Compromisos en sostenibilidad de Aguas Mahou San Miguel

  • La Unidad de Negocio de Aguas ha desarrollado su Plan de Compromisos de Sostenibilidad 2025, con tres ejes clave de trabajo: economía circular, entorno y personas
  • Impulsará proyectos que den una segunda vida a sus envases para alcanzar residuo cero en vertederos y otros encaminados a proteger los entornos naturales de sus manantiales de la mano de WWF o Seo Birdlife
  • Otros de sus objetivos son reducir un 8% su consumo de energía, tener una flota 100% sostenible, seguir fomentando el talento y el empleo en los entornos en los que opera y promover el bienestar de los consumidores

La Unidad de Negocio de Aguas de Mahou San Miguel acaba de establecer importantes compromisos en materia de sostenibilidad en una nueva hoja de ruta a seis años que supone una declinación del marco estratégico global “Somos 2020”, lanzado por la cervecera en 2018 con el objetivo de convertirse en referente activo del sector del Gran Consumo en Sostenibilidad.

Para ello, ha diseñado un plan de acción acorde a las necesidades y formatos del sector de aguas minerales en el que, entre otros ámbitos de actuación, pone su foco en la transición hacia un modelo más alienado con la economía circular. En este sentido, la compañía adquiere, entre otros, el compromiso de que en 2025 todos sus envases cuenten con un 100% de RPET (PET reciclado) y sean 100% reciclables. Un objetivo ambicioso en el que Mahou San Miguel ha logrado ya importantes avances, especialmente con su emblemática marca Solán de Cabras, que ya cuenta con un 50% de este material reciclado en todos sus envases que, además, son 100% reciclables, tanto en el caso de su icónica botella azul como en el de  la edición rosa que cada año lanza junto con la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Por otro lado, alineado con el enfoque circular que persigue con su negocio, la Unidad se compromete a impulsar proyectos que den una segunda vida a todos sus envases para alcanzar cero residuos sólidos en vertederos y, de forma paralela, se encuentra inmersa en un programa de optimización del gramaje de sus envases con el que ha logrado reducir un 886 toneladas sus emisiones de CO2 en los últimos 2 años.

En palabras de Jesús Núñez, director general de la Unidad de Negocio de Aguas de Mahou San Miguel, “la sostenibilidad siempre ha sido un pilar estratégico de nuestro negocio y ha guiado todos los pasos que hemos dado como compañía. Por ello, hemos querido dar uno más con la formulación de estos Compromisos, que serán la hoja de ruta para los próximos años en nuestro negocio de agua mineral”. Núñez también destaca que “somos conscientes de que las metas que nos hemos marcado son ambiciosas pero contamos con el mejor equipo para lograrlo y el apoyo de nuestros socios, clientes y proveedores”.

Reducción del consumo energético y protección de los entornos donde opera

La preservación del entorno es otro de los ejes de actuación que la Unidad de Negocio de Aguas de la cervecera reforzará de cara a 2025. En línea con ello, impulsará proyectos encaminados a proteger los parajes naturales de sus cuatro manantiales, ubicados en Beteta y Fuente del Arca (Cuenca), Los Villares (Jaén) y La Orotava (Santa Cruz de Tenerife), garantizando la calidad y sostenibilidad de los acuíferos. Una línea de trabajo que lleva años desarrollando junto a partners como WWF, con quien cada año lanza entre sus clientes de Hostelería una campaña de prevención de incendios que en 2018 contó con la participación de 400 establecimientos solo en Cuenca, área de influencia de dos de sus manantiales. De la misma manera, también intensificará su cuidado del entorno a través de su alianza con el Proyecto Libera de Seo Birdlife, centrada en la lucha contra el abandono de residuos en entornos naturales, también conocido como littering.

El ámbito de la energía también tiene cabida en los Compromisos 2025, ya que se ha marcado como meta adquirir el 100% de energía eléctrica verde y reducir un 8% su consumo total de energía en todas las instalaciones vinculadas a este ámbito de su negocio. Además, en línea con el objetivo de reducir su impacto ambiental, se compromete a contar con una flota 100% sostenible en 2025 y reducir un 25% sus emisiones de CO2 mediante la puesta en marcha de medidas centradas en la optimización de cargas en el transporte.

Foco en las personas a través del talento y del bienestar

Con más de 300 profesionales, la Unidad de Negocio de Aguas de Mahou San Miguel mantiene un firme compromiso con el desarrollo del talento y la creación de empleo joven en los entornos, locales y de carácter rural, en los que desarrolla su actividad. Una contribución que se materializa en diferentes acuerdos e iniciativas como su programa de becas en Castilla-La Mancha, que recientemente fue reconocido por el Gobierno regional por su contribución a la mejora del sistema de FP Dual y la profesionalización del alumnado de la comarca.

Marta Salguero/Marta Avilés

Huawei presenta su informe de sostenibilidad 2018

  • Inclusión digital, seguridad y confianza, protección del medio ambiente, y un ecosistema saludable e igualitario son los pilares de la estrategia de la compañía

Huawei ha dado a conocer, por undécimo año consecutivo, su Informe de Sostenibilidad 2018, titulado “Llevando lo digital a cada persona, hogar y organización para construir un mundo totalmente conectado e inteligente”. La nueva edición de 2018 manifiesta los cuatro pilares estratégicos sobre los que se asienta el plan de sostenibilidad de la compañía: inclusión digital, seguridad y confianza, protección del medio ambiente y un ecosistema saludable e igualitario.

