animaría a que hicieran la prueba durante una semana. Se darían cuenta de que tan solo se trata de un hábito. Cada día tienes que estar menos pendiente de dónde has de depositar cada cosa, incluso al final terminas haciéndolo sin darte cuenta.

P: ¿Cree que la educación ha influido en tu comportamiento?

R: Sí. Mis padres no reciclaban y la familia de mi marido tampoco, así que cuando nos fuimos a vivir juntos jamás nos lo planteamos. Pero también creo que los medios de comunicación cumplen un papel importante en cómo actuamos. Las personas estamos en continuo contacto con sus informaciones y, quieras o no terminan calándote.

P: ¿Piensa que sus hijos copiarán esta nueva conducta?

R: Los pequeños ya tienen una soltura increíble y además disfrutan de hacerlo, así que creo que van a seguir en esta línea. La verdad es que hoy en día están más concienciados de la gravedad de contaminar o de no actuar bien con el medio ambiente. Cuando alguno de mis hijos ve que alguien tira algún envase al suelo se sorprenden. Y confieso que ahora a mí también, pero años atrás no me llamaba la atención.

CONCLUSIONES

La educación sí influye. Tenemos la oportunidad de educar a los niños en valores de compromiso y respeto con nuestro medio ambiente. Si adquieren el hábito desde pequeños lo más probable es que sigan haciéndolo durante toda su vida.

La información fomenta que las personas actúen con mayor responsabilidad. Por eso, en Ecoactiva nos comprometemos a dar difusión a las actividades beneficiosas para nuestro medio ambiente y denunciar las que resulten perjudiciales.

No requiero un esfuerzo extra. Aunque parezca una acción trabajosa, es como todo, una vez te acostumbras a hacerlo, no supone ningún trabajo límite. No obstante, las facilidades sí importan. Es verdad que la implicación de las instituciones es fundamental. Es necesario que los vecinos tengan contenedores a su disposición a una distancia razonable, así como el material necesario para hacerlo. (Cubos, bolsas reutilizables, etc)

Bolsas reutilizables para reciclar | Ecoactiva

Por lo tanto, es hora de que te liberes de las excusas. Busca tu propia razón, pues tu aportación sí importa. No olvides que eres un modelo a seguir de las personas que te rodean. Y recuerda: el medio ambiente te necesita, ¡a ti y a los tuyos!

 

El fantástico don del medio ambiente

¿Alguna vez has pensado cómo se adapta el medio ambiente a los seres humanos? ¿y viceversa? Hoy te invito a abrir una puerta a la reflexión. ¿Te atreves?

Las personas desde siempre hemos aprovechando los recursos naturales -tales como el agua, la madera, las plantas o el terreno- para sobrevivir. Esto lo hace cualquier animal tanto para alimentarse, como para crear su propio refugio. El problema se desata cuando la ambición cruza los límites y esa es la triste realidad con la convivimos desde hace algunos años.

Actualidad

Ya no usamos los recursos naturales por supervivencia: ahora nos interesa explotarlos a nuestro antojo para conseguir de ellos una calidad de vida que nunca nos parece suficiente. Y siempre vamos a más. Obtenemos más bienes de los que realmente necesitamos, obviando la capacidad del medio ambiente para regenerarse. No actuamos para satisfacer nuestras necesidades básicas, buscamos las complementarias, lo excesivo.  Mientras tanto desgastamos el plantea a un ritmo vertiginoso debido a la contaminación, la pérdida de vegetación y biodiversidad, incluso extinción o desplazamiento de especies.

Las explotaciones mineras, petroleras, acuíferas, incluso las agrarias no cesan. La deforestación, la sobrepesca, aumentan. Y el planeta se va apagando. Si hay una cosa clara es que este ritmo es insostenible. En pocos años muchos de estos recursos naturales desaparecerán para siempre. Entonces ya no habrá vuelta atrás. Ya seremos nosotros los que tengamos que cambiar, a la fuerza, nuestro modo de vivir y comportarnos.

El eco de nuestras acciones en el medio ambiente

Mientras nosotros ponemos el foco de atención en nuestra calidad de vida y en el beneficio económico que ello nos genera, el ecosistema no se detiene. Los animales acuáticos viven esquivando nuestros residuos -principalmente plásticos– los barcos, incluso la masiva actividad pesquera. Las aves y gran cantidad de animales, buscan nuevos hábitats para poder comunicarse, lejos de la contaminación acústica que resuena en las ciudades, o reproducirse. Huyen de la caza, de las zonas que los seres humanos deciden urbanizar. Los árboles y las plantas intentan soportar el ruido de la tala, los incendios, las toneladas de basura que rondan a su alrededor.