A lo largo del año pasado, Huawei ha trabajado de manera constante para seguir contribuyendo a lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS, por sus siglas) de la ONU, construir un ecosistema sostenible y más inclusivo de la mano de sus partners, y ejecutar sus propias estrategias de sostenibilidad.

Durante la presentación del informe, Liang Hua, presidente de Huawei, ha comentado: «Huawei ha trabajado en crear valor para sus clientes a través de la innovación. Estamos haciendo todo lo posible para cerrar la brecha digital y satisfacer las necesidades mundiales relacionadas con la conectividad. Queremos que los servicios digitales sean más asequibles e igualitariamente accesibles para todos, manteniendo nuestro compromiso con el desarrollo social y económico».

Asimismo, ha destacado también la importancia de la protección del medio ambiente, un componente clave en las iniciativas de desarrollo sostenible de Huawei: «La eficiencia energética se ha convertido en un factor clave para las futuras redes de comunicaciones. Tenemos que usar menos energía para transmitir más datos y reducir el consumo total. Sin duda, las nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación pueden ayudarnos a conseguir este objetivo».

Tal y como se ha puesto de manifiesto durante la presentación, Huawei ha realizado numerosas innovaciones, tanto en el marco de la investigación de las redes 5G, como en el desarrollo de productos e ingeniería. La compañía ha logrado reducir el consumo de energía por site 5G a un 20% menos que el promedio de la industria. Esto ha sido posible gracias a los nuevos chipsets de Huawei, el software del sistema, los servicios profesionales y las tecnologías avanzadas de hardware y disipación de calor. Estas tecnologías innovadoras han hecho que el 5G de Huawei sea más eficiente energéticamente, convirtiéndolo en una tecnología ecológica.

Por su parte, Kevin Tao, miembro del Consejo Directivo y presidente del Comité de Desarrollo Sostenible de Huawei, ha asegurado: «Queremos llevar los beneficios de la tecnología digital a cada persona, hogar y organización. Para este fin, hemos lanzado una iniciativa de inclusión digital global llamada TECH4ALL. Ejemplo de ello es nuestra solución RuralStar, que ha conectado a 40 millones de habitantes en zonas rurales desde finales de 2018. Actualmente brindamos servicios de comunicaciones a más de 3.000 millones de personas en todo el mundo y estamos comprometidos a seguir respaldando las operaciones de red seguras en todo el mundo».

De cara al futuro, Huawei continuará enfocando sus esfuerzos en la construcción de un futuro mejor y sostenible.
En el siguiente enlace podrás acceder al Informe de Sostenibilidad 2018 de Huawei

Marina Huete

La turistificación del Pirineo: un modelo que no cuenta con el cambio climático

  • La Ecomarcha, la ruta en bicicleta de Ecologistas en Acción que estos días recorre la provincia de Huesca, participa hoy en la jornada de reivindicación organizada por CREFCO en Canfranc.
  • Ecologistas en Acción denuncia que el modelo de transporte que favorecen las políticas públicas actuales es el de grandes infraestructuras para turismos privados, desechando un sistema más vertebrador y equilibrado como el tren convencional, con el ejemplo más claro del ‘canfranero’ en el Pirineo central.
  • Asimismo, advierte de que el modelo de turismo basado en la ampliación y unión de estaciones de esquí asociado a grandes urbanizaciones en alta montaña es totalmente depredador.

El pelotón de la Ecomarcha de Ecologistas en Acción se ha unido a la jornada de reivindicación de CREFCO (coordinadora para la reapertura de la línea Canfranc-Olorón) para exigir la apuesta por el ferrocarril convencional como elemento vertebrador tanto para los propios habitantes como para un turismo más respetuoso con el territorio.

La punta de lanza de este modelo es la reapertura del paso ferroviario de Canfranc que permitiría la conexión con Francia y la mejora de toda la línea para convertirla en un medio de transporte óptimo para acceder al Pirineo sin necesidad de dañarlo.

Durante numerosas etapas de la presente edición de la Ecomarcha, se han comentado también las afecciones de la unión de estaciones. Un modelo basado en el desarrollismo urbanístico de hace unas décadas que parecía ya superado pero que ha vuelto a resurgir con proyectos de ampliación y/o unión de estaciones de esquí y grandes urbanizaciones asociadas.

Los casos más destacados son la unión de Formigal con las estaciones del valle de Aragón, urbanizando el santuario natural y cultural de Canal Roya, y la unión de la estación de Cerler (valle de Benasque) con una nueva estación en el valle de Castanesa en las puertas del Parque Posets-Maladeta.

Esta turistificación de paisajes de alta montaña implica masificar y urbanizar espacios emblemáticos por su alto valor natural y cultural (sin ir más lejos Canal Roya es la cuna de Aragón). También convertir estos lugares en urbanizaciones que esquilmarán los recursos de la zona, como la escasa agua de los arroyos de montaña y sus ibones, y que los transformarán de un modo irreversible.

Además, implica dar la espalda a una realidad evidente: apostar por el modelo del ladrillo es un grave error para nuestro territorio. Emblemático es el caso de Castanesa, un valle ganadero de apenas 200 habitantes donde está previsto construir una gran urbanización de más de 3.000 edificios.

Igualmente grave es obviar la realidad del cambio climático que ya indica que la nieve en el lado sur del Pirineo es un elemento en retroceso. Mientras los expertos recomiendan transformar las  estaciones de esquí en otro modelo de actividad de montaña ligada al paisaje, el Gobierno de Aragón, desoyendo las últimas evidencias científicas, ha decidido ampliarlas. Un error nefasto que solamente se puede entender sabiendo que estos proyectos se pagarán con dinero público aportado por el Gobierno de Aragón y que sus beneficios irán a bolsillos privados.

Por todo ello, Ecologistas en Acción defiende que el Pirineo merece un futuro equilibrado y real tanto para sus habitantes como para los turistas que lo visiten y lo aprecien por su valor. Algo muy lejos del modelo de turistificación planeado por las instituciones.

Paco Iturbe

 

Al «crecimiento verde» se le ha agotado el tiemp

  • Un informe científico publicado por European Environmental Bureau (EEB) confirma de forma contundente que no hay evidencias de que se pueda desligar el crecimiento económico de la degradación
  • A la luz de los datos, Ecologistas en Acción reitera que ningún estudio ha sido capaz de desmentir el hecho de que el crecimiento económico pasa irremisiblemente por la destrucción del planeta.
  • Es urgente abordar un decrecimiento a nivel mundial, empezando por los países enriquecidos, para que todas las personas puedan vivir dignamente, respetando los límites de la Tierra.

La red ecologista European Environmental Bureau (EEB), de la que forma parte Ecologistas en Acción, ha publicado un informe científico en el que se realiza una exhaustiva revisión bibliográfica en busca de evidencias que prueben un desacoplamiento entre el crecimiento económico y la destrucción ecológica.

El desacoplamiento (decoupling) es el proceso teórico según el cual mientras la economía continúa creciendo, las presiones ambientales decrecen. Estas mejoras ambientales se conseguirían mediante aumentos en la eficiencia y cambios tecnológicos.

La idea del desacoplamiento ha dominado en las últimas décadas la narrativa del discurso oficial sobre la sostenibilidad de organismos como la OCDE, la Comisión Europea, el Banco Mundial o Naciones Unidas. Esta teoría es la guía principal en el diseño de las políticas públicas actuales en España y los países de nuestro entorno.

Para Ecologistas en Acción, esta hipótesis es la que ha permitido ignorar, entre otras, las conclusiones demoledoras del informe ‘Los límites del crecimiento’, en el casi medio siglo transcurrido desde su publicación. Este informe, encargado por el Club de Roma y validado por datos recientes, ya advertía de que continuar por la senda del crecimiento económico ilimitado global conduciría al caos ecosocial.

Durante estas décadas se han escrito cientos de estudios científicos analizando de forma empírica la existencia de desacoplamiento entre el crecimiento económico y diversas presiones ambientales. El informe publicado hoy por EEB analiza decenas de estos artículos y encuentra una coincidencia en todos ellos: no existe evidencia empírica que justifique la idea del desacoplamiento como estrategia política tal y como la abanderan los defensores del crecimiento verde.

Decrecimiento económico como solución

Para constituir una respuesta válida al actual escenario de crisis ecológica, el desacoplamiento económico necesitaría ser absoluto, permanente, global y lo suficientemente rápido y extenso como para reducir las presiones medioambientales críticas. El informe muestra cómo, a pesar de que pueden llegar a existir episodios puntuales de desacoplamiento, estos no son significativos. Es decir, el crecimiento económico no se puede desligar de la degradación ambiental de manera general, solo en casos puntuales y de forma temporal.

Cuando se analizan esos casos, ya sea con relación a materiales, energía, agua, gases de efecto invernadero, suelos, contaminantes del agua o pérdida de la biodiversidad, el desacoplamiento casi siempre es relativo y/o local, observado durante un periodo de tiempo reducido. Los casos que afirman observar desacoplamientos absolutos siempre se refieren a periodos de tiempo cortos y afectan únicamente a ciertos recursos o impactos en regiones muy localizadas, con índices de mitigación muy bajos.

El informe se muestra además muy crítico con la idea de que esta realidad pueda cambiar en el futuro y alerta de que no hay tiempo para seguir esperando. Entre los elementos que sustentan este escepticismo se señalan el efecto rebote (la mayor eficiencia en el uso de un producto puede conducir finalmente a un aumento en su su uso), el previsible encarecimiento energético futuro, el limitado potencial real del reciclaje, o la mitificación del pretendido bajo impacto del sector servicios.

A la vista de la imposibilidad de justificar su efectividad, es una irresponsabilidad seguir promoviendo políticas públicas guiadas a todos los niveles por la idea del crecimiento verde. Evitar este debate es una estrategia más para seguir perpetuando políticas de crecimiento económico a toda costa.

La conclusión del informe es clara: enfrentarse a la crisis ecosocial  pasa por disminuir la producción y el consumo en los países más enriquecidos. Por ello, Samuel Martín-Sosa, responsable de Internacional de Ecologistas en Acción, ha recalcado que “resulta urgente un ejercicio de responsabilidad que plasme las conclusiones de este informe en términos políticos y deje de una vez por todas de alimentar la quimera del crecimiento económico sostenible, que nos ha introducido ya en un escenario de colapso socioecológico cuyas primeras consecuencias estamos viviendo”.

Para las organizaciones ecologistas, las políticas de eficiencia deben dejar paso a las de suficiencia, y el crecimiento debe terminar y dejar espacio a un decrecimiento a nivel mundial. Esa es la única vía posible para que todas las personas puedan vivir dignamente respetando  los límites del planeta Tierra.