En esta sencilla fotografía se percibe cómo la planta ha logrado encontrar su pequeño hueco, su nueva casa, a pesar de estar rodeada de asfalto, contaminación acústica, y lejos de cualquier tipo de vegetación. Esto es solo un reflejo de cómo la naturaleza sí intenta convivir en armonía con los seres humanos.

La planta nace y vive a pesar de no tener vegetación alrededor

La planta nace y sobrevive a pesar de no tener de vegetación alrededor | publiACTIVA

Reflexionemos

Por lo tanto y llegados a este punto te planteo una cuestión: ¿qué estamos dispuestos a hacer nosotros al respecto? Solo se trata de buscar el equilibrio. Acabar con la sobreexplotación de recursos naturales no significa no utilizarlos es su justa medida. El objetivo es lograr el modo de vivir comprometidos con aquello que nos ha regalado la vida: nuestro hábitat.

 

|A.MARTÍNEZ|

Los votantes potenciales en España figuran entre los que más apoyan que los partidos políticos hagan frente al cambio climático

Según un nuevo sondeo de Ipsos MORI publicado hoy, un 77% de votantes potenciales en 11 países europeos señalan el cambio climático como un elemento importante a la hora de decidir su voto en las elecciones al Parlamento Europeo en mayo. Mientras Greta Thunberg -joven sueca y activista por el clima- se dirige hoy al Parlamento Europeo, el sondeo indica que esta opinión está compartida por el voto joven (75% de los votantes potenciales menores de 30 años).

Además, esta encuesta muestra que la conservación del medio ambiente y el liderazgo europeo contra el cambio climático son también temas clave para una amplia mayoría de votantes potenciales en la ‘UE-11’.

A la hora de decidir a qué partido votar:

-Un 82% quiere un partido que obligue a las empresas más contaminantes a ser más limpias y dejar de destruir nuestro planeta.

-Un 82% quiere un partido que reduzca el uso de pesticidas y antibióticos en la producción de alimentos.

-Un 80% quiere un partido que trabaje para conservar la naturaleza y que pare a aquellos que destruyen nuestra biodiversidad.

-Un 73% quiere un partido que convierta a la UE en un líder mundial en la lucha contra el cambio climático.

El próximo 9 de mayo los jefes de Estado y Gobierno de la UE se darán cita en Sibiu (Rumanía) para debatir el futuro de la Unión Europea, dos semanas antes de las elecciones al Parlamento Europeo. Los resultados del sondeo mandan un mensaje claro a los responsables políticos actuales y futuros: la acción sobre el clima es un tema electoral de interés para los votantes y debería ser la piedra angular de la Europa que quiere la ciudadanía.

Laurence Tubiana, directora ejecutiva de European Climate Foundation, destaca que “Los resultados de este sondeo son un reflejo de la preocupación de los millones de europeos que han participado en manifestaciones en las ciudades europeas para pedir que nuestros líderes actúen contra el cambio climático. La acción por el clima no es un asunto partidista y queda claro que es un tema electoral clave para los votantes. Todos los partidos políticos deberían destacar la acción por el clima como prioridad; no hacerlo es no entender nada. Movilizar a la ciudadanía para que vote y se entusiasme con un nuevo proyecto para Europa requiere el compromiso con una Europa justa y verde, que escuche a sus ciudadanos”.

El caso de España

En el caso de España, el sondeo de Ipsos MORI indica que existen amplias mayorías de votantes potenciales que quieren que los partidos se comprometan a abordar el cambio climático y otros temas ambientales, desde el 74% al 88%, según el tema específico. Destacan los siguientes puntos:

-Reducir la factura de la energía e impulsar la transición energética: apoyado por un 88% de votantes potenciales en España.

-Fomentar la producción sostenible de alimentos (84%).

-Mantenerse firmes contra las empresas contaminantes (84%).

-Garantizar que Europa priorice la energía solar por el beneficio de las personas y de España como líder en energía limpia, y convertir a la UE en un líder en la lucha contra el cambio climático (en ambos casos apoyado por un 81% de los votantes potenciales).

Según David Howell, responsable de Clima y Energía de SEO/BirdLife, “Este sondeo indica que para una gran mayoría de votantes potenciales en España, a la hora de decidir su voto en las elecciones europeas, el compromiso de un partido político de actuar contra el cambio climático es importante. La ciudadanía quiere que los partidos de la UE y España lideren en materia de clima y energía verde, y que impulsen acciones para fomentar la transición a una energía más barata y limpia, mejorar la calidad del aire y la sostenibilidad de la agricultura, y conservar la naturaleza y la biodiversidad”.

Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife concluye: “España se encuentra en primera línea de los impactos del cambio climático en la UE, y una transición rápida y justa a una economía más verde promete beneficios enormes para nuestra economía y nuestra sociedad. Cualquier partido político en nuestro país que aspire a representar a España en Europa debería escuchar esta potente llamada de la ciudadanía, que quiere liderazgo y un compromiso claro y decidido en materia de clima, tanto en la campaña electoral como después en el Consejo Europeo y el Parlamento Europeo. Esto es clave, por ejemplo, a la hora de insistir en objetivos europeos más ambiciosos de reducción de emisiones de cara a 2030”.

Resultados del sondeo de Ipsos MORI

David Howell

Los gobiernos de la UE arrinconan la lucha contra el cambio climático

  • La UE ha aprobado el inicio de nuevas negociaciones comerciales con EEUU, pese a la retirada de este país del Acuerdo de París
  • El Gobierno español ha votado a favor, a pesar de que en mayo de 2018 aprobó unos Principios para los Acuerdos Comerciales en los que expresamente condicionaba su apoyo a nuevos acuerdos a la firma del Acuerdo de París
  • El TTIP fue congelado hace unos años tras el escándalo por unas negociaciones opacas y que socavaban los derechos laborales y medioambientales de la UE
    15 de abril de 2019-. La aprobación hoy en Bruselas de un mandato para iniciar nuevas negociaciones comerciales con Estados Unidos podría provocar el retorno del Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión (TTIP) de su tumba, a pesar de las objeciones presentadas por varios países de la UE por la retirada de EEUU del Acuerdo de París. El TTIP fue congelado hace unos años tras el escándalo de unas negociaciones opacas y que socavaban los derechos laborales y medioambientales de la UE.

La responsable de Comercio de Greenpeace, Naomi Ages, ha señalado: “El compromiso en la lucha contra el cambio climático debe ser una línea roja para cualquier acuerdo comercial negociado por la UE. Las conversaciones comerciales entre la UE y Trump pondrían seriamente en tela de juicio las decisiones de la UE sobre el cambio climático, ya que la comunidad científica advierte de que el tiempo para evitar el caos climático se está agotando. La UE no debe vender nuestro futuro para complacer a las multinacionales poderosas”.

El Gobierno francés ha votado en contra y el belga se abstenido, mientras que el resto de países han votado a favor, incluyendo el Gobierno español, que en mayo de 2018 aprobó unos Principios para los Acuerdos Comerciales en los que expresamente establecía que condiciona su apoyo a nuevos acuerdos comerciales a la firma del Acuerdo de París.

“El Gobierno de Pedro Sánchez ha pasado por alto la larga lista de criterios y condicionantes que su partido estableció el pasado 28 de mayo de 2018 cuando el Comité Federal del PSOE aprobó los Principios para los Tratados Comerciales donde establecía su ‘nueva’ política sobre comercio y globalización”, ha declarado Miguel Ángel Soto, portavoz de Greenpeace España. “En dicho documento, los responsables del PSOE afirman que el mandato que tienen es utilizar estos elementos de sus resoluciones como guía y filtro para construir sus posiciones respecto a los tratados comerciales. Por lo que vemos, no es así”.

Esta es la tercera vez que los principios del PSOE se convierten en papel mojado. Desde que Pedro Sánchez entró en el Gobierno, tras la moción de censura, ha dado su apoyo a los acuerdos comerciales entre la UE y Japón y la UE y Singapur.

Greenpeace lleva años demandando a la Comisión Europea y a los gobiernos nacionales que no apoyen la apertura de nuevas negociaciones comerciales con terceros países o bloques de países si estos no apoyan la lucha contra el cambio climático a través del compromiso con el Acuerdo de París de Naciones Unidas.

La aprobación de los mandatos de negociación comercial contravendrían directamente la resolución de “diplomacia climática” del Parlamento Europeo del verano de 2018 y su resolución sobre el cambio climático en marzo de 2019. Las resoluciones hicieron de la ratificación e implementación del acuerdo sobre el clima de París de la ONU un requisito para los países que desean entrar en acuerdos comerciales con la UE.

En marzo de 2019, Francia, España y Luxemburgo declararon que el cumplimiento del acuerdo sobre el clima de París debe ser una condición para entablar conversaciones comerciales.