Enlace al resumen ejecutivo traducido al español y al informe completo en inglés: https://www.ecologistasenaccion.org/?p=123891

Samuel Martín-Sosa

España es el segundo país del Mediterráneo donde más superficie arde cada año

  • El informe de WWF alerta que en nuestro país arden de media cerca de 100.000 hectáreas cada año en más de 12.000 siniestros
  • España comparte este grave problema con la parte mediterránea de Francia, Italia, Grecia, Portugal y Turquía. Por ello, los seis países se han unido para elaborar el primer informe mediterráneo sobre incendios

En España arden de media cerca de 100.000 hectáreas cada año en más de 12.000 incendios forestales. Esto lo convierte en el segundo país mediterráneo donde más superficie se quema, solo por detrás de Portugal. Así lo explica el informe anual de incendios de WWF “Arde el Mediterráneo”, elaborado conjuntamente por primera vez con las oficinas de WWF en Francia, Italia, Grecia, Portugal y Turquía por su especial vulnerabilidad ante los incendios, una situación que se agrava con el cambio climático. En el informe, la organización alerta de que estos países mediterráneos se enfrentan a la misma emergencia y pide a los gobiernos que unan esfuerzos en una Estrategia de Prevención de Incendios comunitaria. Los ciudadanos pueden sumar su voz a esta petición en ardeelmediterraneo.es

Más del 80% de la superficie total que se quema cada año en el continente europeo pertenece a Portugal, España, Francia, Italia, Grecia y Turquía. Sus montes arden año tras año una media de 375.000 hectáreas en más de 56.000 siniestros, con importantes daños ambientales y económicos y con un serio riesgo para las vidas humanas.

En ese contexto, WWF presenta su informe anual sobre incendios forestales llamado “Arde el Mediterráneo: Propuesta mediterránea de WWF para la prevención de incendios forestales”, elaborado por primera vez junto a las oficinas de la organización en los países del arco mediterráneo más afectados. En él, WWF analiza qué sucede en la región mediterránea para que su territorio arda en oleadas cada vez más peligrosas y las causas que hay detrás de estos incendios, y propone soluciones transfronterizas y compartidas.

El informe señala que, a pesar de la tendencia general decreciente en el número de incendios y en la superficie quemada desde la década de los ochenta, hay una peligrosa tendencia: los grandes incendios forestales (GIF), aquellos en los que arden más de 500 hectáreas. En España, en la última década, la proporción de GIF respecto al total de siniestros ha incrementado en un 20% y son, además, un 15% más grandes. De hecho, la oleada de incendios que recorre nuestro país ha calcinado al menos 10.000 hectáreas en apenas cinco días y las previsiones de un verano seco, largo y caluroso hacen temer que no serán los únicos.

Pero, además, ha aparecido una nueva generación de incendios en la Europa mediterránea: los superincendios, fuegos muy veloces, letales e imposibles de apagar a pesar de los avanzados dispositivos de extinción.

“Urge asumir que tenemos un problema para el que no estamos preparados”, afirma Lourdes  Hernández, experta en incendios forestales de WWF y autora principal del informe. “Los últimos superincendios han demostrado que el paisaje, los montes, los sistemas actuales de lucha contra los incendios y la sociedad en su conjunto no estamos preparados para estas tormentas de fuego generadas por el cambio climático. Es imprescindible cambiar nuestro enfoque en la lucha contra el fuego y apostar por la prevención en lugar de por la extinción”. Y concluye: “Si no, seguirá habiendo situaciones dramáticas como las vividas en Portugal y España en 2017 o en Grecia el año pasado, que en total dejaron 225 víctimas mortales”.

Así, los incendios han dejado de ser un problema forestal o rural para convertirse en emergencias civiles. Entre las causas, la alta siniestralidad debido a una arraigada cultura de fuego –quema de rastrojos, fogatas, etc.-, un paisaje con grandes acumulaciones de combustible altamente inflamable debido al abandono de usos, la ausencia de gestión y planificación forestal, casas intercaladas en el monte y el cambio climático, que proporcionan la receta perfecta para estos incendios.

Para WWF, la única estrategia eficaz para hacer frente a los incendios pasa por abordar estas causas y apostar por una prevención real: reducir la alta siniestralidad y hacer el territorio menos inflamable y más resiliente al cambio climático.

Constantinos Liarikos, responsable del programa de Conservación de WWF Grecia, comenta en nombre de las oficinas mediterráneas: “El informe muestra que, ya sea accidental o intencionadamente, el 96% de los incendios forestales en el Mediterráneo están causados por el ser humano. Esto significa que la prevención de incendios está también en nuestras manos. Tomar las medidas de prevención adecuadas y conocer qué hacer ante estos siniestros son dos de los elementos más importantes para evitarlos. Así podremos proteger de manera activa nuestros bosques y los servicios que nos ofrecen”.

Por ello, la principal petición de WWF a escala comunitaria es aprobar una Estrategia de Prevención de Incendios comunitaria, con medidas de prevención a largo plazo. La organización ha puesto en marcha una campaña de recogida de firmas en ardeelmediterraneo.es para que los ciudadanos sumen su voz a esta petición.

A escala nacional, WWF pide que se reduzca la alta siniestralidad, incrementando los esfuerzos en investigación de las causas y motivaciones de los incendios para adaptar las soluciones y acabar con la impunidad. Además, considera imprescindible reducir la inflamabilidad del paisaje, priorizando para ello las zonas de mayor riesgo de incendios forestales y promover planes de prevención basados en diversificar los usos y aprovechamientos, fomentar la gestión forestal, apostar por la ganadería extensiva y los sistemas agroforestales. Por último, WWF insiste en la importancia de combatir el cambio climático, que acelera e intensifica este grave problema.

Mónica Timón | WWF

Madrid Central: el segundo trimestre de 2019 ha sido el de más baja contaminación desde que se tiene registro

  • Ecologistas en Acción, tras analizar los datos de contaminación registrados a lo largo de junio, constata que este mes ha tenido también valores muy bajos en relación al contaminante por el que Madrid tiene abierto un procedimiento de infracción europeo, el dióxido de nitrógeno, NO2.
  • En el segundo trimestre del año (el único con el sistema de multas de Madrid Central funcionando al completo) se han constatado los niveles más bajos de contaminación por NO2, tanto en la estación de Plaza del Carmen (dentro del perímetro de Madrid Central) como en el valor medio de la red desde que esta comenzó a funcionar (enero de 2010). Por ello, resulta tremendamente irresponsable su suspensión de esta medida por parte del actual Gobierno municipal.

Los datos de contaminación correspondientes a junio de 2019 en Madrid fueron en general positivos, en comparación con los registros de años anteriores, pese a ser un mes con un único día de precipitación. Los niveles de dióxido de nitrógeno registrados este año fueron inferiores a los de 2018 en 15 de las 24 estaciones de la red. En cuanto al valor medio de la red correspondiente al mes de junio de 2019, el registro alcanzado, 25 µg/m3 (microgramos de contaminante por metro cúbico de aire), fue el segundo más bajo para un mes de junio de los últimos 10 años.

Resultan destacables los datos correspondientes a Plaza del Carmen, la única estación de la red ubicada dentro del perímetro de Madrid Central. En junio de 2019 registró 26 µg/m3, 12 menos (reducción del 32 %) que el registrado en 2018 (38 µg/m3), y cuatro menos (reducción del 13 %) que la medición más baja alcanzada en el mejor año del pasado. Por lo tanto, un mes más, los niveles de contaminación por NO2 registrados en Plaza del Carmen en 2019, con Madrid Central en marcha, fueron nítidamente inferiores a los registrados en junio de los nueve años anteriores.

Se produjeron también reducciones muy marcadas de los niveles de contaminación por NO2 en diversas estaciones en relación a los niveles medios de los años anteriores: 12 µg/m3 en Cuatro Caminos; 9 µg/m3 en Retiro; 8 µg/m3 en Escuelas Aguirre y 7 µg/m3 en Castellana y Plaza de Castilla. Las reducciones más modestas se registraron en estaciones periféricas de la red: 2 µg/m3 en Sanchinarro, Casa de Campo, El Pardo y Barajas Pueblo. En conjunto, el valor medio de la red experimentó una disminución de 5 µg/m3 (17 % de reducción) respecto al valor medio de los nueve años anteriores (ver figuras).

Un mes más los datos indican que no existe evidencia alguna del llamado «efecto frontera», puesto que no se detecta incremento de contaminación en las zonas aledañas al perímetro de Madrid Central. Al contrario, Madrid Central ha ejercido un «efecto contagio», ya que la tendencia clara tanto en junio como en todo el segundo trimestre es a una reducción generalizada de la contaminación por NO2 en toda la ciudad, más intensa en el perímetro de Madrid Central y las zonas adyacentes, y más modesta hacia la periferia.

El mejor trimestre

Conviene recordar que el sistema de multas a los vehículos infractores se puso en marcha el 16 de marzo, por lo que el segundo trimestre (de abril a junio) es el único completo con este sistema funcionando.

Entre los datos más destacados del trimestre, cabe señalar:

1. En Plaza del Carmen en abril se alcanza el valor mensual más bajo registrado en la historia de dicha estación (para cualquier mes), 22 µg/m3 por dióxido de nitrógeno.

2. En lo referido al valor medio de la red, en mayo se alcanza el dato mensual más bajo registrado (para cualquier mes) desde que la actual red comenzó a funcionar (enero de 2010) para este mismo contaminante.

3. En su conjunto, el segundo trimestre ha sido el que ha registrado los niveles más bajos de contaminación por NO2, tanto en la estación de Plaza del Carmen (dentro del perímetro de Madrid Central) como en el valor medio de la red.

En definitiva, los datos muestran con nitidez una consolidación de los efectos positivos que Madrid Central ejerce sobre la calidad del aire, tanto dentro del perímetro de aplicación de la medida como en general en toda la ciudad, ya que los registros son claramente mejores que los correspondientes a los años anteriores.

Para Ecologistas en Acción, con estos datos sobre la mesa y teniendo en cuenta que la mala calidad del aire es la principal causa de mortalidad por motivos no naturales en la ciudad de Madrid, la suspensión de facto de esta zona de bajas emisiones mediante la retirada de las multas que ha consumado el nuevo Gobierno municipal es una gravísima irresponsabilidad de dramáticas consecuencias para la salud de la población.

El acuerdo comercial entre la UE y Mercosur agravará la crisis climática y de biodiversidad, según Ecologistas en Acción

  • El acuerdo es equivalente en volumen comercial y población afectada a cuatro veces el CETA firmado con Canadá.
  • Tendrá un impacto negativo incalculable sobre la crisis climática y debilitará los derechos de las personas frente a los de las corporaciones.
  • La campaña No a los Tratados de Comercio e Inversión, integrada por más de 100 organizaciones sociales, sindicales, políticas, agrarias y ecologistas, entre las que se cuenta Ecologistas en Acción, ha calificado el anuncio como “una de las peores noticias de los últimos años”.

La Unión Europea ha cerrado con los países de Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay) un acuerdo negociado durante 19 años a espaldas de la ciudadanía, pese a ser el mayor acuerdo comercial alcanzado nunca por la Unión Europea. Afectará a 780 millones de personas y supone un espaldarazo a las políticas extremistas y ultraneoliberales de los presidentes Bolsonaro y Macri.

El tratado conlleva una liberalización muy importante del comercio entre ambos bloques  que beneficiará fundamentalmente a las grandes empresas europeas de industrias como la automovilística, la química, la farmacéutica o la textil y a los grandes exportadores de productos agropecuarios de los países de Mercosur, a costa de importantes impactos en el campo europeo y la desarticulación de muchos sectores industriales de Mercosur, con repercusiones muy negativas en el empleo y el medio ambiente.

Algunas de las consecuencias que implicará este acuerdo serán las siguientes:

– Europa recibirá una avalancha de productos de los países considerados “los graneros del mundo”. Los pequeños productores agrícolas y ganaderos se verán gravemente perjudicados, desaparecerán muchos de ellos y se dificultará la adopción de modelos de proximidad y ecológicos. Crisis como la del sector de la naranja, debida a las importaciones de Sudáfrica, se reproducirán en otros sectores.

– El incremento del transporte de mercancías a larga distancia con el consumo de combustibles fósiles asociado tendrá importantes repercusiones climáticas. Pero además, en lo referente al medio ambiente y la biodiversidad, en los países exportadores se incrementará el ya descontrolado ritmo de deforestación de la Amazonía y otros ecosistemas de gran importancia como el Cerrado brasileño o el Chaco en Argentina y Paraguay, ya muy mermados por la expansión de monocultivos agrícolas (soja) y ganadería (vacuno) a gran escala. El acaparamiento de tierras, las deforestación masiva, la invasión de reservas indígenas y los ataques a personas defensoras de la tierra, ya multiplicados en Brasil con Bolsonaro, se incrementarán aún más para satisfacer las exportaciones a Europa.

– Los consumidores europeos estarán más expuestos a alimentos cultivados en los países del mundo que más productos químicos tóxicos emplean. En Brasil, el gobierno de Bolsonaro está favoreciendo a la industria agroquímica incrementando de forma exponencial el ritmo de aprobación de nuevas sustancias hasta alcanzar más de una al día. Solo en 2019 ha aprobado el uso de 239 nuevos pesticidas, un tercio de los cuales no estarían autorizados en la UE. En Argentina el uso del glifosato de Monsanto/Bayer y otros 40 productos similares está totalmente extendido desde hace muchos años. En Uruguay el 97 % de las frutas y hortalizas presentaban en 2016 residuos de pesticidas.

– Como impuestos que son, la eliminación de aranceles supone un desvío directo de dinero de las arcas públicas hacia las empresas. El propio presidente de la comisión europea Juncker indicó al anunciar el acuerdo que las empresas europeas “ahorrarán cada año 4.000 millones de euros en impuestos” (frente a los 600 del CETA). Todo ese dinero son fondos públicos que los Estados de Mercosur dejarán de recibir de las empresas que exportan allí, en perjuicio de sus poblaciones. Pero en Europa, con una cifra no desvelada pero seguramente mucho mayor, sucederá lo mismo. Se dejarán de recaudar miles de millones de euros de las empresas que venden sus productos en nuestro continente. Es una ingente cantidad de recursos, que en lugar de regalarse a esas multinacionales podrían dedicarse a financiar la transición ecológica o a paliar los efectos dramáticos de la política migratoria de la UE.

Para la campaña No a los Tratados de Comercio e Inversión, de la que forma parte Ecologistas en Acción, este tratado supone una de las peores expresiones de la globalización. Los acuerdos tendrán efectos nocivos sobre el cambio climático, la biodiversidad y los derechos humanos, por una parte, y sobre los derechos de los trabajadores, agricultores, pequeños empresarios y consumidores y la salud, por otra. Brasil, por ejemplo, no ha ratificado algunos tratados internacionales muy relevantes en materia de derechos sindicales y de representación y negociación de las trabajadoras y los trabajadores.

Según la campaña el impulso final de las negociaciones, principalmente por parte de España y Alemania, “ha obedecido a intereses de coyuntura política y es totalmente injustificable desde un punto de vista social y del interés general”.

La firma de este acuerdo, promovido de forma entusiasta en las últimas semanas por el Gobierno español, supone la legitimación por parte de la UE de las políticas en contra de los movimientos sociales, los sindicatos, los pueblos indígenas y el medio ambiente de  los presidentes Bolsonaro y Macri.

El tratado deberá pasar aún por la aprobación de los parlamentos nacionales, por lo que la campaña No a los Tratados de Comercio e Inversión estudiará conjuntamente con diversas organizaciones sociales que se consideren afectadas las acciones a llevar a cabo para tratar de evitar la puesta en marcha de este dañino tratado.

Yago Martínez

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible: tan tuyos como míos

Hace ya casi 4 años que los líderes mundiales decidieron reunirse para desarrollar un conjunto de objetivos globales abarcando distintas áreas de la sociedad. Con esto se pretende que una vez entrado el 2030 podamos afirmar y demostrar que se han alcanzado unas metas específicas.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son:

  • Fin de la pobreza.
  • Hambre cero.
  • Salud y bienestar.
  • Educación de calidad.
  • Igualdad de género.
  • Agua limpia y saneamiento.
  • Energía asequible y no contaminante.
  • Trabajo decente y crecimiento económico.
  • Industria, innovación e infraestructura.
  • Reducción de las desigualdades.
  • Ciudades y comunidades sostenibles.
  • Producción y consumo responsables.
  • Acción por el clima.
  • Vida submarina.
  • Vida de ecosistemas terrestres.
  • Paz, justicia e instituciones sólidas.
  • Alianzas para lograr los objetivos.

Entre estos 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible se puede percibir el papel protagonista que cobra el medio ambiente. Muchos de estos fines presentan una vinculación con la sostenibilidad, protección de nuestro hábitat, y con una ciudadanía responsable en lo que hace y en cómo lo hace. Lo cierto es que el tiempo ya no entiende de prórrogas, ni nuestro planeta dispone de una segunda vida.

Es importante comprender que, la consecución y el cumplimiento de los fines propuestos no solo son compromiso de los gobiernos y líderes políticos que nos representan, sino una cuestión que nos incumbe a todos. Desde el sector privado, pasando por la sociedad civil, y, en definitiva, cualquier ciudadano que habite en este mundo. No importa la ideología, religión, creencias, culturas ni idiomas. En todos está la solución.

La sociedad demanda empresas y organizaciones más comprometidas con el medio ambiente

Por eso, llegados a este punto, conviene señalar que las empresas y organizaciones de todo el mundo, de una forma u otra, están inmersas en la consecución de dichos fines. Se está empezando a establecer unas directrices que perdurarán en el tiempo. Los sistemas de producción van a cambiar, muchos de los materiales que ahora se emplean en la fabricación de productos van a desaparecer para siempre. Incluso los clientes están modificando sus preferencias, costumbres, incluso la forma de ver la vida.

Con la nueva Ley del Cambio Climático, se está produciendo un crecimiento del número de empresas y organizaciones que se comprometen con los objetivos marcados para el 2030. Esta implicación creciente del sector privado en la gestión del impacto está, estrechamente, relacionada con la gran demanda social de lograr un sector empresarial más inclusivo y sostenible.

El 66% de los consumidores se declara favorable a pagar más por productos y servicios sostenibles, según datos de Nielsen.

Los valores de las empresas y su idiosincrasia van a influir determinantemente en sus ventas y en el éxito de sus productos. Pero comprometerse no es solo estar de acuerdo con algo, sino actuar. Y eso es lo que hacemos en Ecoactiva: apoyamos activamente a cualquier empresa u organización que quiera poner punto y final a los problemas medioambientales.

Te animamos para que tu cambio empiece desde ya. Nos importa que actúes con responsabilidad y compromiso. Existen muchas maneras de sumar y, sobre todo, de no seguir restando. Porque ese es el gran reto. Busca la forma más sostenible de actuar, pensar, convivir, trabajar, disfrutar, en definitiva, VIVIR. Y recuerda que los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible son tan tuyos como míos.

Alerta en el Día Europeo de los Parque Naturales

  • Doñana, el archipiélago Chinijo y las Hoces del Riaza son tres espacios con una excepcional riqueza natural, pero enfrentan amenazas que hacen peligrar su futuro
  • WWF reclama una mejora en la gestión de estos espacios naturales de gran valor

Con motivo del Día Europeo de los Parques Naturales, que se celebra mañana 24 de mayo, WWF recuerda los retos a los que se enfrentan estos enclaves de biodiversidad. Doñana es el humedal más grande de Europa; las Hoces del Río Riaza, en Segovia, albergan la colonia de buitres más importante del continente; mientras que el Archipiélago Chinijo, en las islas Canarias, constituye la reserva marina más grande de la Unión Europea. Sin embargo, la falta de planes de gestión que garanticen su protección efectiva o la sobreexplotación del acuífero, en el caso de Doñana, amenazan su futuro.

La riqueza natural de Doñana le ha valido ser nombrado Patrimonio de la Humanidad. Su corazón es parque nacional desde hace 50 años y las más de 68.000 mil hectáreas que lo rodean, parque natural desde 1989. La sobreexplotación del acuífero y el crecimiento sin control de la agricultura intensiva en los últimos años lo están secando y los arroyos ya casi no llevan agua a las marismas, un refugio para millones de aves.

Esto podría incrementarse por el dragado, la minería y el almacenamiento de gas cercanos a Doñana, actividades que deberían evitarse en el entorno de este espacio protegido. Debido al grave deterioro ambiental que sufre Doñana y el incumplimiento de las leyes europeas de protección de la naturaleza la Comisión Europea ha llevado a España ante el Tribunal de Justicia de la UE a principios de este año.

Por otro lado, el norte de la isla de Lanzarote esconde un paraíso marino poco conocido: el Archipiélago Chinijo. Más de 200 especies de peces y espectaculares cetáceos surcan estas aguas, desde los cachalotes pigmeo hasta delfines mulares o zifios. La protección de esta riqueza natural está en el aire porque desde finales de 2018 están suspendidas sus normas de conservación y lo más llamativo es que nunca, desde su creación en 1986, ha contado con un órgano de gestión específico, a diferencia de la mayoría de parques. Devolverle la categoría de parque natural está en manos del Cabildo Insular de Lanzarote, que todavía no ha aprobado dos instrumentos claves: el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) y el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG). Las medidas recogidas en estos planes permitirían enfrentar amenazas como los visitantes descontrolados o el furtivismo.

Por último, las escarpadas paredes de hasta 250 metros de altura esculpen el refugio perfecto para los cientos de buitres que anidan en las oquedades del Parque Natural de las Hoces del Río Riaza (Segovia). La excepcionalidad de este paisaje captó la atención de Félix Rodríguez de la Fuente -entonces vicepresidente de ADENA- quien promovió la creación de un Refugio de Rapaces en 1975 para conservar y recuperar estas aves. Pero no fue hasta 2004 cuando fue declarado espacio protegido y, desde entonces, también está pendiente de aprobarse el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG).

WWF trabaja desde hace décadas en estos tres espacios naturales – entre otros muchos – y quiere aprovechar este Día Europeo de los Parques Naturales para reclamar que se tomen medidas urgentes para su conservación.

Luis Suárez, responsable del programa de especies de WWF, afirma: “Tener el título de parque natural no garantiza la conservación de estos excepcionales espacios. La protección legal de estos espacios es un primer paso importante, pero debe ir acompañada de los correspondientes instrumentos de planificación y gestión y de la puesta en práctica de medidas concretas que garanticen la conservación de los valores naturales que se quieren proteger. Y esto no está ocurriendo”. Y añade: “En plena crisis de biodiversidad, cuando estamos sufriendo la sexta extinción masiva de especies, no nos podemos permitir tener espacios protegidos que solo existan sobre el papel”.

Mónica Timón

 

 

Greenpeace instala un contenedor-denuncia en la Gran Vía de Madrid para llamar la atención sobre el peligro de los bulos

  • La organización ecologista y pacifista ve un peligro para la defensa del medio ambiente y la democracia la presencia de bulos y noticias falsas en internet

El contenedor, de seis metros de largo por tres de alto y dos y medio de ancho, ha sido instalado en la acera de la confluencia de la Gran Vía madrileña y la calle Alcalá, frente al edificio Metrópoli y en él se puede leer el mensaje “Vota con conciencia, de lo contrario, cualquier bulo de internet podría alterar lo que piensas”, aunque para leer este mensaje hay que mirar el contenedor en diagonal, de lo contrario, solo se lee el mensaje “vota lo contrario de lo que piensas”. El objetivo de la acción es invitar a reflexionar sobre el fenómeno de los bulos en internet y sobre la necesidad de mirar todos los mensajes con espíritu crítico. El mensaje ha sido pintado por el colectivo artístico Unlogic Crew y permanecerá en la calle hasta el próximo domingo 26.

“El auge de la desinformación que circula por las redes sociales supone una dificultad añadida a la hora de defender el medio ambiente, la democracia y la paz, ya que confunden a gran parte de la población, limitando su capacidad de decidir libremente el sentido del voto, en base a una información veraz, y no a mensajes falsos”, ha declarado Javier Raboso, responsable del programa de Greenpeace de Democracia.

Investigación de desinformación en WhatsApp.

En los últimos meses, Greenpeace ha realizado una investigación para conocer qué bulos circulan por WhatsApp durante la campaña electoral, dónde ponen el foco y cuál es el origen de los mismos cuyos resultados ha publicado en su web. Como WhatsApp no es una red pública, Greenpeace realizó un rastreo de diferentes listas de difusión y habilitó un número de WhatsApp para la recepción de contenido dudoso Todos los mensajes recibidos se ha clasificado en función de temáticas: partidos políticos, nacionalismos, xenofobia, género, islamofobia, ONG y el sistema electoral..

Sobre el origen de la desinformación, de la investigación se desprende que más del 30% de los mensajes analizados no tienen una fuente conocida.. Son pantallazos de conversaciones, memes o imágenes que no redireccionan a ninguna web. Comprobar quién ha creado esos contenidos es casi imposible. El resto de noticias proceden mayoritariamente de plataformas o webs cuya deontología periodística ha sido cuestionada. En total, ha contabilizado casi medio centenar de portales o webs que generan este tipo de informaciones.

La preocupación de la organización por este tema radica en que para el 95,1 % de la población española la mensajería instantánea es el canal preferido para comunicarse, lo que ha transformado WhatstApp en un “medio de comunicación” muy eficaz para viralizar la desinformación. WhatsApp llega a más gente que las redes sociales pero, a diferencia de estas, no permite apenas control ni réplica. Además, ha sido una herramienta que ha contribuido notablemente a lograr victorias electorales como la de Bolsonaro en Brasil, cuyas políticas ponen nuestras vidas y el planeta al servicio de los mismos intereses que nos han llevado a la crisis ambiental y social que actualmente recorre el planeta.

Además, España es el país europeo donde más se cree en los bulos. Un 86% de la población no es capaz de distinguir una información verdadera de una falsa, a pesar de que el 60% de la población española cree lo contrario.

¿Cómo hemos hecho el análisis?

Greenpeace, con la ayuda de su equipo de voluntariado, ha recibido más de 300 informaciones, noticias o contenido, procedentes de diferentes listas de difusión de WhatsApp.

Este grupo de observación ha utilizado un formulario para clasificar los mensajes recibidos en función de su contenido; el nivel de crispación que pudo haber generado al compartirse; su procedencia y por dónde se habían viralizado (listas de difusión, WhatsApp familiar, etc).

Otro canal de recepción de este tipo de contenido ha sido BuloBlocker o número de WhatsApp que habilitó Greenpeace durante la campaña a las generales, así como socios y socias que también enviaron bulos que recibieron a través de WhatsApp.

Además de en la web, el informe puede consultarse en una original plataforma interactiva que simula a la red social WhatsApp.

Javier Raboso